• Acompañado de la rectora y el equipo de gobierno de la Universidad, ha recorrido las instalaciones de la Facultad

“Hoy es un día muy grande, estamos bendiciendo el corazón de esta Facultad de Ciencias de la Salud, esta capilla, un lugar que tiene a Dios en el centro de todo”. Con estas palabras, se ha dirigido a la comunidad universitaria el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, durante el acto de bendición de la capilla del edificio de la Facultad de CC de la Salud de la Universidad CEU Cardenal Herrera. Un acto que ha contado con la presencia de la rectora Rosa Visiedo, y los demás miembros del Equipo de Gobierno de la CEU UCH.

El Cardenal, que ha estado acompañado en la bendición por el capellán mayor de la CEU UCH, José Francisco Castelló, y el capellán de la Facultad de Salud, Jesús Girón, ha felicitado a la Universidad y ha invitado a la comunidad universitaria a acercarse a esta capilla “un lugar donde podemos aprender esa voluntad de Dios, el arte de vivir desde la fraternidad”.

Tras la bendición de la capilla universitaria, el Arzobispo ha realizado un recorrido por el edificio de la Facultad de Ciencias de la Salud de la CEU UCH, donde se imparten los grados en Enfermería, Odontología, Farmacia, Nutrición, Óptica, Medicina y Fisioterapia, además de diferentes posgrados en estas áreas. La decana de la Facultad, Alicia López, ha presentado al Cardenal las diferentes instalaciones como el Centro de Simulación, que incorpora tres salas de simulación avanzada y otras aulas polivalentes, además del Aula de Práctica Farmacéutica Paco Martínez, el nuevo Servicio de Fisioterapia Cardiorrespiratoria o el Laboratorio de Investigación en Análisis del Movimiento.

En su recorrido por la Facultad de Ciencias de la Salud, el cardenal arzobispo de Valencia también ha visitado los laboratorios docentes y de investigación, además de las instalaciones de la Clínica Odontológica Universitaria de la CEU UCH.

Amar y respetar la vida

El finalizar el recorrido, en el Aula Magna de la Facultad, el Cardenal ha asistido a una nueva sesión del ciclo de conferencias Dies Academicus, dedicada al significado de la “muerte digna”.

José Manuel Álvarez, médico especialista en anestesiología y tratamiento del dolor de la Clínica Universitaria de Navarra, y Rafael Álvarez, escritor, abogado y profesor universitario, han abordado el significado del término “muerte digna”, cómo nos enfrentamos al momento de mayor vulnerabilidad del ser humano como es el final de la vida.

Los ponentes, autores del libro “La muerte digna: el gran dilema”, han coincidido en señalar que son los cuidados paliativos “la fórmula más humana para afrontar el final de la vida”. José Manuel Álvarez ha destacado que estos cuidados paliativos son el “reto de la medicina para las próximas décadas”. Para el médico, especialista en Bioética, debemos considerar la muerte como un proceso natural, y facilitar “acompañamiento y atención integral” al paciente cuya enfermedad ya no responde a tratamiento curativo.

Para Álvarez es fundamental ofrecer una formación adecuada y los medios necesarios a los profesionales de la Salud “para que ofrezcan estos cuidados paliativos”.

En esta misma línea, Rafael Álvarez ha apostado por el acompañamiento y los cuidados paliativos en el final de la vida. El ponente ha defendido una necesaria “vuelta al humanismo”, porque “el sentido último de la vida es dar y recibir amor hasta el final”.

El capellán mayor de la Universidad, José Francisco Castelló, ha presentado estas ponencias en el marco del ciclo de conferencias Dies Academicus, un espacio que posibilita el encuentro y diálogo como experiencia universitaria, fomentando la armonía entre fe, razón y vida.