José Antonio Ramos, antiguo alumno de Empresa del CEU de Elche y asesor financiero experto en gestión de patrimonio

El ahorro de las familias es clave a futuro ante la inflación
José Antonio en su despacho profesional

La experiencia profesional de José Antonio Ramos, tras acabar sus estudios de Empresa hace apenas cinco años, es extraordinaria.  En ese tiempo ha trabajado en ING, Mapfre o la Comisión Nacional del Mercado de Valores, dedicándose tanto a la asesoría como al análisis de mercados. Ahora, este antiguo alumno del CEU de Elche, dedica sus esfuerzos, entre otros ámbitos, a la gestión patrimonial. Desde esta perspectiva considera que el ahorro de las familias es clave a futuro ante la inflación actual.

¿Cómo se alcanza esos hitos, teniendo en cuenta que finalizaste tus estudios universitarios hace apenas 5 años?

A parte de la preparación académica, la preparación personal es muy importante, orientada principalmente a tener claros los objetivos profesionales que se desea conseguir. Y a saber elegir los pasos adecuados donde, también con el mismo fin, pero de otra manera, puedas conseguir aprender todas las aptitudes necesarias para ir creciendo profesionalmente. Eso ayuda bastante a hacer camino hacia el objetivo profesional esperado. Parecen poco tiempo cinco años, pero, si la intención es seguir aprendiendo continuamente, es tiempo suficiente.

En algunas de esas organizaciones te dedicabas a la asesoría y otras al análisis de mercados. ¿Cuál de las dos funciones te atrae más?

Si es cierto que el análisis es una parte mucho más técnica, más minuciosa y solitaria. Y el asesoramiento, al fin y al cabo, es el “tú a tú” en vivo y en directo con las necesidades que el ámbito económico tiene y que, gracias al análisis previo, ayuda a cubrirlas. Es difícil decantarme por una u otra, principalmente porque están relacionadas entre sí. Es primordial aprender lo básico sobre organización y análisis de mercado, algo que es completamente fundamental para poder realizar el asesoramiento adecuado.

La importancia del asesoramiento integral

Actualmente te desempeñas como asesor financiero y gestor patrimonial, en entidades que ofrecen una planificación integral a cliente particular, empresarial e institucional.

Mis funciones pasan, en primer lugar, por hacer una prospección de mercado para valorar candidatos que requieran del servicio de asesoramiento. Seguidamente, realizo con el candidato una primera reunión para conocer la situación actual en la que se encuentra, tanto personal como profesional, bien sea persona física o jurídica, y, una vez conocido en detalle cada uno de los aspectos que le obligan a necesitar un asesoramiento, realizo un análisis tanto de mercado como del perfil del cliente y le traslado todas las opciones posibles a las que puede adherirse para poder resolver la situación de contingencia en la que se encuentra. A partir de ahí, se crea una relación asesor-cliente donde implica una toma de contacto continua para hacer seguimiento de sus operaciones, actualizar los rebalanceos correspondientes y la resolución de consultas que necesite. 

También desempeñas funciones como prescriptor avanzado del Banco Santander. ¿En qué consiste tu trabajo?

En este caso, es una colaboración con el banco donde, como prescriptor avanzado, tengo la posibilidad de ofrecerle a mis clientes distintas opciones sobre financiación bancaria que necesitan y con una serie de bonificaciones que, en otras circunstancias y de manera particular, les sería muy difícil conseguir. También, independientemente de si son persona física o jurídica, las opciones pasan por distintos formatos, ya bien sea para la gestión de un préstamo hipotecario para un particular, bien una línea de crédito para una empresa, un contrato de leasing para la misma, etc.

Recientemente te reuniste en el Centro Europeo de Empresa e Innovación y en Elche Parque Empresarial, con empresarios y autónomos que para explicar la importancia de la planificación financiera y cómo optimizar sus recursos. Para alguien lego en la materia, ¿qué es la planificación integral?

La planificación integral consta de abordar todos los puntos en materia financiero-fiscal que le permiten a una empresa o autónomo conocer, en primer lugar, de qué manera pueden beneficiarse financieramente de sus propias condiciones, rentabilizar su tesorería, y, en segundo lugar, cómo pueden adherirse a una serie de deducciones fiscales gracias también a sus propias condiciones, a su estructura. Esto es lo que se resume en la optimización de sus recursos.

