Jugadores y trabajadores del polideportivo de El Saler dejan atrás algo más que recuerdos

0
3171
Albert Navas / 1º de Periodismo
Vista aérea de las instalaciones deportivas de El Saler.
Vista aérea de las instalaciones deportivas de El Saler.

Las instalaciones deportivas de El Saler comenzaron a desmontarse el pasado 1 de julio. Estas instalaciones de la Fundación Deportiva Municipal fueron construida en 1982, cuando la Dehesa de El Saler aún no estaba reconocida como parque natural. Sin embargo, cuando el Ayuntamiento de Valencia declaró la zona como espacio protegido en los años 90, estas instalaciones deberían haber sido desmontadas. Es por esto que el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de la Cuenca Hidrográfica de la Albufera ha mandado que sean desmontadas ahora.

Mª Ángeles Vidal, gerente de la Fundación Deportiva Municipal, afirma que son conscientes de “lo que han supuesto dichas instalaciones durante tantos años”: “Se han vivido muchas experiencias, torneos y competiciones de diversos deportes”. Además, Vidal añade que también se dejan atrás “decenas de puestos de trabajo, que serán reubicados en otros centros pero es una situación muy complicada para los que trabajaban allí, porque todos se conocían entre ellos y había muy buen compañerismo”.

Actualmente, se han comenzado a desmontar los campos de rugby y fútbol y ya se han quitado los vestuarios. El campo de hockey aún no ha sido desmontado porque está en el límite que marca la ley de costas, pero está a la espera de ser demolido.

Algunos jugadores que pertenecían al Valencia Club de Hockey y que entrenaban y competían allí afirman que es una situación “difícil para ellos”, ya que han jugado durante mucho tiempo en esas instalaciones, han vivido experiencias, ganado torneos y hecho amigos y creen que es “una pérdida irreparable” o bien porque eran vecinos próximos a la instalación y en Valencia era menos fácil practicar su deporte. En cambio, otros jugadores cuentan que están deseando conocer las nuevas instalaciones que la Fundación Deportiva Municipal ofrecerá. “Será difícil volver a tener aquel sentimiento que teníamos cuando competíamos allí”, afirma uno de los jugadores.

Además, los jugadores de hockey piensan que cuando el campo de la Dehesa de El Saler sea eliminado por completo y aún no haya sido trasladada esta superficie a Valencia, será muy complicado estructurar todos los horarios de todos los equipos que antes se dividían para entrenar entre el campo Verge del Carme Beteró y El Saler.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí