• El programa incluye habilidades educativas, prevención del buylling y maltrato, enseñanza del inglés y uso básico de ordenadores

Desde finales de julio hasta el 20 de agosto, profesores y estudiantes de Magisterio de la Universidad CEU Cardenal Herrera de Elche llevarán a cabo un programa de formación a niños, familias, educadores y asociaciones de mujeres de Waslala, ciudad ubicada en un entorno montañoso de la Región Autónoma del Caribe Norte de Nicaragua, en colaboración con la Fundación Madre Tierra (FUMAT).

Durante ese periodo, los voluntarios del CEU trabajarán, entre otras cuestiones, en capacitarles para mejorar sus competencias educativas, adquirir habilidades para abordar el buylling y en conocimientos básicos del uso de ordenadores.

Antonio López y María Dolores Botía, profesores del CEU de Elche, han destacado que este proyecto de voluntariado, que ya se inició el pasado año, se desarrollará en cinco ámbitos: con estudiantes, para mejorar su competencia en habilidades adaptativas y académicas, mejorar su competencia en habla inglesa y prevenir dinámicas de bullying; con profesores, para capacitarles en prevención del bullying, la realización de adaptaciones curriculares en el aula como medida de atención a la diversidad y mejorar su competencia profesional en la detección e intervención con alumnado con necesidades educativas especiales; con familias, para mejorar su competencia parental a la hora de afrontar el bullying, desde la doble perspectiva víctima /agresor, la mejora de la habilidades adaptativas y de autocuidado en niños; y con asociaciones de mujeres de la comarca, para capacitarlas en igualdad y salud sexual.

Uno de los talleres impartidos el curso pasado por Magisterio CEU

“Este curso vamos a emplear una metodología experimental, vamos a realizar pretest, intervención, postest, con el objetivo de poder conocer el efecto de las distintas intervenciones en los distintos ambientes en los que vamos a trabajar. Realizaremos a los niños evaluaciones iniciales en habilidades adaptativas y académicas (materias troncales o instrumentales) y en lengua extranjera (inglés), desarrollaremos un programa de intervención y haremos una evaluación posterior, que nos permitirá saber cuánto de eficaz ha sido el programa. En los ámbitos con adultos, partiremos de un cuestionario de conocimientos previos y usaremos entre otras metodologías las ‘rutinas de pensamiento‘ y aplicaremos algunas estructuras de aprendizaje cooperativo”, han explicado los coordinadores del proyecto.