José Antonio Ramos es un apasionado del deporte

Planificación para empresas y particulares

¿Por qué autónomos y empresas la deben tener en cuenta?

Básicamente porque son el principal motor económico y quienes cumplen con las condiciones y requisitos exigibles para poder beneficiarse directamente de estas estrategias corporativas.

¿A los particulares también nos vendría bien esa planificación?

Sí, por supuesto. La planificación financiera es independiente, como he comentado en alguna ocasión, de si es particular o empresa. Todos tenemos contingencias y necesidades que cubrir, y una buena planificación es sinónimo de organización. Con la organización adecuada se pueden conseguir objetivos loables.

Dada la situación económica, condicionada por la inflación y todas sus derivadas, ¿qué consejos le darías a un ciudadano en estos momentos?

Actualmente, y más que nunca precisamente, lo principal es tener una buena base sistemática de ahorro. Siempre prevalece el tiempo más que la cantidad, pero está claro que quien no ahorra se empobrece a lo largo del tiempo. Es interesante conocer qué opciones hay, teniendo en cuenta que esto es como todo, no todas las personas tenemos las mismas capacidades económicas ni tampoco los mismos objetivos, ni mucho menos el mismo horizonte temporal, pero siempre existe una regla dentro del ámbito económico: la capitalización compuesta.

¿Qué podemos hacer o cuáles son las claves para nuestra economía particular?

Las economías particulares son las que más sufren toda esta serie de “impuestos ocultos”, como son la inflación y todas sus derivadas. Por ello, el esfuerzo en mantener el principio básico de ahorro es más importante que nunca. Ya que, trasladado a futuro, ayudará a no sufrir tanta merma económica directamente en su poder adquisitivo. Por lo tanto, la clave principal de todo esto pasa por el ahorro. Y por tener una persona de confianza que sepa cómo orientar a cada economía particular, como es un asesor financiero.

La exigencia de la formación universitaria

Estudiaste Dirección de Empresas en el CEU y posteriormente te especializaste en mercados financieros. ¿Qué importancia tiene la formación de posgrado en economía para un recién egresado?

Mucha muchísima. Es completamente importante seguir sumando conocimientos y aptitudes académicas una vez se termina el período de formación del grado universitario. Primero, porque es necesario especializarse y, segundo, porque el propio mercado lo exige.

¿Por qué elegiste estudiar esa carrera y por qué en el CEU?

La elegí por la cantidad de materias que se estudian directamente relacionadas entre ellas y el ámbito económico. Y, como es bien sabido, también la alta empleabilidad que tiene. Actualmente es una de las carreras con más salidas profesionales que hay, por algo será. Mi decisión fue tomada a raíz de varias consultas que hice, tanto a alumnos que cursaban la carrera en ese momento. También con parte del claustro que me asesoró y aconsejó. Las recomendaciones que me hicieron generaron unas expectativas que se cumplieron con creces.

¿Qué destacarías de la formación que has recibido en el CEU y que te haya servido para tu desarrollo profesional?

Lo más importante a destacar de la formación es el alto nivel académico y de exigencia del profesorado. La mayoría del claustro que imparte clases en mi carrera tiene un prestigio y reconocimiento académico claramente meritorio. Pero también lo es por el grado de profesionalidad en su ámbito específico. Si se junta la experiencia profesional en el mundo laboral y que académicamente son reconocidos se forma el mix perfecto. Y, sobre el desarrollo profesional, considero a destacar la continua búsqueda de la excelencia y el detalle con el trabajo a desempeñar. Es parte de la exigencia que tiene el centro. Gracias a todo ello y a la orientación que recibí tuve bastante claro dónde y de qué manera quería desarrollar mi carrera profesional.

El ahorro de las familias es clave a futuro ante la inflación
Artículo anteriorJose Poyatos: «La capacidad de emprendimiento debe ser una característica fundamental en cualquier profesional»
Artículo siguienteMiércoles, 11 de enero de 2023