Calatayud: “Tenemos complejos de joven democracia que no sabe decir no”

El juez de menores de Granada, Emilio Calatayud, recorre todo el país impartiendo charlas magistrales donde explica alguna de sus claves para educar a niños y sobre todo, adolescentes. Este manchego residente en Granada es el juez de menores que más tiempo lleva en el cargo. Se le conoce por sus sentencias, modelo en todo el país por sus características. Calatayud ha juzgado a más de 16.000 menores, de los que 29 habían cometido un asesinato.

emilo calatayud

El juez de menores Emilio Calatayud

Durante su conferencia en el T.A.M.A de Aldaia, en Valencia, y con motivo del XXXV Congreso anual de COVAPA (Confederación Valenciana de Asociaciones de Padres de Alumnos), habló sobre el uso del móvil en menores y las consecuencias que éste puede tener para su desarrollo. Calatayud explicó un decálogo que una madre hizo firmar a su hijo para que pudiera tener un teléfono móvil. El juez criticó la “hipocresía de la sociedad”, según señaló, ” se hace una cruzada para que no se fume, pero se muestra ciega ante los estragos que el botellón provoca entre los menores”.

Calatayud destacó su concepto de joven democracia, según ha asegurado se cumple en muchas casas donde los padres no tienen autoridad sobre sus hijos . “Son complejos de joven democracia, que no sabe decir que no”, ha explicado el juez, quien ha añadido que a día de hoy la autoridad suena a dictadura, pero que realmente la autoridad emana de la familia. “Si un hijo no respeta a sus padres, mucho menos lo hará con sus profesores o con la sociedad en general” sentencia.

En esa línea de la educación y la coherencia, el juez de menores criticó duramente a todos los partidos políticos que han estado en el Gobierno, y también en la Oposición, a su parecer, por una falta de acuerdo en leyes referentes a la educación. “Todos los gobiernos han hecho que España sea el país más tonto y bruto de Europa”.

Otro de los puntos en los que se centró Calatayud fue sobre la pena para los delitos que cometen los menores, que tal y como manifestó, se pueden reparar y castigar sin quitarles la libertad, y además educándoles. “No todas las personas que han cometido un delito son delincuentes”, ha apostillado Calatayud. “Encierras a un menor con 16 años que se cree muy duro y que a lo mejor hasta ha cometido un delito de adulto y en la soledad de la noche y de su celda, sin nadie de su grupo, solo oyes el llanto de un niño”.

Una de las sentencias a las que más condena Calatayud, es a la de aprender a leer. Durante su ponencia en el T.A.M.A. explicó que la sentencia más dura para un menor es condenarle a sacarse el graduado de secundaria, “yo les digo vas a estudiar, por lo civil o por lo criminal, pero vas a estudiar”.

Noticias Relacionadas

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Resolver: *

Universidad CEU Cardenal Herrera
Universidad CEU Cardenal Herrera

Universidad CEU Cardenal Herrera