Pablo Díaz, profesor de Magisterio del CEU de Elche, impulsa el proyecto “Miércoles Outdoor”, en el que los alumnos utilizan espacios públicos para adquirir competencias docentes

espacio para el aprendizaje
Preparando toda la información sobre la Dama de Elche

Cuando la calle se convierte en un aula universitaria y el patrimonio cultural de la ciudad es la materia. Cuando los alumnos de Magisterio CEU Cardenal Herrera en Elche son los profesores por unas horas y la docencia clásica se transforma en innovación educativa. Con todo esto surge la iniciativa “Miércoles Outdoor”, un espacio para el aprendizaje, impulsado por el profesor Pablo Díaz Tenza.  Esto es, «una salida cultural por el entorno ilicitano para plantear experiencias de aprendizaje con un enfoque competencial para su futuro profesional». La Dama de Elche, la Basílica de Santa María, el palacio de Altamira y el parque Municipal fueron alguno de los escenarios.

En realidad, este proyecto es fruto del nuevo currículo que establece la LOMLOE, así como la normativa del Consejo de la Unión Europea. De esta forma, ambas indicaciones, asegura Pablo Díaz, “conducen al sistema educativo hacia el desarrollo de competencias que incluyen los contenidos trabajados. O saberes básicos, como los llama la nueva legislación”. Y no sólo eso, sino que también impulsa la capacidad de utilizar este conocimiento para resolver tareas complejas de la vida real. En este caso, con la calle como espacio para el aprendizaje. 

“Como resultado, nuestros alumnos de 2º de Magisterio deben programar una actividad de exterior que incluya saberes básicos de un curso de Educación Primaria”, reconoce Díaz. Así como el desarrollo de competencias específicas propias de la asignatura de Ciencias Sociales.  “En estas jornadas, los alumnos se convierten en maestros del grupo para conducir la sesión. Posteriormente, los propios compañeros llevan a cabo un proceso de coevaluación ayudando a los responsables de la actividad con la implementación de posibles mejoras. Además, una vez terminado, los alumnos deben realizar un vídeo resumen de menos de 1min 30 de duración. 

espacio para el aprendizaje

Otros formatos para la innovación educativa

Así como en este proyecto se utiliza la calle como espacio para el aprendizaje, las aulas tradicionales también se convierten en ámbitos donde innovar. Y con la gamificación como herramienta de formación. Además, empleando la actualidad como referente. Así, en la asignatura de Aprendizaje y Didáctica de las Ciencias Sociales de 2º de Magisterio, se ha realizado una experiencia de gamificación a través de un Escape Room Educativo.

“Los alumnos de Magisterio de Elche han salvado a la humanidad de una nueva pandemia”, es el titular que leeríamos a raíz del Escape Room. Un virus se había extendido por el mundo y debían encontrar la cura en el laboratorio del doctor Jack Richardson. A partir de esta premisa, los alumnos han tenido que resolver satisfactoriamente una serie de experimentos que este doctor había dejado inconclusos. De esta forma, los estudiantes han tenido la oportunidad de participar de forma activa y en primera persona de una experiencia de aprendizaje basada en la gamificación educativa. Seguidamente, y como continuación de esta experiencia inmersiva, analizaron los distintos elementos que componían el Escape Room: narrativa, puesta en escena, instrucciones, enigmas

“A partir de esta iniciativa, los alumnos tendrán que programar sus propios Escape Room utilizando contenidos de las Ciencias Sociales”, asegura Pablo Díaz. Y es que el proyecto forma parte de las metodologías activas propias de la enseñanza de las Ciencias Sociales, como el ABP, el Aprendizaje Cooperativo, la Instrucción entre Pares, Flipped Classroom

espacio para el aprendizaje
Artículo anterior#Be proud of your mouth, celebramos el Día de la Salud Bucodental
Artículo siguienteLunes, 21 de marzo de 2022