El tándem CEU-UCH y Villarreal CF reparte felicidad en el Uniraid en Marruecos

0
464

Redacción: Raquel Sánchez / Imágenes: CEU

El equipo liderado por la estudiante de la Universidad CEU Cardenal Herrera, Andrea Maldonado y su hermano Carlos, ha regresado victorioso de su aventura humanitaria en Uniraid. Tras una travesía de siete días cruzando Marruecos, por el interior, atravesando el Atlas y superando todo tipo de obstáculos naturales y pruebas de estrategia y habilidad, sin GPS ni dispositivos electrónicos en un coche de más de 20 años, los dos hermanos han logrado su objetivo con creces: entregar 90 kg de material solidario y escolar a los habitantes de las aldeas del desierto de Erg Chebbi.

La participación de los dos jóvenes en este rally solidario, destinado exclusivamente a estudiantes universitarios, ha sido gracias al patrocinio del Villarreal CF y la Universidad CEU Cardenal Herrera a través de la venta de las entradas de los partidos de liga disputados en el Estadio de la Cerámica que el club ha estado cediendo a la Cátedra de Solidaridad de esta universidad, con el objetivo de obtener recursos para las acciones sociales impulsadas desde la comunidad universitaria.

“Fue una experiencia arrolladora tanto a nivel de crecimiento personal como a todo lo que envuelve el hecho de participar en un voluntariado de estas características”

Para la estudiante del CEU, Andrea Maldonado, participar en esta aventura ha sido una experiencia increíble. Desde el Villarreal CF y la CEU-UCH le entregaron un cheque benéfico de 1.100 euros para el Uniraid. “Me encantó saber que mi universidad apoyaba esta iniciativa, pudiendo así vivir la experiencia gracias a ello”, afirma Andrea recordando el día en el que recibió la noticia de que había sido elegida para el Uniraid.

Durante las siete etapas en las que se dividió el rally, nuestros protagonistas tuvieron que guiarse únicamente con la ayuda de una brújula, además de estar acompañados de un grupo de personas que fueron elegidas para que se encargasen del mantenimiento del vehículo. Aparte de ello, el rally fomentó durante esas siete etapas, siete valores del emprendimiento a modo de enseñanzas, entre los que se encuentran la gestión de recursos, planificación, trabajo en equipo… Unos valores que se iban trabajando a medida que avanzaban por el recorrido. Cuando le preguntamos a nuestra protagonista acerca de lo que le ha supuesto poder compartir esta experiencia con su hermano Carlos, no duda en destacar “ha sido una experiencia maravillosa por la parte que me toca, que es poder compartir este voluntariado con mi hermano, alguien tan cercano a mí”.

La parte menos visible de la preparación para este voluntariado, ha sido el gran proceso logístico que hay detrás de esta iniciativa. En este sentido, Andrea afirma “mi hermano y yo estuvimos durante cinco meses planificando todos nuestros movimientos y, al ser hermanos, esta parte fue mucho más cómoda y amena de sobrellevar”, nos explica Andrea. “La puesta a punto de un coche con más de 20 años fue una tarea ardua, porque una vez comprado y tras recogerlo en Alicante, lo llevamos a nuestra casa. Ahí es cuando empezaron las modificaciones, el cambio de neumáticos, arreglar parte de la mecánica… de lo que se encargó mi hermano de solucionar. Digamos que yo durante estos meses fui su gran apoyo moral”, nos relata la estudiante entre risas.

«Sin duda me llevo grabado que lo más importante para llegar lejos es el trabajo en equipo”

Siendo esta su primera experiencia en un rally solidario, Andrea se ha mostrado muy motivada para participar en la próxima edición ya que para ella esta experiencia ha sido “arrolladora, tanto a nivel de crecimiento personal como a todo lo que envuelve el hecho de participar en un voluntariado de estas características”. «Sin duda me llevo grabado que lo más importante para llegar lejos es el trabajo en equipo», asegura Andrea. En el transcurso de la misma, además, los dos hermanos han tenido la ocasión de aprender mucho de las familias y niños de las aldeas del desierto “que tienen tan poco y son felices», lo cual incentivó a nuestros protagonistas a vivir su día a día de manera más sencilla y, sobre todo, a mostrarse agradecidos “por lo afortunados que somos y de lo que disponemos”, continúa Andrea. Pletórica por lo vivido aún recuerda la satisfacción y la sonrisa de los niños cuando les estregábamos un balón del Villarreal CF mientras se muestra muy agradecida por el gran apoyo del club deportivo y del CEU, «una universidad que se preocupa por sus alumnos y fomenta el trabajo social apoyando a los más necesitados es de agradecer. Para mí fue una experiencia única y, sin duda, se la recomiendo a cualquier persona” concluye.

El espíritu solidario de Andrea Maldonado siempre le ha acompañado desde bien pequeña -por no decir desde siempre- participando en voluntariados, sobre todo en Venezuela. Cuando se trasladó a España, empezó a buscar instituciones dónde poder seguir viviendo estas experiencias en las que pudiese ayudar de alguna manera y cuando conoció la Fundación “Soñar Despierto” y le contaron la existencia de este rally, sin dudar tomó la decisión de formar parte de este proyecto “cuando mi hermano me lo comentó porque siempre me ha gustado la aventura y, precisamente, esta experiencia aunaba mis dos pasiones: el voluntariado y el afán aventurero que tengo, no dudé en decir que sí a ella”, destaca.

Endavant solidaridad

La iniciativa solidaria conjunta de la Universidad CEU Cardenal Herrera con el Villarreal CF se enmarca en el Aula Universitaria Endavant, un proyecto pionero que integra la realidad de un club de primera división con todas sus implicaciones deportivas e institucionales en los programas formativos, prácticos y científicos de la Universidad. Antes de colaborar en este patrocinio, el Villarreal y el CEU han destinado sus cheques solidarios a otras iniciativas sociales, como la participación de un equipo de profesores y estudiantes de Enfermería en una misión humanitaria en Ghana de la mano de la ONG Youcanyolé o al Proyecto Píxel de la CEU UCH, para apoyar propuestas impulsadas desde las asociaciones de pacientes de la provincia de Castellón. Una iniciativa que debe ser continuada en opinión de Andrea “estos proyectos no serían posibles sin el apoyo de otras personas y, el hecho de saber que estudias en una universidad que fomenta esta clase de valores, tanto dentro como fuera de las aulas, y, sobre todo, que te apoyan en todos tus proyectos me parece una labor a destacar muy importante”, afirma la estudiante y que seguirán contando con el apoyo en este caso del Villarreal CF según su embajador Marcos Senna “por parte de nuestro equipo y de la institución que representa el Villarreal CF, nuestra labor siempre ha sido y será apoyar este tipo de causas. Implicarnos en esta iniciativa ha sido para todos los que integramos el club un verdadero placer y una experiencia muy gratificante que tendrá su continuidad en futuros proyectos”, ha concluido.