• El arzobispo de Burgos ha presentado este documento de la Conferencia Episcopal Española en el Palacio de Colomina CEU
  • “Sembradores de esperanza” es una propuesta antropológica que nos sitúa frente a la cuestión del sufrimiento al final de la vida en este mundo, y nos propone actuaciones y actitudes para acompañar estos momentos desde la fe

Proponer una mirada esperanzada sobre los momentos que clausuran nuestra etapa vital en la tierra, acompañar y reconfortar al enfermo, acoger y sostener a la familia. Estos son los principales objetivos del documento Sembradores de esperanza: acoger, proteger y acompañar en la etapa final de esta vida” de la Conferencia Episcopal Española, que ha sido presentado por el arzobispo de Burgos, Mario Iceta, en el Palacio de Colomina CEU.

El arzobispo Iceta ha realizado un recorrido por este documento que destaca el valor “único e insustituible” de cada persona.

“El valor de la vida de cada persona va más allá de su estado de salud, de su edad, de sus capacidades”

“Sembradores de esperanza” es un documento con el que desde la Conferencia Episcopal se trata de “sembrar en los enfermos, que se encuentran en la etapa final de esta vida, la esperanza que tanto necesitan”, ha subrayado.

A través de puntos fundamentales como el valor del ser humano, la medicina paliativa, la cultura del respeto a la vida y la experiencia de la fe, ha analizado las claves de este documento que trata de ofrecer respuestas a todas las personas, católicos y no católicos, porque, como ha explicado el arzobispo Iceta, “El fin de la vida es un tema de humanidad”. 

Mario Iceta que es doctor en Teología, especializado en moral fundamental, y doctor en Medicina y Cirugía, con una tesis doctoral en ética médica, ha puesto en valor la Medicina Paliativa, “una especialidad de la atención médica al enfermo en situación terminal, que contempla la situación del final de la vida desde una perspectiva profundamente humana

Y ha defendido que es la Medicina Paliativa la mejor respuesta en la atención y acompañamiento a los enfermos y sus familias en el fin de la vida, porque permite adecuar los cuidados a las necesidades, además de aliviar el sufrimiento, consolar la soledad y acompañar en todo el proceso.

En la imagen, de izquierda a derecha, el capellán mayor de la CEU UCH, José Francisco Castelló; el arzobispo Mario Iceta, el cardenal arzobispo Antonio Cañizares, y los capellanes de la CEU UCH Luis Sánchez y Domingo Pacheco.

La conferencia del arzobispo de Burgos ha sido presentada por el capellán mayor de la Universidad CEU Cardenal Herrera, José Francisco Castelló, y el capellán de la CEU UCH, Luis Sánchez. Una actividad que se enmarca en el ciclo Dies Academicus, impulsado desde el Servicio de Pastoral de la Universidad con el objetivo de abordar temas de actualidad desde el pensamiento cristiano.

La presentación del documento “Sembradores de Esperanza” ha podido seguirse también online, y ha contado con la asistencia del cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, y el rector de la CEU UCH, Vicente Navarro de Luján, además de otras autoridades académicas y eclesiásticas.

Artículo anteriorEn SER Castellón, la profesora del CEU Margarita Fernández sobre proyecto innovador para enseñar matemáticas
Artículo siguienteDía Internacional de la Mujer: 16 estudiantes ponen voz a 16 científicas, en “Las mujeres, impulsoras de la innovación”