El Besamanos a la Mare de Déu finaliza a la una de la madrugada tras el paso de más de 23.000 fieles

0
58

Redacción ROTATIVO

Más de 23.000 personas participaron este miércoles en el Besamanos público a la Virgen de los Desamparados que se celebró en la Basílica durante más de 18 horas. Las puertas del templo se abrieron a las 6:45 horas y permanecieron abiertas hasta la una de la madrugada.

El homenaje del pueblo valenciano a su patrona contó con la presencia de la Escolanía de la Virgen de los Desamparados que también participó en el Besamanos por la tarde y, antes, por la mañana, cantó durante el rezo del Rosario meditado. Junto a la Escolanía y las diversas asociaciones religiosas que fueron pasando a rendir homenaje a la Verge se sumó por la noche el cardenal arzobispo de Valencia Antonio Cañizares quien estuvo en la Basílica al filo de las diez de la noche para rezar ante la imagen procesional de la Mare de Déu.

Durante toda la jornada, “nuestra Virgen de los Desamparados siempre estuvo acompañada, nunca dejó de pasar gente, tampoco durante las horas de más calor y un sol de justicia a mediodía, y el Besamanos se cerró de madrugada tras el paso de más de 23.000 fieles”, ha destacado, Álvaro Almenar, vicerrector de la Basílica.

Debido a las altas temperaturas que se registraron en las horas centrales del día, la Cruz Roja realizó varias intervenciones por lipotimias, ninguna de gravedad. En la organización y control de acceso en el Besamanos participaron los Seguidores de la Virgen de los Desamparados, la Corte de Honor y los Eixidors del Trasllat, con la colaboración de la Policía Local en la Plaza de la Virgen.

La imagen peregrina lució en el Besamanos un manto nuevo, ofrecido por la Camarera de la Virgen, Mª Dolores Alfonso, confeccionado en seda natural de estilo florentino renacentista por el artista Pedro Arrue.