• Firmado por asociaciones, entidades sociales e instituciones educativas valencianas, coincidiendo con el Aniversario de la aprobación de la Constitución Española

El Palacio de Colomina, sede cultural y social de la Universidad CEU Cardenal Herrera en Valencia, ha acogido la lectura del manifiesto “Por una Educación en Libertad” de la Junta por la Libertad Educativa, que preside el arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares.

El cardenal ha señalado que “diversas instituciones y entidades preocupadas y comprometidas por la educación y la enseñanza, hemos creído conveniente hacer un llamamiento a la opinión pública y una aportación a la sociedad sobre la libertad educativa. Lo hacemos conscientes de nuestra responsabilidad en la sociedad y para la sociedad, no en contra de nadie”, durante la lectura del manifiesto firmado por diferentes asociaciones, entidades sociales e instituciones educativas.

Junto al cardenal Cañizares han participado en este acto, el director de Proyección Social y Cultural de la CEU UCH, Vicente Navarro de Luján; el rector de la Universidad Católica de Valencia, José Manuel Pagán; la secretaria autonómica de Escuelas Católica, Vicenta Rodríguez, y el presidente de FCAPA, Vicente Morro, así como los delegados de educación de las diócesis de la Comunidad Valenciana y representantes de las diferentes asociaciones y entidades firmantes del manifiesto.

“Por una Educación en Libertad”

Vicenta Rodríguez, secretaria autonómica de Escuelas Católicas, ha leído el manifiesto  en el que se reclama “la garantía del derecho de los padres de educar a sus hijos conforme a sus convicciones religiosas y morales, tanto en la escuela de titularidad pública como en la escuela de iniciativa social”. Un derecho que “incluye la garantía de la enseñanza religiosa escolar, que será de oferta obligatoria para los centros y elección voluntaria para los alumnos”.

Igualmente, el manifiesto reclama la garantía de una “oferta educativa plural”, de “la libertad de creación de centros docentes dentro del respeto de los principios constitucionales”, así como la “obligación de los poderes públicos para promover las condiciones para la libertad de enseñanza” y de “garantizar la igualdad de todos los españoles en el ejercicio del derecho a la educación”.

El manifiesto ha sido firmado por el Arzobispado de Valencia,  los obispados de Segorbe-Castellón y Orihuela Alicante, la Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir, la Universidad CEU Cardenal Herrera, Escuelas Católicas Comunitat Valenciana, la Federación de Centros Educativos de Valencia (Feceval), CONCAPA Comunidad Valenciana y los Colegios Diocesanos de las tres diócesis de la Comunidad Valenciana.

Manifiesto