Ana Manresa, abogada y experta en comercio exterior, se suma al claustro de profesores del Máster de Derecho Internacional de los Negocios del CEU de Elche

Ana Manresa, alumni de Derecho, en su despacho

Después de finalizar Derecho en el CEU de Elche, y un máster en Derecho Empresarial por el Centro de Estudios Garrigues & Harvard Law School, la vida profesional de Ana Manresa ha estado ligada a la asesoría. Desde 2011 es responsable del área legal en la agencia de Aduanas y comercio exterior Manuel Samper, en Alicante. Esta experiencia de asesoramiento en mercados globales, la vuelca ahora en el Máster de Derecho Internacional de los Negocios, un posgrado especializado que oferta conjuntamente el CEU con el Máster de la Abogacía. De esta forma se apuesta por una formación especializada para que los futuros juristas ofrezcan el mejor asesoramiento en la internacionalización de la actividad empresarial.

Las empresas están viviendo actualmente un complejo e intenso proceso de ajustes y cambios estructurales. Debido a, especialmente, una cada vez mayor relevancia económica del comercio internacional. Esta circunstancia obliga al asesor jurídico de empresa a conocer y atender nuevas y específicas realidades y necesidades derivadas del fenómeno de globalización e internacionalización. ¿Qué cree usted que puede aportarle esta formación doble a un futuro profesional del Derecho?

Que no haya una limitación a un plano nacional. El complementar la abogacía con el derecho internacional de los negocios implica que se tenga una visión de la empresa ajustada a la realidad global. Ya que una sociedad está abierta a operar en mercados distintos al español buscando nuevas oportunidades.

Usted es responsable del área legal en la empresa Manuel Samper: agente de aduanas y comercio exterior. Entre sus funciones se encuentra la asesoría aduanero-fiscal en comercio exterior ¿Por qué es esta una salida profesional para un graduado en Derecho?

Históricamente pensamos en áreas como familia o laboral. Pero el Derecho está presente en multitud de sectores, entre los que está el cruce de fronteras. En consecuencia, hace que estos campos sean salidas para los graduados en Derecho a explorar.

Asesoramiento en mercados globales

¿Cuál es su día a día en esta empresa?

Además del despacho de aduanas, es decir, los trámites a realizar en importaciones o exportaciones, me centro en la asesoría a empresas a fin de buscar una mayor competitividad desde una perspectiva aduanera. Por ejemplo, si una empresa quiere traer de un tercer país mercancía para almacenarla y enviarla en un futuro a otro tercer país, no es necesario liquidar el arancel, y pueden recurrir a un depósito aduanero. También inspecciones, autorizaciones, contenciosos etc. pero siempre en el campo del la aduana y el comercio internacional.

Su formación académica es completa y dirigida a sectores específicos ¿Hasta qué punto un futuro profesional debe ampliar sus estudios ante el competitivo mundo laboral?

Ciertamente, para mí la clave es la continua formación. “Si paras, caducas”. En cualquier área del Derecho, e incluso de otras profesiones, tienes que seguir renovándote y estar al día, máxime en un mundo en continuo cambio.

El posgrado del CEU apuesta por formar a profesionales que puedan asesorar en las necesidades de internacionalización de las empresas. ¿Por qué deben las empresas incorporar a estos profesionales?

Seguramente, una empresa focalizada a mercados distintos del nacional necesita un profesional que tenga una visión amplia, capacidad de resolución frente a necesidades internacionales. Y que no le asuste lo ajeno. Por ello, precisa una persona que haya recibido las herramientas que le harán adquirir esas cualidades.

Especialización para futuros juristas

A tenor del claustro de profesionales que imparten docencia en el Máster, ¿cómo valora que el posgrado del CEU esté diseñado para dotar a los alumnos de conocimientos técnicos transversales y sectoriales?

Igualmente, el máster proporcionará a los alumnos conocimientos para poder desarrollarse en un plano laboral. Al tratar distintos sectores, tendrán la base para encaminarse a la resolución de conflictos o nuevas oportunidades.

Parece que la salida natural de un graduado en Derecho es ejercer en el ámbito específicamente jurídico. Sin embargo, su experiencia demuestra que existen más posibilidades. ¿Qué les recomendaría a los futuros profesionales del Derecho?

Que hagan valer sus conocimientos estén donde estén. Al final el grado, o en mi caso la licenciatura, te dan una capacidad de análisis de una norma jurídica. Y toda actividad está regulada, así que, aunque no estén en un “sector tradicional” pueden hacer valer las competencias adquiridas en su formación.

¿Qué le ha aportado su formación académica en el CEU de Elche? Una herramienta de trabajo. El adquirir conocimientos que hoy en día potencio y desarrollo.

Artículo anteriorO. Cortijo: “Sin salud psicológica no es posible la recuperación social y económica en este país”
Artículo siguienteViernes, 8 de octubre de 2021