Jordi Llobregat: «Quiero un libro que me haga perder el sueño»

0
661

Esperanza Luque / 1º Periodismo

El Secreto de Vesalio, escrito por el autor valenciano Jordi Llobregat, es un thriller de intriga criminal que se desarrolla en la Barcelona del siglo XIX. Publicado el 19 de mayo, los derechos de este libro ya han sido vendidos a 18 países diferentes, como Alemania, Italia y China, entre otros. Llobregat es, además, gerente de IENECE Estrategias y director y co-creador del festival anual en el que el género negro es el protagonista, VLC Negra.

IMG_6009
Jordi Llobregat durante la entrevista en Valencia. / Foto: E. Luque

Pregunta. Andrea Vesalio juega un papel importante en su novela, ¿algún motivo en especial?

Respuesta. Como la medicina es un hecho que se desarrolla durante la novela, es un ingrediente importante. Buceando en esa medicina de finales del siglo XIX encuentro la relación con Vesalio, que es un anatomista del siglo XVI, y que es además el padre de la anatomía moderna. Lo encuentro tanto a él como encuentro a su obra De humani corporis fabrica y sus grabados, que sólo con verlos ya te entran escalofríos. Entonces, de alguna forma, todo eso generó una multitud de ideas en mi cabeza que me iban muy bien.

P. ¿En qué momento surge la idea de escribir El secreto de Vesalio?

R. En Inglaterra, yo estaba en una época en la que tenía que viajar bastante allí y estando en el aeropuerto veía la cantidad de producción de libros de la época Victoriana, que es una época de thriller gótico, que a mi me interesaban mucho y creo que interesan en general. Me di cuenta que en España no teníamos esas novelas o, por lo menos, no teníamos tantas.

P. ¿Por qué decidió ambientar la novela en la Barcelona del siglo XIX?

R. Esa Barcelona es una Barcelona en la que se empieza la primera Exposición Universal, los primeros eventos de proyección moderna de la ciudad y de proyección europea. Pero, además, es un momento fascinante en esta historia. Tenemos muchos claroscuros: al mismo tiempo que está explotando la Revolución Industrial es un momento en que el espiritismo está en auge. La primera Exposición Universal coincide con el Primer Congreso Internacional, que no es el primero, pero es el primer Congreso Internacional de Espiritismo que también se celebra en Barcelona. Estamos muy acostumbrados a ver un coche en marcha, ir al médico y que nos dé una pastilla y curarnos pero no nos planteamos qué es la Ciencia. Todos tenemos fe en la Ciencia actualmente pero en ese momento mucha gente que fuera a ver una de las máquinas de la exposición creería que era magia lo que las movía. Algunas asociarían el proceso de la Revolución Industrial a algo esotérico.

P. ¿Cómo se siente al ver la acogida que está recibiendo el libro y que los derechos de éste hayan sido vendidos a 18 países?

R. Pues muy feliz, enormemente feliz. Saber que va a estar en japonés, en alemán, en inglés y en chino, es algo asombroso.

P. Tanto a nivel profesional como personal, ¿qué ha supuesto la creación del libro?

R. Personal tiene mucho trabajo. Todo escritor  tiene mucho mérito, es decir, esto se combina con una profesión, una vida personal, una vida familiar, muchos aspectos… y lo que te falta es tiempo. Otras veces estás escribiendo la novela a las cinco de la mañana, a la medianoche, perdiéndome por ahí para que nadie me encuentre y poder escribir.

P. Cuando comenzó a escribir El secreto de Vesalio, ¿ya sabía que quería que fuera de esa manera o fue surgiendo mientras escribía?

R. Normalmente, mi forma de trabajar, que es similar a la de otros escritores es la siguiente: tienes una idea, la estiras, te vas documentando, al documentarte te van surgiendo más ideas, más cuestiones, haces cambios de tu primera idea y luego creas una estructura que te permite trabajar sobre ella para que tenga un sentido la novela. En un momento dado, te sigues documentando, se aplican cambios, pero es verdad que la novela que surge al final es la novela que quieres hacer pero no es la que pensabas al principio.

P. Es co-creador y director de VLC Negra. ¿Cómo surgió la creación de este festival?

R. Nos juntamos varios amigos que también escribimos y pensamos que era inaguantable que no tuviéramos una oferta cultural potente de género negro en la ciudad. Simplemente decidimos que, está muy bien protestar, pero también está bien ponerse manos a la obra. Entonces, eso es lo que hicimos y organizamos el festival.

P. ¿En qué momento se dio cuenta que quería ser escritor?

R. No sé, no tengo muy claro cuando ocurrió eso. En realidad, lo que uno desea hacer, a veces, es pensar cosas: he dibujado, he hecho música, etc. Sí que recuerdo con cariño, teniendo doce años, ver una película en familia estando en Francia. En esa película salía Jean Paul Belmondo, en la que era un escritor maldito y se dormía encima de una máquina de escribir, cuando soñaba en su novela, que era una especie de James Bond exagerado. Salía, además, otra actriz francesa, que era su agente, y salía en la novela como la heroína que él salvaba. Me emocioné con esa película y le pedí la máquina de escribir que tenía mi tía en la habitación. Me pasé todo el verano escribiendo una novela y mi tía me echaba de la habitación porque querían dormir. Esa novela se ha perdido, nadie sabe dónde está, pero sí que recuerdo cómo me emocionaba escribiendo. Contar historias es algo fabuloso, sea con lo que sea, ya sea con la fotografía, el dibujo… Contar historias es algo que siempre he hecho.

P. También es gerente de una empresa, ¿es difícil compaginar ese trabajo con el de escritor?

R. Es complicado porque el tiempo es limitado y uno no puede abarcarlo todo. Es una empresa de desarrollo local, planificación estratégica e investigación de mercados. Las cosas están difíciles para todo el mundo, aparte del trabajo, pero ahí tengo a mi equipo que está saltando de alegría por el éxito del libro, tenemos muy buen rollo. Todo se compagina, son gente que también están en el festival.

P. Como lector, ¿qué es lo que espera encontrar cuando está leyendo un libro?

R. Que me emocione, que me atrape, que me haga desear llegar a casa para cogerlo y que no pueda dormir por el libro, que me haga perder el sueño. Pero, sobre todo, esa sensación de llegar a casa, tener un momento para leer y cogerlo. Eso es lo más bonito.

P. Actualmente, ¿tiene algún proyecto en marcha?

R. Sí, estoy trabajando en uno, lo que pasa es que ahora tengo menos tiempo. Estoy barajando dos o tres ideas diferentes también.

P. ¿Nos puede contar algo de alguna de ellas?

R. Es un secreto, no puedo adelantar nada porque, en realidad, es muy esbozado y puede ser algo que ahora mismo puedo abandonarlo perfectamente y coger otra cosa. Eso es lo que ahora siento, tengo varias cosas y me estoy moviendo entre ellas. Pero lo normal es no explicar nada, porque luego puede cambiar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: *