• Paola y Sofía, estudiantes de Venezuela y Uruguay, comparten un origen latinoamericano y su pasión por todo lo relacionado con la Dirección de Empresas y el Marketing

Paola Domínguez y Sofía Cetrulo llegaron al mismo tiempo a España desde Venezuela y Uruguay, respectivamente. Las dos comenzaron a estudiar el doble grado de Dirección de Empresas y Marketing en 2018. No fue hasta un año después cuando se inició una amistad que las ha convertido en inseparables. En un principio achacaban su amistad al nexo de unión latinoamericano, pese a ser de nacionalidades tan dispares. Un viaje juntas por Europa creó que tal vínculo “que parecía que nos conociéramos de toda la vida”. Ambas reconocen que para muchas cosas son muy parecidas,” ¡para otras somos tan diferentes! Nos complementamos, nos entendemos con solo una mirada, pero lo mejor de todo es que podemos confiar la una en la otra sin dudarlo”.

Paola Domínguez Paulson en el campus del CEU de Elche

Su peripecia hasta llegar al CEU de Elche fue similar. Después de rastrear en internet las universidades que mejor se adaptaban a lo que buscaban se decidieron por el doble grado. Sofía, atraída por “la perspectiva práctica y aplicada al mundo profesional”. Mientras, para Paola, fue clave las recomendaciones de amigos con “la experiencia de uno de sus hijos estudiando aquí”. De eso hace ya tres años. Y, ciertamente, están encantadas con esta experiencia internacional.

El motivo, según Paola, es el carácter de la universidad, “donde se nos motiva para darlo todo, siempre contando con el apoyo de los profesores”. De hecho, Paola valora tanto la trayectoria y profesionalidad de los docentes, como las charlas con profesionales de diferentes sectores. “Nos ayuda no solo a formarnos con las mejores herramientas sino, también, a conocer más de cerca lo que nos espera una vez que nos graduemos”.

De manera similar se posiciona Sofía. “Nuestros profesores suelen ser profesionales con gran experiencia en el sector que enseñan. Ello permite que las clases siempre tengan una perspectiva práctica, que permite relacionar los contenidos teóricos con el mundo profesional. Esto sin duda genera un valor añadido a las clases y mayores oportunidades de crecimiento profesional y networking”.

Formación integral y práctica

Como resultado de ello, ambas destacan los atractivos del doble grado. “Especialmente, la capacidad de poder crear esa conexión entre la empresa y el cliente”, advierte Paola. Y remacha: “Además, los proyectos en los que podemos participar nos dan la oportunidad de aplicar de forma práctica todo lo que aprendemos. No cabe duda de que todos estos factores que el CEU nos brinda enriquece nuestro paso por la universidad y nos prepara para tener un gran futuro”.

Sofía Cetrulo participa en varios proyectos internacionales del grado de Empresa y Marketing

Para Sofía, con la inquietud que destacan sus profesores, las ventajas van más allá. “Son dos carreras que me da un abanico de conocimientos en lo que respecta al mundo de la empresa. En un futuro me permite tener la posibilidad, no sólo de especializarme en temas variados, sino que también ocupar roles diferentes dentro de una empresa”.

No obstante, existe un punto de divergencia sobre cómo fue la experiencia de trasladarse a un país diferente, con una cultura y otra forma de educación. Mientras Paola se sorprendió de que, pese a sus temores iniciales, el hecho de tener tantas cosas en común le hicieron su “llegada mucho más amena”, Sofía tuvo un periodo más difícil de adaptación. “Durante el primer año me enfrenté a muchas situaciones que me hicieron crecer y madurar rápidamente. Y es que debía de hacerme cargo de muchos aspectos que a lo mejor antes se encargaban mis padres”, reconoce.

Una experiencia internacional

Sin embargo, las dos están felices de haber dado el paso de venir hasta Elche. “He podido conocer gente increíble y estoy feliz de haber tenido la oportunidad de conocer otra cultura y vivir experiencias que me han hecho ver las cosas desde otra perspectiva”, advierte Paola. Igualmente, Sofía pone el acento en la oportunidad de crecimiento personal y profesional que ha significado esta experiencia internacional. “Me ha permitido entender y analizar muchas cuestiones desde una doble perspectiva: la europea y la latinoamericana. Y eso me ha otorgado una formación más integral y me ha permitido estar mejor preparada para adaptarme a los cambios”.

Después de esos primeros pasos, y ya en tercero de carrera, las dos tienen claro hacia dónde dirigir sus pasos profesionales al acabar.  Seguramente Sofía se apoye en la visión holística de la empresa, todo aquello vinculado con la toma de decisiones estratégicas. “En cuanto al sector, en la actualidad, el Fintech me llama mucho la atención. El motivo es que combina un ámbito tan tradicional como el financiero, con las nuevas tecnologías, que innegablemente cada vez están ganando mayor influencia en nuestras vidas”. Sin embargo, Paola cada vez se siente más subyugada por el Marketing Digital. “Me gustaría realizar un máster para formarme mucho más en este sentido y luego llegar a trabajar en esta área. Asimismo, tengo en mente trabajar en otras ciudades y países para seguir conociendo y viviendo otras experiencias”.

Artículo anteriorEn Onda Cero Castellón, «El valor del compromiso»: Observatorio de Innovación Educativa
Artículo siguienteEducamos en sostenibilidad: un huerto en el aula