Carla Díaz (Ayuda a la Iglesia Necesitada): “Hay países en los que ir a misa un domingo supone jugarte la vida”

0
103

Información e imágenes María del Mar Benlloch

Carla Díaz, directora de Relaciones Institucionales de Ayuda a la Iglesia Necesitada, asegura que vivimos en una sociedad narcisista e individualista, siendo los cristianos “un bálsamo para la sociedad”. Licenciada en Derecho y especialista en Gestión de Patrimonio, ha trabajado en Cadena COPE y como profesora de Gestión Cultural en la Universidad CEU San Pablo. Del informe de libertad Religiosa en el Mundo 2021, de la situación de la Iglesia en zonas de conflicto, de yihadismo y cristianismo, de la libertad religiosa en el mundo y en España, así como de las políticas que en este sentido se están desarrollando en nuestro país habló para EL ROTATIVO.

En la Declaración Universal de Derechos Humanos, más concretamente en el artículo 18, se reconoce el derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión, ¿por qué cada vez los cristianos se ven más reprimidos a la hora de manifestar su religión? ¿El cristianismo ha perdido relevancia en la sociedad?

La libertad religiosa es un derecho primario que engloba otra serie de derechos, pero que se basa en dotar al ciudadano de la libertad para creer, no creer, predicar en público o en privado y hacerlo solo o de forma colectiva… Sin embargo, hay países en los que no está reconocido. En España este derecho está reconocido por la Constitución Española y desarrollado por leyes orgánicas, aunque en la sociedad el cristianismo ha perdido relevancia, porque no vivimos con radicalidad ni llevamos la fe a nuestro día a día.

Es una realidad que se ha producido un empeoramiento del respeto a la libertad religiosa en el mundo, ya que uno de cada tres no respeta este derecho, ¿cuál cree que es el motivo a que se lleven a cabo graves violaciones a la libertad religiosa?

Los gobiernos autoritarios no respetan la libertad religiosa y prohíben creer en ella como ocurre en Corea del Norte y China. El islamismo radical persigue a aquel que no es musulmán, haciéndole pagar un impuesto o matándole. Este tipo de situaciones son cada vez más comunes en el cinturón de África, y se les denomina ‘la persecución silenciosa’, porque es una supuesta tolerancia que se traduce en la imposibilidad de disponer de derechos básicos que se reconocen en la Declaración de Derechos Humanos.

En el informe de libertad Religiosa en el Mundo 2021 se destaca lo sucedido en Mozambique. El grupo yihadista Ansar al-Sunnah Wa Jama (ASW), alineado con el Estado Islámico ha proclamado establecer “provincias del Califato”, ¿a qué cree que es debido? ¿Por qué cree que los yihadistas se sienten con el poder para establecer “provincias del Califato”?

Los yihadistas necesitan tener un territorio físico por poder y riqueza. Su modus vivendi es matar, conquistar y oprimir. Se van expandiendo en aquellos lugares donde ven una oportunidad debido a la pobreza y a la miseria que están viviendo, al igual que en aquellos lugares que cuentan con un gobierno débil y no puede defender a su población. Además, si esos territorios cuentan con un suelo rico con minerales, gas o petróleo, los valoran mucho más, porque al final se convierten en una de sus principales fuentes de financiación.

Un cristiano no es una persona dócil de manipular, son considerados personas libres y con conciencia, lo que resulta incómodo para un gobierno autoritario y el yihadismo”

Desde hace años el yihadismo forjado en las llanuras de Siria e Irak se ha trasladado al continente africano para vincularse con los grupos criminales locales en los países subsaharianos. ¿A qué cree que es debido los cristianos se hayan convertido cada vez más en un objetivo específico de los terroristas? ¿Cree que permitirán los yihadistas una libertad religiosa plena a los cristianos?

