Obama prioriza la reforma de la ley de inmigración

0
896

En el segundo mandato de Barack Obama, republicanos y demócratas, por primera vez en muchos años, están dispuestos a hacer frente al problema de la inmigración juntos. Ambas partes trabajan activamente en la búsqueda de una solución.

 

Barack Obama reunido con su vicepresidente Joe Biden y el secretario de estado, John Kerry. / The White House
Barack Obama reunido con su vicepresidente Joe Biden y el secretario de estado, John Kerry. / The White House

La difícil situación de los inmigrantes en Estados Unidos ya es una prioridad en la agenda de Barack Obama, presidente del país. . “Sin duda es un ofrecimiento que responde a la oferta de su campaña”, declara Víctor Sáez, Portavoz de la Federación Estatal de Asociaciones de Inmigrantes y Refugiados, FERINE.

Alrededor de 11 millones de personas no autorizadas viven en el país, un dato que no pasa desaparcebido para las autoridades  estadounidenses que han decidido tomar las medidas pertinentes. “Tanto la ley como Obama han tomado conciencia del problema” afirma Daniel Mangis, agregado de prensa adjunto de la embajada de los Estados Unidos en España. Mangis afirma que el líder del país ha observado que la mayoría de estas personas “ no buscan problemas sino que son miembros activos de la comunidad”. Por ello la ley de inmigración se enfrenta a una reforma que contribuya a mejorar una realidad que está latente en muchas partes del país. Consiste en unos códigos de inmigración que contempla, entre otros, unos procedimientos que aseguren que no se permita la residencia a las personas con antecedentes penales para garantizar la seguridad pública. En este sentido, Mangis recuerda las palabras de Janet Napolitano, Secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos : “ Hay que alentar a los inmigrantes a optar por una inmigración legal en lugar de violar la ley”.

Para Sáez, está reforma es “algo necesario aunque insuficiente” porque según el portavoz es un precepto que no cuenta con la opinión de los propios inmigrantes, en particular con el “colectivo mexicano”. Para algunos la vulneración de los derechos humanos a los inmigrantes y las malas condiciones hasta sus deportaciones son un hecho, sin embargo Mangis recalca que el gobierno de Estados Unidos “siempre da prioridad a la protección de los ciudadanos.”, además subraya: “El gobierno ha dedicado niveles históricos de personal y tecnología para transformar el sistema del control de la inmigración” lo que ha supuesto, según el departamento de seguridad nacional, un descenso de un 80% en los intentos ilegales de cruzar la frontera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: *