CEU Teatro, un espacio abierto a la creatividad y al crecimiento

Foto de familia de CEU Teatro. / FOTO: CEU

Foto de familia de CEU Teatro. / FOTO: CEU

El aula de teatro es una de las múltiples actividades culturales que ofrece el CEU y cuenta con la colaboración de 50 alumnos de tulaciones diversas

Se apagan las luces y se abre el telón. Entre bambalinas afloran los nervios, pero también, y con más fuerza, la ilusión y la emoción de ver cómo las palabras de un guión han cobrado vida, cómo tantas horas de dedicación y esfuerzo han valido la pena. Eso es algo que saben bien todos los integrantes de CEU Teatro, un grupo formado por 50 alumnos que surgió hace cuatro años y que cuenta ya con tres montajes, todos ellos originales y escritos por alumnos de la universidad.
Su última actuación ha sido el 9 de mayo en la Sala Carolina de Valencia con la reposición de “Redes incomunicadas”, una obra que trata sobre la incomunicación humana en unos tiempos en que, a pesar de las redes sociales y la gran conexión mediática que hay, existe una gran dispersión. Con la reposición de esta obra, que tuvo gran éxito el año pasado, se han “rentabilizado los esfuerzos” y se ha disfrutado “de todo el trabajo hecho”, asegura la coordinadora del grupo, la profesora Kety Betés.

CEU Teatro comenzó su andadura en 2009 gracias al empeño de un grupo de colaboradores y becarios de Radio CEU que le propusieron a Betés, profesora de la Facultad de Ciencias de la Comunicación, crear un grupo de teatro. Este proyecto contó pronto con el respaldo del Vicerrectorado de Alumnos y dio sus primeros pasos con Alfredo L. Frandín, licenciado en Dirección Teatral y Dramaturgia por la Universidad de las Artes de La Habana, como director y profesor.
Dos de los puntos fuertes de este grupo son, por un lado, la vocación solidaria, ya que desde sus inicios los integrantes apostaron por hacer obras teatrales con carácter benéfico y, por otro, la originalidad de sus textos, los cuales nacen a partir de talleres de escritura teatral que imparte Frandín a los alumnos y en los cuales facilita los instrumentos y técnicas necesarios para su redacción. Aunque requiere más esfuerzo, el director declara que lo prefieren “como disfrute y como hecho artístico”.

“CEU Teatro me ha permitido descubrir una gran afición”, declara un alumno

Cualquier estudiante puede formar parte de CEU Teatro, no solo para actuar, sino también para ayudar en sonido, escenografía, atrezzo… “Aquí cabe todo el mundo y todos pueden aportar alguna cosa porque así lo creemos”, declara Frandín. A principio de curso se hacen talleres de iniciación donde se aprenden los primeros conceptos y técnicas teatrales y en los cuales se conocen a los alumnos “para ver el perfil de cada uno y facilitarles el personaje”, manifiesta el director. Uno de estos actores es Luis Liñana, estudiante de 2º de Periodismo, que el año pasado entró a formar parte del elenco de CEU Teatro. “Me picó la curiosidad porque nunca había hecho teatro -declara Liñana- y era el momento de probar y aproveché la oportunidad que me brindaba la universidad”.

Mamen Roca, presidenta de ANAFIQ junto a Frandín y Betés / Foto: K.B.

Mamen Roca, presidenta de ANAFIQ junto a Frandín y Betés / Foto: K.B.

Las ventajas de esta práctica
Respecto a los beneficios que aporta el teatro, Betés alude, en primer lugar, a que crea vínculos fuera de las clases y que hace “universidad”. Además, la coordinadora subraya que es muy positivo para los estudiantes ya que ayuda “a vencer la timidez de hablar en público” y que es una forma de “acercar el arte y la cultura”. Frandín se centra más en el ámbito humano y apunta que el teatro es “una forma de crecimiento que toca la fibra sensible”. Liñana reconoce que formar parte de CEU Teatro le ha servido para “descubrir una gran afición” y que está organizado muy bien, de forma que permite “compatibilizar los estudios con los ensayos”.

Funciones para ayudar Desde sus inicios, el grupo solicitó que todas las actuaciones fueran un acto benéfico. Así, en sus cuatro años de vida, siempre que se ha estrenado una obra se ha vinculado a alguna organización o proyecto que se dedique a mejorar las condiciones de vida de los más necesitados. El primer proyecto al que dieron soporte fue a Niños de la Calle (Togo) con la obra “Hermes y la utopía”. Después, con “Juglar S-XXI” ayudaron a Casa Cuna de Valencia y el año pasado dieron los beneficios de “Redes incomunicadas” a la Fundación AIXEC, que acompaña a personas con parálisis cerebral y a sus familiares. Los beneficios obtenidos con la reposición de “Redes incomunicadas” del 9 de mayo en la Sala Carolina de Valencia fueron donados a la asociación ANAFIQ, que presta ayuda a afectados por fibromialgia, síndrome de fatiga crónica y sensibilidad química múltiple, con especial atención a niños y adolescentes.

Noticias Relacionadas

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Resolver: *

Universidad CEU Cardenal Herrera
Universidad CEU Cardenal Herrera

Universidad CEU Cardenal Herrera