• Los estudiantes de Enfermería del CEU practican a lo largo de la carrera numerosas situaciones sanitarias críticas para aprender a hacerles frente de modo eficaz en su futuro profesional
Los estudiantes participan en numerosos simulacros que cuentan con la colaboración de profesionales de las emergencias y de empresas como Eco-Piezas, que han cedido un coche para las prácticas

Siniestros de coches, catástrofes naturales, atentados terroristas, accidentes en eventos multitudinarios… son algunas de las situaciones límite a las que deben hacer frente los enfermeros de emergencias, que trabajan integrados en equipos multidisciplinares y especializados en velar por la salud y seguridad de las personas en circunstancias críticas.

Los enfermeros de emergencias no solo deben dominar la aplicación de cuidados y técnicas avanzadas en soporte vital del paciente, sino que deben trabajar de modo coordinado con el resto de profesionales del equipo, ya sean bomberos, auxiliares sanitarios, fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, médicos… De ahí que los simulacros y las prácticas en entornos reales se conviertan en herramientas claves para el aprendizaje.

El claustro de Enfermería del CEU lo tiene claro. Y por eso impulsa a lo largo de la carrera numerosas iniciativas formativas para que los estudiantes interioricen y pongan a prueba estos conocimientos y destrezas, necesarios para su futuro laboral.

Prácticas en emergencias

Así, más allá de practicar frecuentemente con maniquíes robotizados las técnicas de intubación, reanimación cardiopulmonar, manejo del ecógrafo o diagnóstico diferencial, en el CEU los futuros enfermeros tienen la oportunidad de conocer de primera mano el trabajo diario de los profesionales de las emergencias a través de las visitas que organiza a la Unidad Militar de Emergencias, el helicóptero medicalizado del Aeroclub de Castellón o el Parque de bomberos de Oropesa del Mar, donde los estudiantes participan en una práctica de excarcelación y estricación.

Un taller que tiene su continuidad en los pequeños simulacros y prácticas internas de rescate e inmovilización de víctimas tras un accidente automovilístico, gracias al coche cedido por Eco-Piezas, S.L., que permite a los futuros profesionales de la enfermería entrenar de un modo muy realista una atención sanitaria eficaz en estas situaciones de emergencia.

Aunque, sin duda, la práctica más esperada por los alumnos es la del gran simulacro de accidentes de múltiples víctimas que el CEU pone en marcha anualmente en colaboración con empresas de ambulancias, policía local y nacional, bomberos… y en el que se implican también los estudiantes de Medicina de esta universidad.

A estas oportunidades de aprendizaje de los estudiantes de Enfermería del CEU se suma la posibilidad de disfrutar de unas prácticas pioneras en Castellón colaborando con los equipos sanitarios  del Villarreal CF y otras entidades deportivas o integrándose en los preventivos que diversas empresas sanitarias de referencia despliegan en numerosos macroeventos, como el FIB, el Rototom, o las fiestas de la Magdalena de Castellón, entre muchos otros.

«En definitiva, explica Rafael González, profesor de Enfermería del CEU de Castellón, nuestro objetivo es que los alumnos desarrollen todos sus conocimientos y los pongan a prueba en situaciones similares a las que se van a encontrar el futuro, bajo presión y trabajando codo con codo con los profesionales de las emergencias”.