Elodie Mellado (Filmin): “Nuestra naturaleza nos permite ser mucho más líquidos y apostar por un cine más arriesgado”

0
77

Informan: Marcos Nava, Zulema Gil y Gonzalo Escrig / Imágenes: Cinema Jove

Para Elodie Mellado, editora y programadora de la plataforma de streaming Filmin, el servicio bajo demanda catalán forma parte del “tejido de la industria española”. Formada en Comunicación Audiovisual en la Universidad Rovira i Virgili, la joven editora cree que gran parte del éxito que han cosechado, desde el comienzo del proyecto, se debe a los riesgos que toman a la hora de elegir y escoger su contenido: “Cuando nos aventuramos a lo desconocido, nunca fallamos”. Esta plataforma “ecléctica” fue lanzada en 2008 por Juan Carlos Tous, fundador y consejero delegado, desde entonces y, especialmente, tras la pandemia ha conseguido posicionarse como la plataforma mejor valorada por los usuarios españoles. EL ROTATIVO ha tenido la oportunidad de hablar con Elodie Mellado en su visita a Valencia para participar en la 37ª edición del Festival de Cinema Jove.

Elodie, ¿cómo surgió la idea de crear Filmin?

Eso es algo que se le tendría que preguntar a Jaume Ripoll y a Juan Carlos Tous ya que no estuve en el equipo cuando se creó Filmin. Pero sí que es cierto que surge porque ellos ven muy claro que el modelo de distribución tradicional de salas, de VOD, va a morir y porque la piratería estaba en auge y la gente consumía mucho contenido de la forma ilegal hasta el punto de que había plataformas que se hicieron muy famosas en España porque ofrecían contenido subido ilegalmente de forma gratuita. Se veía cómo había personas que subían contenidos a internet ilegalmente y se lucraban de algo que no les pertenecía, mientras que los que tenían los derechos de distribución de contenido no eran tan conocidas. En aquel momento no existía Netflix y todavía funcionaban las tiendas de alquiler de películas, todo eso hizo que Ripoll y Tous tomaran ese camino para luchar contra la piratería y ofrecer un negocio legal. Juan Carlos Tous era el CEO de Cameo, principal distribuidora de DVD en España lo que facilitó el que parte del capital adquirido de Cameo se reinvirtiera en desarrollar lo que seria el primer Filmin, a partir del cual otros socios como Avalon y Golem decidieron apostarlo todo y poner el contenido de forma retribuida en internet. Como dato curioso, Filmin es una de las primeras plataformas europeas en instalar el modelo de suscripción. Nosotros comenzamos con la opción de alquiler, pero al ver la fuerza de las suscripciones, implantamos ese modelo.

¿Qué diferencia existe entre Filmin y las demás plataformas de streaming?

La principal es el alcance. Las grandes plataformas están en cientos de países alrededor del mundo y nosotros solo estamos en España y Portugal. Somos una plataforma independiente y europea, lo cual no lo debemos olvidar en comparación con las otras plataformas que nacen en Estados Unidos, HBO MAX y Disney+, con todo lo que implica, y nosotros somos de las pocas plataformas europeas que somos un caso de éxito. Filmin es la primera plataforma europea que ha producido contenido original y, al ser de aquí, tenemos un mayor conocimiento de la industria local lo que se demuestra en la accesibilidad al talento joven y para las personas que están empezando y que en una gran multinacional donde se tienen que pasar muchos filtros es difícil. Nuestra naturaleza nos permite se ser mucho más líquidos y apostar por un cine más arriesgado y por estrenos que llegan a más público. Además, no estamos constreñidos por los algoritmos. Actualmente, se ha extendido la idea de que Netflix se guía por el algoritmo, de lo que ellos están orgullosos, pero nosotros no queremos olvidarnos de la importancia del factor humano y eso lo extendemos a toda nuestra acción desde la evaluación de proyectos hasta la presentación de la plataforma. Todos los bloques, colecciones, están hechos por personas, por nuestro equipo editorial.

¿Es difícil competir contra las grandes plataformas de streaming?

Creo que es importante destacar lo que cuestan las cosas y más teniendo en cuenta el hecho de que quizás hay una percepción de que somos muy grandes, pero seguimos luchando constantemente contra los gigantes. Creo que, celebrar las cosas que cuestan para ponerlas en valor siempre es importante. El cine es una lucha y no solo para Filmin, también para las distribuidoras internacionales que cada vez que van al mercado, pelean por traer el próximo éxito a España y por tener los derechos de la distribución. Al final, nosotros somos uno más dentro de todo este mundo. Evidentemente, cuantas más veces aciertes, mayor probabilidad tendrás de seguir manteniéndote y si fallas corres el riesgo de desaparecer, pero esto no es algo en lo que seamos especiales, estamos sujetos a estas cosas como otras distribuidoras españolas. Nosotros tenemos la ventaja de que más allá de cumplir este papel, también somos una plataforma de VOD y tenemos un acercamiento más transversal. Hay veces que sí que perdemos productos frente a plataformas más grandes, pero eso, al final, es un juego de ver quien tiene mejor ojo o suerte.

