• Los autores del proyecto “Coliving”, que aplica el software de distribución de carga de contenedores en buques para diseñar una ciudad residencial, han recogido el primer premio
  • El concurso de arquitectura con contenedores marítimos ha sido organizado por la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia y Nueva Gestión de Espacios (NGE), en colaboración con el Instituto Tecnológico AIDIMA y las empresas Auren, Infortisa y Lamiplast

DSC_0279

Jueves, 21 de noviembre de 2013.- Hoy se han entregado en la Universidad CEU Cardenal Herrera (CEU-UCH) de Valencia los premios a los cuatro proyectos ganadores del concurso “Arquitectura con contenedores marítimos”, organizado por esta Universidad y Nueva Gestión de Espacios (NGE). El primer premio, dotado con 1.400 euros, ha sido para el proyecto “Coliving”, que aplica el software de distribución de carga de contenedores marítimos en buques de transporte para diseñar una ciudad residencial, cuyas unidades habitables son los contenedores de barco. Más de 20 proyectos han participado en este concurso de arquitectura sostenible, en el que se han otorgado tres premios más para los proyectos finalistas.

El coordinador del Grado en Arquitectura de la CEU-UCH, Alfonso Díaz, junto a José Manuel Ponz, de NGE, Rafael Olcina, de Auren, y Manuel Ortiz, de Infortisa, han hecho entrega de los galardones a las cuatro mejores propuestas, en representación de las entidades colaboradoras en la organización del concurso y en la dotación económica de los premios. También ha entregado uno de los premios, como invitado al acto de entrega, el arquitecto sevillano Juanjo López de la Cruz, fundador junto a María González del estudio Sol89, recientemente galardonado con la Medalla de Plata del Premio Fassa Bortolo y con el Primer Premio Arquitectura Plus por sus últimos proyectos.

 

Nómina de premiados

Los autores del proyecto ganador “Coliving”, Álvaro Hueso, José Vicente Guillén y José Antonio Salvador, han recibido los 1.400 euros del primer premio de este concurso, por su aplicación del software de distribución de carga de los contenedores marítimos en buques de transporte a la creación de una ciudad residencial. Las distintas viviendas modulares, formadas por la adición de contenedores, se conectan mediante patios y terrazas interiores que van “perforando” el edificio, en distintas altura y en cascada, para crear zonas comunes. Como requería el concurso, esta ciudad residencial fomenta de este modo la convivencia intergeneracional de estudiantes, personas mayores y discapacitados.

Las otras tres propuestas finalistas de este concurso han recibido también en el acto de hoy sus premios, dotados con 800, 500 y 300 euros, respectivamente. El segundo premio ha sido para Amelia Perea y Luis López Córcoles, cuya propuesta se basa en la superposición de elementos prefabricados a los módulos de contenedores. Estos módulos vertebran una ciudad residencial en torno a la generación de un patio inglés central, a modo de “pulmón de barrio”.

La propuesta “Desafiando la gravedad”, obra de Manuel Agulles, Ana Gualda, Carlos Martínez y Víctor García Romero, que ha recibido el tercer premio, plantea la disposición de los contendores en voladizo, desplazando su centro de gravedad y utilizando la cubierta como elemento sustentante.

El cuarto premio ha sido para la propuesta de Amparo Ferrando, Jorge Luis González, Daniel Martínez y Xabier Medina, que plantea la instalación de estructuras metálicas, a modo de “botelleros”, para albergar los contenedores habitables en distintas ciudades o enclaves de una misma ciudad. Estas estructuras permitirían a los usuarios mudarse de un lugar a otro, trasladando los contenedores que componen su vivienda, o ampliar sus viviendas con más contenedores instalándose en estructuras que tengan más espacio libre.

DSC_0271