Realidad y ficción en las nuevas obras de Miguel Herráez

0
469

Redacción

lavidacelular150 herraez
Portada de la novela

La vida celular es la quinta novela de Miguel Herráez (Valencia, 1957), catedrático de Literatura Española en la Universidad Cardenal Herrera-CEU, que anteriormente ha publicado Click (1994), Confía en mí (1999), Bajo la lluvia (2000) y Detrás de los tilos (2007). Además de la novela Herráez publica un dietario, Diario de París con 26 notas a pie.
El autor confiesa que para esta novela ha intentado investigar con el discurso, mezclar monólogo, descripción y diálogo, todo ello sin dar ninguna alerta al lector. “Lo que quería era romper el modelo estándar del relato, no utilizar el flashback que fuera evidente, que fuese más bien unas traslación natural, esos cambios de tiempo que no son evidentes anunciándose y que busca a un lector exigente”, sentencia Herráez. El autor dice buscar “una narración con mucho ritmo para que se suba el lector y vea el precipicio con vértigo pero sin llegar a caerse en él”, remarca.
Herráez recuerda, “lo curioso es que, mientras escribía esta novela, a la par fui escribiendo un diario que no es ficción (Diario de París con 26 notas a pie, Ediciones Trea) y observo que ambos textos interactúan en alguna medida, se complementan, si bien son distintos”, añade.
Según señala el autor, “en el diario empecé a trabajar hace cuatro años, la novela salió como un suspiro, prácticamente en año y medio, por eso hay cierta interrelación, hay pequeñas reflexiones que aparecen en la novela y luego también aparecen en el diario, los dos libros los trabajé en Paris”.

Narración en el dietario

diario paris
Portada del dietario

El escritor valenciano Miguel Herráez propone en su nuevo libro, Diario de París con 26 notas a pie, un recorrido por la capital francesa plagado de referencias literarias a escritores como Julio Cortázar, Ernest Hemingway, Franz Kafka o Georges Orwell.
Publicado por la editorial Trea, Diario de París es, según su autor, un relato repleto de vinculaciones históricas, literarias, cinematográficas y pictóricas, que abarcan desde la ocupación alemana hasta los cafés literarios a los que acudían autores de ambas orillas del Atlántico. Diario de París con 26 notas a pie nos sitúa frente a una narración atípica, una reflexión que no pretende entrar en academicismos pero sí plantearse, a través de un dietarismo que indaga en los imaginarios urbanos y culturales, algunas de las formas menores que acompañan a los seres humanos y que versan sobre los siempre viejos y recurrentes temas de la vida y de la muerte. “ lo que intento es hablar del ser humano, el sentido del todo,. reflexionar sobre el hombre y su condición”.

La vida celular
En su última novela, el autor aprovecha para dibujar los alrededores difusos en los que se mueve la ideología de una persona con el transcurso del tiempo.Una llamada telefónica activará la prehistoria del protagonista, un desencantado psicólogo y profesor universitario que revivirá unos recuerdos que creía olvidados. El tardofranquismo y la Valencia de aquella época es el espacio temporal elegido para contextualizar la hitoria. “Una Valencia que yo bien recuerdo y que puedo describir”, sentencia Herráez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: *