Los estudiantes han presentado al jurado sus diseños de edificios de carácter modular, intergeneracional y solidario, para integrar a estudiantes, discapacitados y mayores

IMG_5898

La Escuela Superior de Enseñanzas Técnicas (ESET) de la Universidad CEU Cardenal Herrera ha abierto al público la exposición de las propuestas finalistas del concurso “Arquitectura con contenedores marítimos”, organizado por esta Universidad, en colaboración con Nueva Gestión de Espacios, el Instituto Tecnológico AIDIMA y las empresas Auren, Infortisa y Lamiplast. En la sede del CEU en el Palacio de Colomina de Valencia, los autores de los mejores diseños han presentado al jurado su proyecto de ciudad residencial formada por viviendas modulares que emplean los contenedores marítimos como unidad habitable. Los paneles de los 15 proyectos participantes en el concurso y las maquetas de las cuatro propuestas de edificio residencial seleccionadas para la final, de entre las cuales saldrá la  ganadora, se exponen al público hasta el próximo 6 de octubre.

Propuestas sostenibles y solidarias

Todos los proyectos expuestos plantean la integración en un mismo espacio urbano de estudiantes, personas discapacitadas y mayores, en una “residencia intergeneracional y solidaria”, diseñada a partir de la reutilización de contenedores marítimos como unidades habitables. Estas ciudades residenciales han sido diseñadas como viviendas tuteladas para los mayores o los discapacitados, y plantean ventajas de tipo económico y cultural para los estudiantes residentes, potenciando los acercamientos intergeneracionales y la ayuda mutua entre estos colectivos. Para el diseño de sus propuestas, los estudiantes y arquitectos participantes en el concurso, organizado por la CEU-UCH y NGE, han profundizado en tecnologías de prefabricación y modularidad arquitectónica, promoviendo, al mismo tiempo, la convivencia y la colaboración solidaria e intergeneracional de colectivos sociales complementarios.

La valoración de los cuatro proyectos finalistas, que optarán a los premios, corre a cargo de un jurado profesional, integrado por el arquitecto italiano de reconocido prestigio internacional, Michele Cannatà, profesor de la Escola Superior Artística do Porto, en Oporto (Portugal); Fernando Sánchez, director de la ESET de la CEU-UCH; José Manuel Ponz, en representación de Nueva Gestión de Espacios; Vicente Sales, en representación de AIDIMA; Rafael Olcina, en representación de AUREN; Jorge Torres, catedrático y director del Departamento de Proyectos Arquitectónicos de la UPV; Alfonso Díaz, subdirector de Arquitectura de la CEU-UCH; y José Miguel Rubio, director de la revista de arquitectura TC Cuadernos. Ricardo Merí, director del Instituto de Diseño, Innovación y Tecnología (IDIT) de la CEU-UCH, actúa como secretario del jurado.

Bajo coste, beneficio social

Este jurado de expertos valora hoy, para emitir su fallo, la integración de las propuestas en el entorno universitario de Alfara del Patriarca, donde tiene su sede la CEU-UCH, así como sus condiciones bioclimáticas, el respeto y consideración del medio ambiente, la eficiencia energética, el ahorro de agua y la utilización de materiales de bajo coste energético y contaminante. Los miembros del jurado también prestan hoy especial atención en la exposición de los proyectos a la integración de espacios para favorecer el compromiso solidario de los universitarios en el acompañamiento a personas mayores que, con cierto nivel de independencia, puedan necesitar ayuda complementaria, y también a personas discapacitadas, que precisen de ciertas condiciones para poder desarrollar una vida independiente. Por ello, el jurado seleccionará, entre las propuestas que se exponen hoy en el Palacio de Colomina, aquella que mejor integre espacios comunes, como salas de estar y de estudio, cafetería, servicios complementarios como lavandería, taller de bicicletas, sala de Internet, gimnasio, enfermería, etc.