El Plan, que entra en vigor en enero, obligará a reciclarse a los profesionales de la contabilidad

Una de las sesiones del curso impartido por la profesora Mateos en la sede de Fundesem.

La doctora Ana Isabel Mateos, profesora de Contabilidad de la Universidad CEU Cardenal Herrera en Elche, ha impartido un curso sobre el nuevo Plan de Contabilidad a la Asociación Española de Asesores Fiscales de Alicante. El curso, al que ha asistido más de un 90% de los asociados, ha resaltado las principales novedades de un plan, derivado de la Ley 16/2007, que previsiblemente entra en vigor en enero y que genera inquietud entre los profesionales, tanto por la desinformación existente al respecto como por las exigencias que lleva aparejadas.
El nuevo Plan, más completo que el actualmente vigente, de 1990, persigue la armonización contable con las normas internacionales de contabilidad. A fecha de hoy sólo se dispone del borrador del Plan General de Contabilidad y el específico para pymes, situación que afecta también a los profesionales informáticos, encargados de adaptar los programas de contabilidad a la nueva normativa.
Entre las principales novedades del Plan se halla la exigencia a las empresas de una mejora de los requisitos de información, especialmente en las operaciones con instrumentos financieros y en la combinación de negocios. También introduce dos nuevos estados contables a los tres actuales en las cuentas anuales de las empresas: el estado de cambios del patrimonio neto y el estado de los flujos de tesorería. Además, implica un cambio en la metodología contable, por ejemplo en el leasing, el impuesto de sociedades o en los instrumentos financieros.
Según la doctora Mateos, el Plan obligará a los profesionales de la contabilidad a reciclarse, puesto que emplea valores actuales y tasas de interés efectivas, herramientas propias de las matemáticas financieras. El problema, sin embargo, será menor en las pymes, donde el borrador del Plan simplifica esas obligaciones al no tener que confeccionar el estado de cambios del patrimonio neto ni gran parte de la contabilidad de instrumentos financieros.
La gran acogida del curso decidió a la asociación de fiscales a celebrarlo en una sede con más aforo: el salón de actos de Fundesem.