Hace unas semanas recibió un reconocimiento del CEU de Castellón por su trayectoria profesional. Y no es para menos: ejerce como enfermero supervisor del Área Quirúrgica y de Reanimación del Royal London Hospital, centro hospitalario de referencia en Reino Unido. Y con solo 30 años.
Pablo Rubio, enamorado de su trabajo, sabe que el esfuerzo, la formación y la ambición bien entendida son claves para alcanzar los sueños.

Has llegado muy alto. Y eres muy joven. ¿Satisfecho? 

Muy contento de haber llegado tan lejos y en tan poco tiempo. Después de más de dos años en este puesto, todavía no soy consciente del momento profesional tan intenso que estoy viviendo. Creo que, después de un largo periodo de adaptación y asentamiento en la ciudad y en un país tan distinto al nuestro, ahora es cuando empiezo a saborear el trabajo que desempeño.

‘Creo que todo pasa por algo, que los éxitos no vienen solos. Detrás de todo esto hay muchas horas de dedicación y de esfuerzo’

¿Sorprendido?

Creo que todo pasa por algo, que los éxitos no vienen solos. Detrás de todo esto hay muchas horas de dedicación y de esfuerzo.

Cuéntanos. Te fuiste a Londres hace apenas siete años para seguir creciendo como enfermero. ¿Cómo llega uno a un puesto como el que ejerces?

Gracias a la formación y a la preparación que recibí en mis años de estudiante en el CEU, y haciendo practicas en hospitales de Castellón. Los enfermeros españoles salimos muy bien preparados con todas las técnicas de enfermería.

Cuando llegué a Londres, mi inglés no era bueno. Y empecé desde cero. Por otra parte, siempre me ha gustado superarme a mí mismo y ver hasta dónde soy capaz de llegar. En ese sentido, soy muy ambicioso. No me ha gustado conformarme con un trabajo básico; siempre he querido conseguir algo más.

“Cuando llegué a Londres, mi inglés no era bueno. Y empecé desde cero”

No sería fácil dar el paso… Nothing ventured, nothing gained?

No fue nada fácil, pero mis compañeros de trabajo me apoyaron mucho e hicieron que todo fuera más llevadero. Siempre he tenido una actitud muy positiva y no acepto un no como respuesta.

En la actualidad no solo lideras a un grupo de trabajo de 60 enfermeros, sino que, además colaboras con diferentes universidades impartiendo charlas sobre tu especialidad. ¿Tienes tiempo para algo que no sea la enfermería?

Sí. Mis amigos dicen que siempre estoy viajando. Me gusta mucho el Sudeste Asiático y, gracias a mi trabajo, tengo amigos por todo el mundo.

Londres es una ciudad muy intensa y cansa mucho, por lo que siempre que puedo aprovecho para evadirme viajando.

Lo apretado y la intensidad de tu dedicación te ayudan a aprender a maximizar el tiempo.

En mi caso, trabajo 4 días a la semana de 8 de la mañana a 6 de la tarde. Aunque son jornadas largas, tengo 3 días libres.

‘Animo al que le guste el mundo sanitario que estudie Enfermería, porque, además de tener una amplia expectativa laboral, también aprenderá mucho en cuanto a estilo de vida’

Está claro que eres un enamorado de tu profesión. ¿Siempre supiste que querías dedicarte a esto? 

Nunca pensé que acabaría trabajando en un hospital y siguiendo los pasos de mi madre. De hecho, quería estudiar Derecho o Económicas. Pero trabajar en verano cuando tenía 16 años en el puesto de celador en un hospital privado, me hizo descubrir esta vocación.

Me gustaba la atención sanitaria al paciente, mi relación con los enfermos, y también la profesión. Ahí me di cuenta de que tenía vocación por la enfermería. Cuando les dije a mis padres que quería ser enfermero no se lo creían.

Parece que has acertado…

Desde luego. Y animo a todo aquel al que le guste el mundo sanitario que estudie Enfermería, porque, además de tener una amplia expectativa laboral, también aprenderá mucho en cuanto a estilo de vida.

Eres alumno de la segunda promoción del CEU de Castellón. ¿Contento con la formación recibida? ¿Qué recuerdo destacas de entonces?

No podría estar mas contento. La formación profesional y humana recibida en el CEU de Castellón se ha consolidado de manera sólida y los conocimientos adquiridos han resultado ser la mejor inversión de futuro sin importar el país en el que vives, ni el idioma.

Una de mis mejores recuerdos de aquellos años fue el edificio donde se ubicó inicialmente el CEU: en Penyeta Roja, en medio de las montañas y con unas magnificas vistas de la ciudad de Castellón. Era precioso poder estar en contacto con el medio ambiente.