Para el Estado Islámico los cristianos son su principal objetivo porque su religión no es el islam, y porque a los más radicales los lleva al paraíso el matar. Además, un cristiano no es una persona dócil de manipular, son considerados personas libres y con conciencia, lo que resulta incómodo para un gobierno autoritario y el yihadismo. Siendo por lo tanto el cristianismo la religión más perseguida en todo el mundo.

Asimismo, los datos que se reflejan en el estudio despiertan una preocupación por España, debido al “interés” por el gobierno presidido por Pedro Sánchez, de “cambiar la aconfesionalidad por un Estado laicista”, ¿repercute esta medida en la libertad educativa de los padres y a la hora de elegir el centro educativo?

En la actualidad hay un falso respeto, porque si hubiera respeto se respetaría el que pudiéramos llevar a nuestros hijos al colegio que queramos y podamos practicar en público o en privado. Hay sitios que, bajo esa falsa de libertad, no se respeta la libertad de conciencia o no pueden hacer nada que vaya en contra de su fe, como la eutanasia. En España, cada vez se están perdiendo los grandes derechos que conforman la libertad religiosa.  

También se nombra la exclusión de la asignatura de religión en el currículum académico, ¿el hecho de cursar la asignatura de religión debería ser una elección del alumnado o de la administración? ¿Debería ser obligatoria?

El Estado tiene un poder de legado. Si los padres quieren llevar a sus hijos a un colegio conforme a sus creencias, el Estado no tiene otra cosa que facilitar ese poder y sino lo facilita está cercenando su libertad. La administración tiene que ser el garante de las libertades de los ciudadanos, y tiene que generar un marco de libertades y derechos que permitan ser libre en los diferentes ámbitos de la vida.  

“En España, cada vez se están perdiendo los grandes derechos que conforman la libertad religiosa”

En el mismo informe también se destaca que el 67% de la población vive en países donde se perpetran graves ataques a este derecho fundamental. ¿Cómo cree que abordan los cristianos esta situación? ¿Qué medidas cree que se deberían de tomar para hacer frente a estas situaciones? A nivel infantil, ¿qué impacto tienen estos ataques en los niños?

Los cristianos que están en países en los que son perseguidos son admirables, no renuncian a su fe, de hecho, el entrar en misa un domingo supone para ellos jugarse la vida, pero no renuncian a su fe y son capaces de perdonar a alguien que ha matado a sus familiares.  Un ejemplo es Pakistán, donde las iglesias tienen alrededor un muro que les protege de los atentados. En el caso de los niños, viven mucho sufrimiento, pero al final lo acaban abordando como les enseñan sus padres.

La pandemia ha tenido implicaciones para los derechos humanos en todos los países del mundo. La libertad religiosa se vio muy afectada antes las medidas que tomaron los gobiernos. En China usaron la pandemia para poner mayores restricciones a la práctica de la religión y en el caso de los grupos terroristas se aprovecharon de la distracción de los gobiernos para aumentar sus ataques violentos. ¿Qué ha pasado con la libertad de religión en la pandemia? ¿Cuál ha sido el motivo por el que se haya visto reprimida esta libertad? ¿Ha supuesto la pandemia un retroceso en la libertad religiosa?

Los yihadistas han bajado a la zona de África donde hay países con Estados fallidos o más débiles, y es increíble como en tan poco tiempo han llegado a países donde vivían en paz. Pero un factor para tener en cuenta es la pandemia, porque el hecho de estar encerrados ha llevado a un reclutamiento online, y además algunos gobiernos han descuidado a estos grupos al estar pendientes de la pandemia.

En los últimos años a través de las redes sociales se han impulsado numerosos movimientos entre jóvenes para llevar a cabo iniciativas cristianas y realizar oraciones de forma conjunta, ¿son los jóvenes la esperanza del cristianismo? ¿Las redes sociales han promovido, entre los jóvenes, la práctica del cristianismo durante la pandemia?

Los jóvenes son el futuro, por ello, yo lo que les pido compromiso, pero no solo en las redes, sino con los que tenemos al lado y una fe verdadera para que puedan transformar el mundo.