«Filmin es la primera plataforma europea que ha producido contenido original y, al ser de aquí, tenemos un mayor conocimiento de la industria local lo que se demuestra en la accesibilidad al talento joven y para las personas que están empezando»

A pesar de sus recursos limitados, Filmin es la plataforma mejor valorada por los proveedores por encima de Disney+, Netflix o Amazon Prime Video. ¿Cómo consiguen mantener la calidad del servicio? ¿Qué es lo que hacen mal o distinto las otras plataformas?

Por las otras plataformas no puedo hablar, pero creo que lo que nosotros sí hacemos bien es que tenemos un servicio de atención al cliente muy cercano. Tenemos un equipo que hace una labor fantástica a la hora de atender a todos los usuarios y eso nos ha llevado a que, año tras año, la OCU nos siga valorando como una de las mejores plataformas en España. Creo que también la gente valora el hecho de que seamos una plataforma que ha nacido en España, lo que genera muchos momentos de complicidad. Otro aspecto que creo que hacemos muy bien son las colecciones porque gracias a eso podemos jugar con temas de actualidad con los que la gente se siente interpelada, si bien es cierto que las demás plataformas ya lo están haciendo y quizás no es tan novedoso, pero nosotros fuimos quienes empezamos con ello. Creo que los usuarios sienten esta complicidad y el gran trabajo que se realiza en cuanto a soporte y a redes, lo que termina reflejándose en encuestas favorables. Nosotros somos una plataforma con recursos limitados y eso hace que la tecnología no siempre avance al ritmo que nos gustaría, aunque el equipo está trabajando para hacer Filmin cada día mejor. Evidentemente, ni el capital, ni el personal humano son comparable con lo que tienen esas plataformas que desarrollan su trabajo para todo el mundo, pero tenemos que agradecer a todos nuestros usuarios su fidelidad y su comprensión, y que sigan estando ahí apreciando el catálogo y disfrutando con él.

¿El mercado puede llegar a saturarse con tantas plataformas de streaming?

Ya está pasando. Cada vez, la gente siente más saturación. La clave está en ver cuales sobreviven, porque van a nacer nuevas plataformas y hay tendencia hacia el desgaste. Se puede ver, perfectamente, en el hecho de que todas las plataformas que hay en España se habían estancado en su crecimiento. Filmin ha crecido en comparación a las otras y seguimos teniendo un crecimiento mayor. En cuanto al consumidor puede llegar a pensar, ¿por qué todas las películas no están en el mismo lugar? Pero eso es un problema que también ocurre en los videojuegos. Un exclusivo de PlayStation no se va a jugar en Nintendo y viceversa, sin embargo, hay que entender que el contenido pertenece a un estudio que les ha costado dinero sacarlo adelante y que, evidentemente, es suyo y hay que darle valor. Va a ser difícil que exista una plataforma que los agrupe a todos.

Usted lleva diez años en Filmin, ¿imaginó que la plataforma iba a llegar a ser lo que es hoy?

La verdad es que no. Ha pasado todo muy rápido. Cuando entré no me imaginaba estar diez años aquí. Entré para hacer las prácticas de la universidad y, en ese momento, surgió una oportunidad, me quedé y aquí estoy desde entonces. Empecé haciendo cosas muy distintas a las que hago ahora y he tenido la suerte de estar en el equipo de programación, lo cual me hace muy feliz. No lo soñaba, pero quiero soñar más y llegar a ese punto de ir más allá. Nosotros siempre hemos sido una empresa muy pequeña. Evidentemente, queríamos a ver a Filmin triunfar y desarrollar proyectos grandes, pero también hubo momentos en los que era difícil creer y seguir adelante, año tras año, y que la gente apostara por nosotros. Soñábamos con estar aquí y nuestra idea es soñar a lo grande. Nos haría muy felices que una obra que apoyamos ganara un premio importante como un Goya. Queremos expandirnos, estamos en Portugal y esperamos que dentro de dos o tres años estemos en otro país europeo. La clave es seguir haciendo las cosas bien, mantenernos y no perder nuestra esencia, porque eso sería algo imperdonable.

Finalmente, ¿cree que la televisión en abierto puede desaparecer con la proliferación de estas plataformas?

No, para nada. Puede que los canales muten, pero no creo que la televisión lineal esté a punto de extinguirse. Netflix se está planteando tener programación lineal porque se ha detectado que. ante la cantidad inmensa de contenido que se ofrece, la gente se siente cada vez más abrumada. Ahora el público quiere que le programen. Hay personas que se sienten cómodas en torno a la plataforma y miran qué tiene nuevo para ofrecer, pero me consta que Netflix va a apostar por una programación lineal. Nosotros estamos lejos de plantearnos algo así, pero creo que la televisión lineal, dentro de quince o veinte años, no la conoceremos por los canales tradicionales. Por otro lado, lo que se está haciendo en Twitch no es muy diferente a lo que es la televisión lineal porque, aun estando en una plataforma, se establece una programación, un horario, por eso, creo que la televisión va a mutar aunque la linealidad no va a desaparecer.