• Diversos seminarios especializados integran la formación teórica del alumnado de Fisioterapia con la realidad que van a encontrar en su ejercicio profesional

La fisioterapia pediátrica tiene un especial compromiso en el cuidado del paciente. Y es que los profesionales que se dedican a esta disciplina son conscientes de los problemas y dificultades de quienes pasan por sus manos. Pero la satisfacción de ayudar, tanto a bebés, como a niños y adolescentes con alteraciones en su desarrollo motor o postural, es enorme. Es lo que experimentan los estudiantes de Fisioterapia del CEU de Elche cuando asisten a los seminarios especializados que los forman en este campo.

Una de las sesiones de formación en fisioterapia pediátrica

Luca tiene 3 añitos y ha enamorado a los alumnos/alumnas de la asignatura de fisioterapia pediátrica. Luca padece el síndrome Kleefstra, una de las denominadas Enfermedades Raras. Los estudiantes han podido hacerle la valoración fisioterapéutica y plantear objetivos de tratamiento. Este taller se integra en una serie de seminarios organizados por las profesoras Cristina Salar, Silvia Martínez y Sonia Del Rio Medina. El objetivo: integrar la formación teórica del alumnado de Fisioterapia con la realidad que van a encontrar en su ejercicio profesional.

Casos reales para aprender

En el caso del taller con Luca, los alumnos han conocido la visión de los padres en este tipo de patologías y su inquietud cuando no se tiene un diagnóstico. Pero, también, las sensaciones y sentimientos cuando se les etiqueta como enfermedad rara y la necesidad de buscar la ayuda del fisioterapeuta. Además, cómo en tiempos de Covid, han tenido que trabajar online con el fisioterapeuta y convertir sus casas en gimnasios para realizar la rehabilitación.

Anteriormente, otra de las sesiones formativas sobre fisioterapia pediátrica se centró en la prematuridad, y cómo a través de la estimulación y la fisioterapia pediátrica los niños prematuros pueden alcanzar un desarrollo evolutivo normalizado… Y es que, como aseguran las profesoras Cristina Salar y Silvia Martínez, «la plasticidad es uno de los principales motores en el desarrollo del niño, y es importante que la fisioterapia esté presente desde el nacimiento y las UCIS neonatales…».

Antes de trabajar con los pacientes, los alumnos conocen técnicas para mejorar la postura de los niños

La fisioterapia pediátrica en el aula

Asimismo, los alumnos aprendieron cómo pueden ayudar en el futuro a niños con necesidades especiales a que obtengan una buena postura mientras permanecen sentados y que puedan manipular en dicha posición o por lo menos frenar deformidades. La sesión se centraba en la importancia del asiento pélvico como sistema de adaptación para obtener una sedestación funcional. Está confeccionado por un fisioterapeuta y se usa el cuerpo del niño como molde. Dicho sistema permite, además, mantener una simetría de la pelvis, dar estabilidad para AVD, trabajar el equilibrio… Al mismo tiempo realizaron «standing» o bipedestadores en abducción para facilitar la carga y la prevención de displasia de cadera.

Esta formación del alumnado en fisioterapia pediátrica se complementa con la que reciben en otros campos, como el desarrollo psicomotor en el medio acuático. También conocen el uso de técnicas para portear correctamente a los bebés y prevenir una alteración en la postura en el recién nacido.

Artículo anteriorMiércoles, 5 de mayo de 2021
Artículo siguienteJueves, 6 de mayo de 2021