¿Sabemos vestir nuestra piel? ¿Conocemos cómo es y cuáles son las mejores rutinas para garantizar su salud y bienestar? Mónica Rangel, antigua alumna de Farmacia de la Universidad CEU Cardenal Herrera, ha puesto en marcha CODES ID Cosmetics, un método que busca perfeccionar la actual cultura del cuidado de la piel bajo la figura profesional #FarmaceuticaBeautyCoach, entrenador cosmético personal que, de forma imparcial, guía a la persona para ser más “ingrediente-consciente” al momento de elegir un cosmético. Además, el entrenador cosmético le diseña su Programa Cosmético Personalizado, donde resulta fundamental un estudio previo completo de la IDENTIDAD «ID» de la persona y la del cosmético.

El objetivo de esta nueva forma Instructiva, Integrativa y Preventiva en el cuidado de la piel, radica en que la persona adquiera información cosmetológica útil y se motive en el cumplimiento de su rutina cosmética.

Un proyecto emprendedor que responde a los nuevos retos en el cuidado de la piel desde el punto de vista Farmacéutico.

“Se trata de trasladar una de las funciones del farmacéutico, la dispensación del medicamento y el seguimiento de sus efectos, al terreno de la cosmética”

Ha explicado Mónica Rangel, pues los entrenamientos cosméticos personalizados van dirigidos a hombres y mujeres que buscan algo más que una recomendación cosmética puntual.

La farmacéutica y CEO Founder de Codes Id Cosmetics ha ofrecido una Master Class a los estudiantes del Grado en Farmacia de la CEU UCH. En su intervención, ha realizado un recorrido por los principales signos dérmicos y su abordaje en función de la acción dérmica de los componentes activos que podemos encontrar en cosméticos y nutricosméticos.

“En el caso de las manchas solares, un signo dérmico complejo de abordar, deben ser tratadas según temporada estacional con diversos cosméticos que cumplan las siguientes acciones, la prevención del daño solar (filtros “físicos” o químicos), la exfoliación o renovación celular, con ácido glicólico o retinol y despigmentantes que frenen la producción de melanina como el ácido kójico, arbutina, resorcinol; para la rugosidad gruesa al tacto es interesante acción física de un cepillo de silicona; frente al disconfort o tirantez en la piel es conveniente cosméticos como los sérums con ácido hialurónico». La experta también ha remarcado la importancia del uso de los ingredientes cosméticos antioxidantes, por su acción preventiva en la degeneración celular.

La importancia de conocer y diferenciar las propiedades de cada ingrediente cosmético es fundamental a la hora de realizar un asesoramiento, ha destacado Rangel. «Si buscamos hidratación estaremos hablando de ácido hialurónico o aminoácidos y si hablamos de regeneradores apostaremos por las ceramidas, factores de crecimiento o los probióticos, si queremos reafirmar y tensar la piel, entonces el DMAE (dimetilaminoetanol) colágeno y elastina serán nuestros aliados, pero destacando que en el caso de colágeno y elastina, proteínas responsables de la firmeza de la piel y cohesión de los tejidos (dermis y capas de la hipodermis), lo ideal para encontrar efectividad, es que se administren vía oral a través de suplementos orales puesto que su biodisponibilidad será mejor, ya que son moléculas de alto peso molecular, es decir, por su tamaño les impide penetrar entre las células de la capa cutánea más externa, la epidermis, y por eso en el caso de que estas proteínas estuviesen presentes en un cosmético, al aplicarlos (vía tópica) no ejercería su acción cosmética».

Para Mónica Rangel como #FarmaceuticaBeautyCoach conocer al cliente y sus preocupaciones a nivel de la piel es tan importante como saber definir cuál es exactamente su tipología de la piel y el estado actual.

“Para inspirar y motivar la rutina cosmética hay que escuchar a la persona y diseñar una rutina en función de sus intereses y necesidades”

Desmontando mitos cosméticos

En su intervención en la CEU UCH, Rangel ha abordado diferentes mitos cosméticos y ha recordado la necesidad de informar a los clientes desde el conocimiento farmacéutico.

Frente al mito de que la Vitamina C no debe usarse en verano, la farmacéutica ha destacado que “la Vitamina C es el aliado perfecto de los fotoprotectores solares”.

Al mito de que frente al acné vale todo cosmético centrado en este problema, la farmacéutica ha recordado que detectar la sensibilidad de la piel en ese momento, es el punto de partida fundamental porque hay ingredientes como el alcohol denat que está presente en la mayor parte de los cosméticos para tratar el acné y muchas veces la elección de estos cosméticos derivan en otros efectos secundarios como la deshidratación”.

La piel, ha subrayado la experta, “no se acostumbra a los cosméticos, la piel tiene diferentes necesidades en cada momento y se deben ofrecer diferentes respuestas”.

Al finalizar su intervención, la farmacéutica y Beauty Coach ha recordado que

Saber cuidarse la piel es un ejercicio dinámico y consciente. Nuestra piel, preferencias y sensaciones, son como códigos necesarios de descifrar e interpretar”

La profesora Alicia López Castellano ha organizado esta Master Class con Mónica Rangel en el marco de la asignatura Productos Sanitarios y Cosméticos de 5º del Grado en Farmacia de la Universidad CEU Cardenal Herrera. El encuentro ha permitido a los estudiantes conocer este proyecto emprendedor, centrado en el papel asesor del farmacéutico en cosmética.

“Mónica Rangel ha impartido esta Master Class a nuestros estudiantes para explicares la importancia de la personalización en el uso de los cosméticos, conocer a la persona y su tipo de piel además de conocer los cosméticos es fundamental para aconsejar y conseguir el mejor cuidado de la piel”

Artículo anteriorLunes, 26 de octubre de 2020
Artículo siguienteLa Cátedra DeCo, presentada a la comunidad farmacéutica