La rectora Rosa Visiedo resume los avances en las seis dimensiones estratégicas para 2015 y presenta los retos y ejes de trabajo del próximo curso ante los representes del claustro

Vista aérea del campus de la CEU-UCH en Alfara del Patriarca, con las nuevas instalaciones de la Facultad de Ciencias de la Salud.
Vista aérea del campus de la CEU-UCH en Alfara del Patriarca, con las nuevas instalaciones de la Facultad de Ciencias de la Salud.

La rectora de la Universidad CEU Cardenal Herrera, Rosa Visiedo, ha presidido el claustro de final de curso, destinado a resumir los avances logrados y presentar los ejes y objetivos para el próximo ejercicio. En la valoración del curso, la rectora ha situado los avances de la CEU-UCH en el contexto del Documento estratégico 2015 y en las seis dimensiones de trabajo definidas: estudiantes, formación, campus, branding, alianzas y proyección institucional. Ambos se enmarcan en el proyecto liderado por la Fundación Universitaria San Pablo CEU que define los indicadores que, en esas dimensiones, deberán ser alcanzados en 2019.

Durante el curso que termina, la CEU-UCH ha superado con éxito las correspondientes acreditaciones de 6 grados y 10 posgrados y se ha avanzado en otras dimensiones de la gobernanza de la Universidad que afectan al personal docente y no docente.

La rectora ha dado las gracias a todos los profesores y al personal de los servicios por todos los esfuerzos realizados en un curso especialmente complicado en su etapa final. En relación al tema de las prácticas de los estudiantes de la CEU UCH en la red pública valenciana de salud, la rectora Rosa Visiedo ha confirmado la presentación del recurso sobre la denuncia unilateral de los convenios que la universidad tenía suscritos con los hospitales públicos, y ha reiterado la defensa de los derechos de la Universidad y de sus estudiantes, “sin crispación, pero actuando donde hay que actuar”.

Experiencia universitaria diferencial

Sobre el próximo curso, ha definido las líneas de trabajo de cada uno de los Vicerrectorados y Servicios transversales de la Universidad, estableciendo las prioridades en cada una de las dimensiones estratégicas. Así, por lo que respecta a los estudiantes y a la formación, va a trabajarse en la generación de una experiencia universitaria diferencial que tiene que ver con la internacionalización –una dimensión que se consolida ya con un 20% de alumnos no nacionales- y con la innovación docente.

En cuanto a las nuevas instalaciones de Alfara del Patriarca, la rectora se ha referido a la terminación de las obras de la nueva Facultad de Ciencias de la Salud y a los próximos proyectos: el edificio de Rectorado y la plaza central, que articulará todo el espacio universitario. Finalmente, ha presentado las acciones que, en torno a la reputación, las alianzas y la proyección internacional, comenzarán a abordarse en septiembre.