La Mesa por la Educación en Libertad llama a la movilización el 11 de noviembre contra la “Ley Celaá”

0
150

Informa Jaume Gascó / Imagen: Archivo

La Mesa por la Educación en Libertad, ha hecho un llamamiento a la movilización contra la propuesta de ley que el actual gobierno está tramitando la LOMLOE, más conocida como “Ley Celaá” en una comparecencia ante los medios de su portavoz Vicente Morro, el cual ha destacado “la necesidad de concienciar y sensibilizar a la sociedad de lo que se nos viene encima. Hay mucha gente que todavía no les ha llegado la información sobre lo que implica esta nueva ley de enseñanza”.

En la actualidad, y ante el proceso de tramitación de la nueva ley, son muchas las iniciativas que se están llevando a cabo bajo la campaña de “Más plurales, más libres, más iguales”, creada a nivel nacional por la plataforma Concertados y que ya ha conseguido la recogida de más de 622.000 firmas de ciudadanos que no están de acuerdo ni en el fondo ni en la forma de “trastocar” el sistema educativo.

En este sentido, la Mesa por la Educación en Libertad ha invitado a todos los centros educativos a que cuelguen un lazo naranja en las fachadas de sus centros y en las ventanas de las aulas para manifestarse públicamente contra esta nueva ley: “El día 11 a las 11 horas invitamos a los centros y organizaciones que se quieran sumar a que coloquen este lazo en fachadas y ventanas de las aulas, para que haya una manifestación pública y que la gente pueda reconocer este símbolo como protesta, concienciando a alumnos y familias” ha afirmado Morro, durante su intervención.

El portavoz de la mesa ha denunciado que la ley “nace muerta porque no hay consenso ni en el Parlamento ni en la sociedad civil, con la cual no se ha contado. Tendrá que ser derogada y así se lo pediremos al próximo gobierno que pueda hacerlo. Además, esta ley afecta a otras cuestiones como la autonomía de centros educativos o la educación diferenciada, por lo que será enmendada por el Tribunal Constitucional” ha afirmado el portavoz.

Morro ha manifestado también que con la «Ley Celaá”: “Se impone una ley partidista e ideología, eliminando la demanda social como criterio para cubrir necesidades de escolarización. Es una ley que considera a los centros concertados como centros subsidiarios de la red pública, cuando el Tribunal Supremo ha dicho que son redes complementarias. No se puede inventar un derecho a la educación pública, porque los padres tienen derecho a elegir cual debe ser la educación de sus hijos” ha denunciado.

Durante su intervención, Morro ha denunciado también la intención de eliminar del ámbito educativo la asignatura de Religión “mediante condicionantes que empeoran el modo de impartir la asignatura”, así como ha destacado el interés del gobierno por recuperar la “nefasta Educación para la Ciudadanía y la figura del comisario político en centros concertados”. Asimismo, el Portavoz de la Mesa por la Educación en Libertad ha realizado durante su intervención una defensa por “una educación plural y no una educación que imponga el Estado, ya que pensamos que debe haber una convivencia entre redes públicas concertada y privadas”.

En la actualidad, la Mesa por la Educación en Libertad reúne a Escuelas Católicas y FECEVAL-CECE, a la Federación Católica de AMPAS (FCAPA), a los sindicatos USO y APPRECE, entre otras, un total de más de seiscientos centros educativos lo que supone unas cien mil familias defendiendo la libertad de Educación desde hace cinco años.