CEU Cardenal Herrera se suma a la defensa de la libertad de educación

0
242
05/02/19. Comunitat Valenciana. El arzobispo de Valencia Antonio Can?izares presenta la campan?a #yoelijo

Redacción ROTATIVO / Imagen: CEU

Entidades y asociaciones educativas, entre las que se encuentra la Universidad Cardenal Herrera CEU de Valencia, en colaboración con las diócesis de Valencia, Segorbe-Castellón y Orihuela-Alicante, han impulsado en la Comunidad Valenciana una campaña de concienciación en defensa de los derechos de los padres a elegir la educación de sus hijos.

La iniciativa, desarrollada desde la Mesa por la Educación en Libertad, ya ha sido secundada por 730 colegios y más de 150.000 familias de la Comunitat Valenciana así como por instituciones como el propio CEU, la Universidad Católica de Valencia, Escuelas Católicas Comunitat Valenciana, la Federación de Centros Educativos de Valencia (Feceval), CONCAPA Comunidad Valenciana y la Fundación San Vicente Mártir de Colegios Diocesanos. Asimismo, también se han sumado en esta campaña otras entidades y colectivos como la Fundación Valores y Sociedad, Asociación Familia y Dignidad Humana, la Plataforma por las Libertades y Educatio Servanda, FSIE-CV, USO-CV, APPRECE España y Comunidad Valenciana, Foro de la Familia y Cristianos en Democracia, entre otros.

Bajo el lema «Sin educación en libertad, no hay democracia», la campaña #Yoelijo tiene como objetivo visibilizar la preocupación de la comunidad educativa por el actual sistema de enseñanza español y las políticas que se están realizando hacia la imposición y uniformidad vulnerando el derecho a una educación en libertad, uno de los de derechos humanos -fundamentales- que asiste tanto a los promotores de los centros educativos como a los de los padres responsables de la educación de sus hijos. Además con ella se pretende hacer frente a la vulneración de libertades que amenaza la sociedad y que atenta no sólo contra los derechos de los titulares a crear centros y el de los docentes a desarrollar su labor en un centro de su elección.

La Universidad participa activamente en esta iniciativa con la creación de la imagen y el diseño de la estrategia comunicativa de la campaña #Yoelijo

El origen de esta iniciativa en defensa de una educación en libertad se encuentra en el Manifiesto «Sin educación en libertad, no hay democracia» hecho público durante este curso 2018/2019 y que ya ha recibido el apoyo de más de 20.000 personas. Un documento que resalta la necesidad de defender estos derechos amparados tanto por la Declaración Universal de los Derechos Humanos como por el Convenio Europeo de Derechos Humanos, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea y la Constitución Española, y al cual pueden seguir adhiriéndose cualquier ciudadano mediante la firma del mismo en la página web de la campaña: www.yoelijoeducacion.com.

En el acto de presentación de esta iniciativa, celebrado en la Facultad de Teología de Valencia, asistió el Cardenal Arzobispo, Antonio Cañizares, la rectora de la Universidad Cardenal Herrera CEU, Rosa Visiedo, junto al rector de la Universidad Católica, y distintas autoridades y representantes de las diferentes instituciones, y en él, el portavoz de la Mesa por la Educación en Libertad, Vicente Morro, apuntó la necesidad de «impulsar acciones que logren mejorar la calidad del sistema educativo y fomenten la inclusión de todos los alumnos con pluralidad, sin imposiciones y de acuerdo a las convicciones de los padres». En este sentido Morro argumentó que la campaña #Yoelijo surgió «de la inquietud de las familias, docentes y titulares de los centros educativos preocupados por la educación ya que de ella depende nuestro futuro». Durante su intervención, el portavoz de #Yoelijo denunció la situación que se estaba dando en los colegios valencianos cuando «en el entorno educativo muchos padres se sorprenden porque en el momento de elegir el centro para escolarizar a sus hijos no pueden entrar en el centro que ellos habían elegido», una situación que Morro consideró necesaria «visibilizar y denunciar, movilizándose y concienciando a la sociedad para que, con todos los instrumentos de esta campaña de visibilización se pueda llegar al mayor número de personas posibles y derribar los muros que existen en el ámbito de la educación, mediante los cuales se intenta dificultar la capacidad de elección de las familias hasta el punto de tener que llevar a nuestros hijos al colegio que está al lado de casa, nos guste o no».

“La libertad de elegir la educación de nuestros hijos es un derecho que recoge la Constitución”

En la actualidad, existen más de dos millones de niños escolarizados en colegios concertados, los cuales cuentan con 130.000 profesores. Una educación concertada que acoge al 25,9% del alumnado en España, a pesar de que el Estado solo destina el 12,3% de su gasto, tal y como recoge en su último informe el Ministerio de Educación. En este sentido, el informe de la Sindicatura de Comptes destaca también que mientras en el centro concertado el coste alumno es de unos 2.716 euros, en el colegio público asciende a unos 4.055 euros, lo que supone un 49,3% de incremento en el coste con respecto al primero. Asimismo, un estudio del propio Ayuntamiento de Valencia detalla también que la situación en la ciudad en cuanto al porcentaje de ocupación de las plazas escolares, en una relación entre las ofertadas y los alumnos matriculados, roza en la enseñanza concertada el 100% mientras que los valores en la enseñanza pública se aproxima al 85%, lo que demuestra la existencia de una mayor demanda de la enseñanza concertada por parte de familias frente a la enseñanza pública en prácticamente la mayor parte de los distritos de la ciudad de Valencia.

Es por todo ello por lo que desde la Mesa por la Educación en Libertad se considera que «dejar morir la escuela concertada, un modelo de éxito que no subvenciona a empresas sino que hace posible que las familias puedan ejercer sus derechos, es un peligro para las libertades y para la propia sociedad democrática» e incide también en que su defensa de la enseñanza es una defensa en apoyo a la libre elección de los padres -fundamentalmente- ya que «desde esta campaña buscamos apoyar a los padres pues nosotros no defendemos un modelo exclusivo de enseñanza sino la libertad de elección por parte de ellos».

La campaña #Yoelijo se ha extendido desde la Comunidad Valenciana al resto de España, con la adhesión de colegios, organizaciones y padres de Madrid, Aragón, Andalucía, Asturias, Castilla y León, Castilla-La Mancha, La Rioja, Navarra y Murcia, entre otras.