Pere Rostoll (D.G. Relaciones Institucionales): «El cambio digital es positivo pero ha propiciado polarización y conflictividad social que va en contra de la convivencia de la ciudadanía y de la estabilidad de la democracia»

0
40

Información e imágenes: Redacción ROTATIVO

El director general de Relaciones Informativas de la Generalitat Valenciana, Pere Rostoll, advirtió, en el acto inaugural del seminario “Los retos de la autorregulación mediática frente a la desinformación” organizado por la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Comunicación de la Universidad CEU Cardenal Herrera y la Conselleria d’Innovació, Universitats, Ciència i Societat Digital de la Generalitat Valenciana sobre el papel crucial que tienen los medios de comunicación en la estabilidad de la democracia actual en un mundo donde, «el cambio digital ha sido positivo pero ha propiciado un espacio de polarización y conflicto social que va en contra de la convivencia de la ciudadanía y de la estabilidad de la propia democracia”.

Durante su intervención en la ponencia inaugural, Rostoll reflexionó en torno a la importancia que actualmente tiene el periodismo en la sociedad, así como la crisis en la que está inmerso. En relación con las causas que ha propiciado la crisis del actual sistema de medios, el periodista y responsable de la Generalitat Valenciana destacó como causas principales la crisis económica del año 2008 y el cambio digital: “La crisis de 2008 supuso una precarización de la profesión con reducción de plantillas y una crisis en los medios españoles que hizo perder credibilidad de los medios ante sus lectores y la ciudadanía. Junto a eso se produjo una aceleración en la implantación del modelo digital, lo que generó un nuevo paradigma digital que es positivo para la profesión pero que supone una amenaza para información porque ha generado espacios contrarios a la información real y veraz con una banalización de contenidos y una espectacularización de la información que persigue el objetivo de conseguir audiencia a toda costa y colisiona con la credibilidad del periodismo”.

La situación descrita en el sistema de medios como consecuencia de la digitalización supone, desde el punto de vista de Rostoll, “la pérdida de jerarquización en la presentación de los contenidos y de la información y una celeridad a la hora de trabajar la información que ha supuesto una falta de rigor en el tratamiento de la información porque la velocidad es grande, lo que hace que se pierda la visión y buen hacer del periodista. Además, las redes sociales se han convertido en un ámbito donde todo vale y cualquier información se se difunde sin criterio, sin control y sin regulación convirtiendo este espacio en un espacio de desinformación, de fake news que incentiva la proliferación de los populismos, de los discursos de odio, poniendo en peligro la estabilidad de la propia democracia”.

Ante el diagnóstico compartido con los asistentes, Rostoll apuntó que no todo está perdido y que hay soluciones ante la crisis de medios que deben involucrar tanto a las empresas periodísticas, como a las administraciones, así como a los propios periodistas: “Desde las empresas se debe apostar por invertir en la formación de periodistas, ordenar la digitalización y trabajar en dicho entorno con honestidad buscando la calidad de la información. Además, por parte de la administración hay que procurar generar un espacio de estabilidad apostando por una empresa social que esté imbricada en el entorno en el que se encuentra. Finalmente, los propios periodistas deben volver al origen del periodismo que no es otro que contar a la gente lo que pasa en la calle siendo fieles a nosotros mismos porque la gente tiene derecho a saber lo que pasa en el mundo, con respeto y generando confianza, esa debe ser nuestra autorregulación”.

El acto tuvo lugar en al Palacio Colomina de la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia y contó con la presencia de Anunciación Ramírez, vicedecana de Periodismo de la Universidad, así como de los coordinadores del seminario, los catedráticos Hugo Aznar y Maite Mercado, entre otros docentes, alumnos y especialistas en autorregulación periodística.