El término «Superalimento» se aplica especialmente a alimentos procedentes de otras culturas, desconocidos para nosotros hasta ahora, de los que se van conociendo propiedades y beneficios. Hablamos de quinoa, semillas de chía, lino o moringa, entre otros. También se incluyen bajo este nombre alimentos tradicionalmente consumidos en nuestra cultura, como coco, canela, granada o cacao, que adquieren su especial reconocimiento por nuevas cualidades.

La doctora Dolores Silvestre, profesora del Grado en Nutrición de la Universidad CEU Cardenal Herrera, nos habla de estos «superalimentos», de su origen y beneficios, y de cómo pueden enriquecer y acompañar nuestra emblemática Dieta Mediterránea.