‘La formación profesional y humana recibida en el CEU se ha consolidado de manera sólida y los conocimientos adquiridos han resultado ser la mejor inversión de futuro sin importar el país en el que vives’

¿Qué es para ti la enfermería? ¿Cuáles son sus retos?

Para mí es algo más que una profesión, es la ciencia del cuidado. El enfermero tiene un papel muy destacado en el desarrollo integral de la persona y en la prestación de cuidados hacia la salud, hasta el punto de que puede influir para que las personas puedan alcanzar el autocuidado y su independencia.

Por otra parte, el enfermero juega un rol muy complejo, porque en ocasiones se encuentra con una serie de barreras que no son fáciles de sortear, como por ejemplo los recursos económicos o sociales.

Durante los años que llevo ejerciendo la profesión, me he dado cuenta de que la educación y promoción de la salud son fundamentales. Sobre todo, los hábitos alimenticios y del deporte.

Las nuevas generaciones son nuestro futuro y, por tanto, hay que hacer una inversión socio-sanitaria, ya que más vale prevenir que curar.

¿Crees que está suficientemente reconocida la labor de estos profesionales en España y en Reino Unido?

En mi opinión, no creo que la labor de los profesionales sanitarios esté lo suficientemente reconocida, porque trabajamos muchas horas en el hospital, noches y festivos, cuidando de pacientes y privándonos de pasar tiempo con los nuestros.

Además, según en qué servicio o departamento estés, en ocasiones estás expuesto a situaciones duras que te afectan psicológicamente.

Por el contrario, es una profesión muy bonita en la que, cuando ocurre algo bueno, te sientes muy gratificado por la labor que has realizado.

‘Recomiendo a todos los futuros enfermeros tener una experiencia internacional. No solo se aprende mucho en el aspecto técnico y profesional, sino que también te formas en lo humano’

¿Qué diferencias encuentras entre ambos sistemas de salud? 

Ambos parten del mismo principio: el derecho de acceso a la sanidad pública y universal, pero el de Reino Unido tiene más ventajas para el trabajador en comparación con nuestro sistema. Allí un enfermero puede elegir el servicio en el que quiere trabajar y, una vez superada la entrevista de trabajo y las pruebas pertinentes, tiene una plaza en propiedad.

Por otro lado, los trabajos en el Reino Unido no son para siempre. La gente cambia mucho y prueba diferentes servicios antes de pasar un periodo largo de tiempo en un trabajo.

A los 10 años trabajados, los enfermeros disfrutan de dos meses de vacaciones. Y todos los años se les incrementa el salario en un 10-20%, lo que incentiva mucho para continuar trabajando.

‘La enfermería es la ciencia del cuidado. El enfermero tiene un papel muy destacado en el desarrollo integral de la persona y en la prestación de cuidados hacia la salud’

¿Recomendarías a los futuros enfermeros estudiar parte de la carrera o realizar prácticas en otro país? ¿Por qué? 

Sí. Recomiendo a todos los futuros enfermeros a tener una experiencia en este sentido. No solo se aprende mucho en el aspecto técnico y profesional, sino que también te formas en lo humano. El enfermero convive y desarrolla su labor en equipo y es bueno aprender de la interacción con otras personas. Por otro lado, vivir en una ciudad y en un país que no es el tuyo te pone a prueba en todos los sentidos.

¿Qué otros consejos darías a los estudiantes de Enfermería para alcanzar sus metas profesionales y ser felices con su profesión?

Mi consejo es que continúen formándose. La formación y la capacitación han de ser una constante, en esta y en cualquier profesión.

Que tengan la oportunidad de trabajar en diferentes especialidades de distintos hospitales, si pueden, para ver qué es lo que realmente les gusta. La enfermería tiene muchas ramas y es difícil, al principio, saber qué te gusta sin haber pasado antes por esos servicios. Yo nunca pensé que acabaría trabajando en quirófano y reanimación, porque siempre me ha gustado cuidados intensivos…

La rectora entrega el diploma al alumni de Enfermería en el acto de inauguración de curso del CEU de Castellón

¿Tus próximas metas? ¿Te planteas volver a España?

De momento no tengo intención de volver a España pero, si por circunstancias tengo que hacerlo, no me importaría. La calidad de vida en nuestro país es más alta que en el Reino Unido.

Mi próximo proyecto es un máster en Liderazgo y Supervisión de hospitales que tiene una duración de un año.

‘Mis consejos para los futuros enfermeros: que continúen formándose y que trabajen en diferentes especialidades de distintos hospitales para ver qué es lo que realmente les gusta’

Pues mucho ánimo con tu nuevo proyecto, muchas gracias por atendernos y hasta siempre.

Gracias a vosotros.