Yolanda Sánchez Vázquez, enfermera de Atención Primaria y profesora del Grado de Enfermería en el CEU de Castellón, estrena el año con el mejor reto profesional posible: administrar la vacuna contra la covid. Nos lo cuenta en esta entrevista.

La profesora de Enfermería del CEU es una de las profesionales de la salud que está ya administrando la vacuna contra el coronavirus

Eres una de las protagonistas de la noticia del año: el inicio de la vacunación contra la Covid. En tu caso, te has estrenado administrando las primeras dosis de la vacuna de Pfizer a tus compañeros de profesión.  

Sí. Aunque la vacunación arrancó en las residencias de mayores, ya ha empezado con los profesionales de la salud, colectivo al que se la estamos administrando ahora mis compañeros y yo. Y en breve proseguirá con los grupos de población en riesgo.

La idea es que llegue al máximo número de personas en el menor tiempo posible. Se ofrecerá a todos a través de los centros de salud de cada población, priorizando a los colectivos de riesgo. Primero será la de Pfizer y en breve la de Moderna.

‘Es la única solución para terminar con la pandemia. Por eso hay que animar a todo el mundo a que se vacune’

A ti te pusieron la primera dosis el lunes. ¿Todo en orden? 

¡Claro! Y muy contenta por lo que significa de avance en la lucha contra esta pandemia.

Los enfermeros estáis muy acostumbrados a poner vacunas, pero esta es más compleja. ¿Cómo os habéis preparado? 

Antes de Navidad nos enviaron los protocolos y la ficha técnica, y todos estos días nos han ido proporcionando la formación de modo online.

A pesar de sus especificidades, no es una vacuna especialmente complicada de administrar. Hay ciertas características que tenemos que tener en cuenta, claro, y además requiere mucha precisión porque se manejan volúmenes muy pequeños, pero todos los compañeros de enfermería primaria que estamos vacunando o vamos a hacerlo estamos ya preparados.

Primeras vacunas contra la Covid en Castellón
La enfermera se ha estrenado administrando a sus compañeros de profesión la vacuna de Pfizer

¿Una formación que habrá que repetir cuando llegue la de Moderna?

Seguramente. Aún no tenemos información suficiente de esta vacuna, pero, si es necesario, volveremos a formarnos, por supuesto.

¿Cómo os sentís al haber podido iniciar, por fin, este proceso? 

Aliviados y esperanzados. Es la única solución para terminar con la pandemia. Por eso, hay que animar a todo el mundo a que se vacune cuando llegue su momento.

Pero, por otra parte, también nos sentimos preocupados. Sabemos que la vacuna no es efectiva hasta que no se han puesto las dos dosis (y, aun con las dos, hay que esperar todavía unos días hasta que comience la inmunidad) y además ya estamos oyendo a personas que nos comentan que, una vez vacunados, se habrá acabado todo. Mucho cuidado porque no es así. Hay que tener en cuenta que no tenemos referencias sobre su efectividad todavía, estamos aprendiendo sobre la marcha.

‘Algunas personas nos comentan que una vez vacunados se habrá acabado todo. Cuidado: no tenemos referencias todavía sobre la efectividad y estamos aprendiendo sobre la marcha’

Como comentas, la luz empieza a verse, pero eso puede cegarnos y hacernos bajar la guardia. Como profesional de la salud, ¿qué mensaje trasladarías a la población? 

Ha sido un camino largo, todos hemos renunciado a muchas cosas y solo nos queda el último esfuerzo. No lo echemos a perder por no esperar un poco. Como se demuestra cada vez que nos relajamos, los brotes se disparan. Los sanitarios llegamos hasta donde podemos, pero estamos cansados de luchar contra ciertos muros.

A la sociedad le pedimos responsabilidad. Cuando todo esto termine de verdad, podremos celebrar todo lo que no se ha podido.

Si estás pendiente del resultado de una PCR, no hagas vida social. Puedes no tener síntomas, pero eso no quiere decir que no seas positivo. Y esto es algo que está ocurriendo… Sé que es difícil, pero, si tienes que estar aislado, cúmplelo. Protejamos a los más débiles con nuestras buenas acciones.

Con esfuerzo y mucha implicación, Yolanda está compaginando su labor asistencial con la docencia en la CEU UCH

Está siendo un periodo especialmente difícil para los enfermeros y, en general, los profesionales sanitarios. ¿Mucha sobrecarga? 

Sí. El trabajo ha cambiado radicalmente. Un día nos levantamos con una pandemia que ha vuelto del revés nuestras vidas, pero, además, tenemos otras patologías crónicas que debemos seguir tratando, medicación que hay que poner, curas que hay que realizar…

Hay sobrecarga porque el sistema de trabajo es muy diferente, entre otras cosas para garantizar la seguridad de los pacientes cuando entran en los centros de salud o cuando vamos a sus domicilios. Esto es algo que no siempre se entiende y provoca tensiones. Pero creo que poco a poco los pacientes lo van comprendiendo y se están acostumbrando una dinámica distinta…

‘Hay sobrecarga porque el sistema de trabajo es muy diferente, entre otras cosas para garantizar la seguridad de los pacientes’

En tu caso, además, compaginas la labor asistencial con la docente, impartiendo clases de Enfermería en el CEU. ¿Ha sido especialmente difícil? 

Al principio sí, fue duro. Por ejemplo, hubo muchos cambios de horarios en mi centro de salud debido a la pandemia y desde el claustro intentábamos que eso no afectara a los alumnos. Tocó cambiar alguna clase y, cuando terminaba el trabajo o la guardia, me conectaba para impartirla en un formato digital que hasta entonces no conocía. Pero, gracias a los embajadores digitales, poco a poco nos fuimos adaptando todos a la situación.

Primeras vacunas contra la Covid en Castellón

Sin duda, es un periodo de aprendizaje histórico para los profesionales de la salud y para los estudiantes a los que estáis formando en la universidad. ¿Cuáles son las principales lecciones que os está proporcionando esta pandemia? 

Como dices, este año ha sido todo un desafío para los enfermeros, y ese aprendizaje, técnico y humano, lo hemos trasladado al aula.

Hemos aprendido a convivir con una enfermedad grave (aunque no haya sido la primera, sí está siendo una de las más devastadoras), así como nuevas técnicas y muchas situaciones que nos han puesto en alerta. También hemos aprendido a separarnos de nuestras familias cuando ha sido necesario, porque nosotros hemos elegido esta profesión y sabemos sus riesgos, pero nuestros seres queridos no, y la precaución ha hecho que nos aislemos.

Además, hemos demostrado que en ningún momento nadie ha dejado de hacer su trabajo, a pesar del miedo que nos provocaban algunas situaciones (sobre todo durante los primeros meses), un miedo que ya se ha transformado en precaución.

¿Y ahora? 

A volcarnos en la vacunación. Un reto más que afrontamos con muchas ganas.

Gracias, Yolanda. Extensivas a todos tus compañeros.

A vosotros.

Primeras vacunas contra la Covid en Castellón
Artículo anteriorTest de antígenos al personal del CEU de Elche tras las Navidades como protección contra el Covid 19
Artículo siguienteMiércoles, 13 de enero de 2021