Javier Cercas y Manuel Vilas: literatura y vida entre amigos

0
256

Redacción: Eva Andreu y Pilar Laura Jordà / Imagen: Eva Andreu

El ganador y el finalista del Premio Planeta 2019, Javier Cercas y Manuel Vilas respectivamente, se reunieron en el hotel Vincci Lys de Valencia con periodistas de distintos medios de comunicación, entre ellos EL ROTATIVO, con motivo de la gira de presentación de sus respectivos libros tras recibir el Premio Planeta, Javier Cercas, y ser finalista en esta edición de 2019, Manuel Vilas.

El encuentro se desarrolló en una tertulia-café donde los autores respondieron a las preguntas de los periodistas que allí se encontraba, comentando sobre todo los aspectos más relevantes de sus últimas obras así como también se detuvieron a analizar el mundo de la literatura, su trayectoria dentro de él y el proceso creativo. El autor de Soldados de Salamina, Javier Cercas, explicó que Terra Alta, libro premiado en los Premios Planeta 2019, es un reflejo de su reinvención como escritor, pero al mismo tiempo mantiene su sello personal. “Uno, a determinada edad, sabe usar lo que conoce, convertirlo en una fórmula y seguir escribiendo los mismos libros. Si haces eso estás muerto como escritor”, afirmó Cercas en un momento de su intervención.

En la trayectoria literaria de Cercas encontramos protagonistas muy próximos al escritor, mientras que su última novela es redactada en tercera persona, lo que marca el distanciamiento del personaje principal respecto al autor. Javier Cercas reconoció su posición como privilegiado en el mundo de la literatura, puesto que en la actualidad el autor manifestó que podía vivir únicamente con sus libros, una situación que muy pocos escritores se pueden permitir.

Cercas se presentó al Premio Planeta porque sentía que Terra Alta era un libro distinto al resto de sus obras, en el que se ha esforzado por renovarse, pero que a la vez contiene su esencia como escritor. “Tengo la impresión de que he abierto un territorio nuevo con este libro y, a la vez, un territorio que yo desconocía, pero que al mismo tiempo me hace ser yo”, añadió Cercas. Esta intención de renovarse también es, al mismo tiempo, una manera de no repetirse en sus pasos, “García Márquez al hilo de esto, me dijo un día estando en Cartagena de Indias: Yo ya no voy a escribir más libros porque yo ya puedo engañar a todo el mundo, pero a mí no me puedo engañar” (dice entre risas).

Para Cercas los libros “tienen que salir de las tripas” y de la necesidad vital para poder escribir, es por ello que todos los libros que ha escrito están en primera persona. En el caso de Terra Alta, tal y como señaló, el libro está escrito desde la perspectiva de una tercera persona totalmente distante y, además, una parte del libro está escrito en presente, por lo tanto, hay cambios formales; hecho que hace visible este afán de lo nuevo y la renovación. “La literatura es forma, en ella la forma es el fondo, una mala historia bien contada es una buena historia, pero una buena historia mal contada es una mala historia”, añadió Javier Cercas.

El actualmente finalista de los Premio Planeta 2019, Manuel Vilas, destacó en el transcurso de esta agradable tertulia la disparidad y a la vez semejanza de Alegría con su obra Ordesa, una de sus trabajos literarios más aclamados y conocidos en el mundo de la literatura. El autor aragonés quiso escribir una novela autónoma de Ordesa que, al adentrarse en ella, el lector no tuviera la sensación de que se había perdido algo.

Nos obstante, ambas mantienen un parentesco importante en los temas, sobre todo con el tema de la familia, aunque se dirija a otros ámbitos dado que también explora las relaciones padre e hijo. Su obra Alegría es un libro de amor. El amor de Manuel Vilas por sus seres más queridos a quienes se refiere en la novela de forma cariñosa con nombres de músicos ilustres. “Empecé llamando a mi padre Bach y a mi madre Wagner, como un homenaje a través de la literatura y la imaginación. Era como una elevación, una forma de belleza, una forma de inspiración literaria y de redención”, destacó el escritor.

En Alegría hay tramas, hay dramas, personajes oscuros como el de Arnold que denota que el vacío está presente en el mundo “cualquier persona en algún momento hemos sentido el pulso del vacío, desde lo profesional hasta lo personal, algo que te anula, pero sin embargo hay que hacer un esfuerzo para sobreponerse a las adversidades y seguir viviendo”, destacó.

Esta épica cotidiana que se resuelve en la novela Alegría procede de lo más sencillo de la vida, lo cual es motivo suficiente de agradecimiento de la vida. Una novela muy naturalista que busca una verdad biológica, el puro hecho de estar vivo como una celebración, el instinto ancestral de la alegría más allá de los significados sociales que la vida tiene.

Tanto Terra Alta, como novela negra, y Alegría, como drama, muestran protagonistas que persiguen el mismo objetivo, liberarse de sus respectivas sombras y oscuridades. Mediante este punto común, el lector descubrirá un vínculo en el mensaje: “la búsqueda del sentido de la vida” que, tal y como dijo Vilas, es la base de la construcción literaria de ambos libros. Los Premios Planeta reconocen el trabajo literario a estos dos escritores que impregnan su sello personal en las historias que transmiten.

“Trabajo mucho para que el lector no note todo lo que he trabajado”, añadió Javier Cercas durante su conversación acerca de su visión de los libros y lo que tienen que transmitir al lector a la hora de esa inmersión en las lecturas y novelas. De la misma manera, Manuel Vilas añadió su punto de vista en torno a las sensaciones que le transmite haber escrito este libro finalista: “En Alegría he escrito lo que me pedía el cuerpo en este momento y lo que necesitaba plasmar con urgencia en esta novela, ha sido un trabajo aislado de trabajos anteriores”, afirmó.

Ser distinguido con el Premio Planeta supone un reconocimiento a la novela en España. Como si de un termómetro de la cultura del país se tratase, en este año 2019 han sido Javier Cercas y Manuel Vilas los que construyendo su coherencia dentro de una incoherencia literaria que aúna a la perfección la esencia de la novela negra y el drama en sus respectivos campos han logrado alcanzar estos galardones que formando parte de la historia de uno de los premios literarios más importantes de España.