Ania Granjo: “Me gustaría ser capaz de transmitir solidaridad y sentimientos desde las paredes del alma”

0
269

Redacción: Ángela Belda Ortega / Imagen: Paco Beita

La profesora de Derecho de la Universitat de València y doctora, Ania Granjo, abogada también en ejercicio, ha publicado el poemario “Huellas de mí”. Premio San Raimundo de Peñafort a la Excelencia, otorgado en febrero del pasado año por el Instituto para la Excelencia Profesional y también ha sido distinguida con el Premio Europeo a la Mujer Emprendedora, concedido por la Asociación Europea de Economía. Hablamos con ella sobre su última obra, la poesía y la vida.

Dicen que todo pasa por algo, en su caso, ¿qué cree que le llevó a escribir un poemario?

Me gusta escribir. Lo hago desde pequeña. Ya había escrito una novela y un ensayo (aún inéditos) cuando, de repente, un buen día fallece mi mejor amigo. Fue un golpe durísimo. Era tal el dolor interno que sentía que comencé a escribirle un poema de despedida para, de alguna forma, inmortalizarlo. Y descubrí, entonces, el gran poder liberador de expresar sentimientos a través de la poesía y seguí componiendo.

Todo escritor tiene un motivo o personaje que le hizo despertar su pasión por la lectura. En su caso, ¿cuáles diría que fueron sus primeras lecturas poéticas y qué autores le influyeron?

Muchos, sin duda… Bécquer, Petrarca, Neruda, Borges, Rosalía de Castro, Emilia Pardo Bazán, los hermanos Machado, Miguel Hernández, Vicente Aleixandre y tantos otros que me inspiran día a día.

¿Cómo definiría su poesía?

La definiría como una poesía sencilla, intimista, profunda, sin artificios, descriptiva y con toques existencialistas que busca transmitir al lector sentimientos y emociones cotidianos, actuales.

Con ella, ¿qué le gustaría transmitir al lector?

Me gustaría ser capaz de transmitir solidaridad y sentimientos desde las paredes del alma. Merecido tributo a las personas importantes en mi vida tristemente desaparecidas.

«Soy lo que soy hoy día por todo lo vivido y por todas las personas que se han cruzado en mi camino»

Hablando de solidaridad, precisamente una parte de los beneficios de su poemario van destinados a “Mensajeros de la Paz”, ¿de qué forma cree que repercutirá su labor solidaria?

Así es. En concreto, mis derechos de autora irán destinados íntegramente a la obra social del Padre Ángel en “Mensajeros de la Paz” y a ayudar en la promoción de este poemario con el deseo de poder recaudar la mayor cantidad de fondos posibles para ayudar a esta causa. Su repercusión dependerá directamente de las ventas de este libro y, de momento, está teniendo una muy buena acogida.

Por este poemario ha sido nombrada Dama dell’Arte por la Fondazione Costanza de Italia… ¿Cómo lo ha recibido la concesión de esta distinción?

Me siento muy afortunada por ello, y lo cierto es que lo recibí con mucha humildad, agradecimiento y, en nombre de mis huellas que, en definitiva, son las verdaderas damas del arte.

Usted es una mujer emprendedora y luchadora. Es abogada experta en protocolos familiares y planes de continuidad para empresas familiares, doctora en Derecho, exmagistrada, modelo, premio San Raimundo de Peñafort por el Instituto para la Excelencia Profesional de Madrid… ¿Cuál cree que es la clave del éxito?

Diría claves. Es muy importante tener o intentar tener resiliencia, honestidad, sacrificio, lucha, confianza personal, generosidad y un profundo sentido de verdadera humildad, para con uno mismo y los demás, siempre.

«HE DescuBIERTO el gran poder liberador de expresar sentimientos a través de la poesía»

Siendo tan fuerte y segura, ¿usted qué consejo le daría a su ‘yo del pasado’?

Ninguno. Simplemente le doy las gracias por lo mucho que me ha enseñado. Soy lo que soy hoy día por todo lo vivido y por todas las personas que se han cruzado en mi camino. Gracias a ello, he aprendido de todas las experiencias -positivas y negativas- que me han ayudado a crecer desde dentro hacia fuera.

¿Y a su ‘yo del futuro’?

Le diría que disfrute de lo conseguido pero que siempre conserve esa pasión por la vida que tengo y la ilusión por los nuevos proyectos. No hay que perder jamás mi punto “Campanilla” de soñar y perseguir mis sueños.

¿Cuál es su próximo reto u objetivo?

¿Próximo reto? Siempre tengo la misma meta diaria: vivir intensamente cada instante y dar, siempre lo mejor de mí en cada cosa que haga.

Para finalizar y dirigiéndose a ese público lector más joven, ¿qué consejos les daría a los jóvenes que siguen sus huellas?

Que nunca se den por vencidos y que luchen por sus sueños. Que conserven siempre la fe en sí mismos y, sobre todo, que piensen que el sacrificio es temporal pero la satisfacción es eterna. Nada llena, energiza y tranquiliza más, que mirarte cada día en el espejo y que éste te devuelva una sonrisa cómplice. Y que cada vez que asciendan un peldaño de éxito, que suban dos de humildad. Ese es mi lema en la vida y yo, por ejemplo, ¡intento no saltármelo!