Apenas se han graduado y ya están trabajando como maestras. Ester Heredia es maestra de Educación Especial e Inglés, en Primaria, en el colegio Villa Fátima de Burriana; Andrea Emeterio es maestra de Educación Especial, en Primaria y Secundaria, en el colegio Nuestra Señora de la Consolacion de Castellón de la Plana; y María Garcilópez, maestra de Educación Infantil y Primaria en el Colegio La Magdalena, también en Castellón. Esto es lo que se llama alcanzar tres sueños batiendo marcas. Nos cuentan cómo lo han conseguido

Ester, María y Andrea ya trabajan como maestras

¿Cómo lo habéis logrado? ¿Por qué creéis que estos colegios han confiado en vosotras para integraros en su equipo?

Andrea.- Realicé las prácticas curriculares en el mismo centro gracias al CEU. A la hora de contratarme, creo que valoraron, sobre todo, mi actitud durante esas prácticas, en las que demostré que era una persona trabajadora y emprendedora.

María.- La Magdalena es mi cole de cuando era pequeña. Estuve muchos años allí y guardaba muy buenos recuerdos, así que no dudé en hacer mis prácticas en este colegio. Empecé trabajando en la escuela de verano y en la ludoteca. El año pasado hice una sustitución en Primaria y este curso estaré en Infantil.
Yo creo que han contado conmigo principalmente por la confianza y el conocimiento que tengo del centro, pues es como “mi segunda casa”, además de la formación complementaria que nos ofrece CEU, donde puedes obtener títulos como la DECA, el Mitjà o la Capacitació, que amplían nuestras posibilidades laborales.

María cree que todos deberíamos aprender de los niños, “pues tienen mucho que enseñarnos”.

¿Y tú, Ester?

Ester.-En mi caso, el trabajo en este colegio no fue a través del CEU, aunque es verdad que he recibido otras ofertas de trabajo para otros coles gracias a su ayuda.
Envié el currículum y, cuando me seleccionaron, realicé una entrevista con el director titular y el director pedagógico del centro.
Pienso que han confiado en mí debido al amplio currículum que tengo. Gracias a la formación recibida en el CEU, soy Graduada en Educación Primaria con mención en Inglés y Educación especial, además de haber podido cursar las asignaturas correspondientes para la obtención del título DECA y la capacitación de valenciano, necesaria actualmente para trabajar, como comentaba María.

Las jóvenes maestras, en la puerta de su Universidad

‘Ser maestra siempre ha sido un sueño para mí, y ahora lo he logrado. Me siento feliz por poder ayudar a mis alumnos a alcanzar los objetivos que se propongan’

¿Cómo está siendo la experiencia? ¿Qué esperáis de ella?

Ester.- Increíble. Mi colegio cuenta con un gran claustro de maestros que me están haciendo muy fácil la incorporación al centro, y espero poder seguir formándome mientras sigo en el colegio, para así poder ayudar a mis alumnos en sus necesidades y potenciar sus capacidades.
Ser maestra siempre ha sido un sueño para mí, y ahora lo he logrado. Me siento feliz por poder ayudar a mis alumnos a alcanzar los objetivos que ellos se propongan y acompañarles durante el proceso.

María.- Lo mismo (risas). Increíble. Me está permitiendo aprender mucho y crecer como profesional y como persona, y espero no dejar nunca de aprender de los niños; creo que todos deberíamos observarlos y aprender de ellos, pues tienen mucho que enseñarnos.
Me siento muy afortunada y feliz. Cuando ya, desde tan joven, puedo dedicarme a lo que más me gusta, no puedo hacer más que agradecérselo a todas las personas que me han brindado esta oportunidad.

Andrea.- Coincido con mis compañeras. Está siendo una experiencia muy buena, y espero aprender mucho para seguir formándome como docente. La sensación de ejercer el magisterio no te la puedes imaginar. Todo el esfuerzo realizado durante la carrera desde luego que ha merecido la pena.

Las tres han cumplido su sueño

‘La sensación de ejercer el magisterio no te la puedes imaginar. Todo el esfuerzo realizado durante la carrera desde luego que ha merecido la pena’

Destiláis pasión y vocación por vuestra profesión. ¿Qué os aporta el magisterio?

Andrea.-  Ser maestra es mi verdadera vocación desde bien pequeña, me aporta enriquecimiento propio ver que otras personas, en este caso niños, aprenden gracias a ti y, sobre todo, te llena ver su evolución.

Ester.- Yo siempre he pensado que de los niños pequeños puedes aprender mucho más de lo que les enseñas tu a ellos. La inocencia y felicidad que tienen hace que me olvide de todo lo que me pueda preocupar y me hace realmente feliz.

María.- Sí. Trabajar con niños es un aprendizaje continuo, es diversión, ternura, superación… amor. Cuando entro en clase, se me olvidan todos los problemas y preocupaciones, y simplemente me centro en los niños. Es apasionante verlos crecer, conseguir sus logros, sonreír, jugar, explorar, aprender… lo considero un regalo.

Ester, en un aula de su colegio, subraya la gran acogida que le ha dispensado el claustro, del que ahora forma parte

‘Trabajar con niños es un aprendizaje continuo. Es apasionante verlos crecer, conseguir sus logros, sonreír, jugar, explorar, aprender… lo considero un regalo’

Un regalo que seguro que es mutuo. ¿Qué creéis que aportáis a los alumnos?

María.- Creo que les aporto frescura, novedad, ganas e ilusión.

Ester.- Seguramente alegría, nuevas ideas, tecnología y dedicación. Me gustan mucho las nuevas tecnologías y creo que actualmente es una herramienta muy útil en la educación si se usa correctamente.

Andrea.–  Motivación por lograr sus éxitos, esperanza y, sobre todo, confianza.

¿Qué es la educación para vosotras? 

Andrea.-La educación para mí es la base del desarrollo de los niños, y tiene que darse tanto en el ámbito familiar como en el escolar para que este sea completo.

Ester.– Sí. Es el arma más poderosa que se puede usar para cambiar el mundo, como decía Nelson Mandela. Todo lo que enseñamos, siendo o no conscientes, genera un cambio en nuestros alumnos y les guía en su camino. Una caricia o una charla en el momento correcto pueden transformar el mundo de un niño en tan solo un segundo.

¿Y para ti, María?

María.- Para definir la educación, me parece bastante representativa la siguiente frase de Kofi Annan: “La educación no solo enriquece la cultura…es la primera condición para la libertad, la democracia y el desarrollo sostenible”.

‘Todo lo que enseñamos genera un cambio en nuestros alumnos. Una caricia o una charla en el momento correcto pueden transformar el mundo de un niño en un segundo’

¿Algún consejo para estudiantes actuales de cara a su próxima inmersión profesional?

Ester.- Que confíen plenamente en los grandes profesores que tienen, les guiarán por el camino correcto y les ayudarán en todo lo que puedan, de eso estoy segura.

Andrea.- Que disfruten de sus prácticas y enseñen lo mejor de ellos, que vale la pena.

María.- Que disfruten de cada momento, y aprovechen todas las oportunidades que se les presentan. La Universidad es una etapa muy bonita que pasa rápido, y luego se echa de menos.

Muchas gracias a las tres y que sigáis cumpliendo vuestros sueños.