• José Luis Fortea Gorbe, magistrado en el juzgado de lo Mercantil número 3 de Alicante y profesor en la Universidad CEU en Elche

El reciente Congreso Nacional de Derecho de Empresa ha abordado el Texto Refundido de la Ley Concursal. ¿Cómo va a afectar está normativa que recientemente ha entrado en vigor a las empresas?

José Luis Fortea, segundo por la izquierda, durante la presentación del Congreso sobre la Ley Concursal

Estamos ya inmersos en una grave crisis económica, y, desgraciadamente, todos los empresarios están pasando dificultades. Muy grandes. La nueva Ley concursal no está diseñada únicamente para la liquidación de las empresas, sino también, para procurar una salida de la situación de insolvencia mediante un acuerdo con los acreedores, que puede ser incluso anterior a la declaración de concurso, mediante un acuerdo extrajudicial de pagos; las normas de derecho preconcursal son un instrumento muy útil para evitar el concurso. Durante el confinamiento, se solicitaron muchos acuerdos de refinanciación de empresas con sus acreedores financieros, y han podido sortear el proceso concursal. La importancia de conocer y saber emplear el Derecho concursal y preconcursal es básico para todo empresario, independientemente de su tamaño. Se necesitan asesores –abogados, economistas, titulados mercantiles- expertos en materia concursal. Se pueden salvar muchas empresas aún.

Una de las cuestiones que plantea esta normativa, según algunos expertos, como Pedro Algarra, presidente del Foro de Debate Económico Germán Bernácer, organizador del evento, es que se va a aligerar a través de los juzgados de lo Mercantil la carga social que sufre una empresa en concurso de acreedores.

Precisamente a ello me refería; los Juzgados no disponemos de los suficientes medios como para procurar una salida rápida del proceso concursal. Por eso, y a la espera de la transposición de la Directiva europea sobre insolvencia –cuyo plazo de transposición expira en julio de 2021- hay que emplear con astucia y buen hacer los instrumentos de Derecho preconcursal –acuerdos de refinanciación y acuerdos extrajudiciales de pago- para evitar el proceso concursal. No obstante, si ello no es posible, el nuevo texto legal ha mejorado los procesos, mediante una nueva ordenación sistemática y una mejora clarificadora de muchos preceptos.

Otra de las cuestiones que se traslucen de esta nueva norma es que va a ordenar la normativa concursal y generar seguridad jurídica en los procesos concursales para que las empresas y las personas dispongan de una segunda oportunidad. ¿A qué se refiere, más teniendo en cuenta que al parecer ya ha generado algún problema?

La segunda oportunidad es la gran desconocida del Derecho concursal. Si se cumplen una serie de requisitos, se puede acceder directamente a ella, o, provisionalmente, tras la aprobación de un plan de pagos. La polémica de la nueva regulación afecta a los créditos de Derecho público –IVA, IRPF, TGSS, IBI- ya que el Texto refundido de la Ley concursal ha endurecido los requisitos para su exoneración en contra de la tendencia jurisprudencial anterior, prohibiendo la exoneración inmediata, y cuestionando la posibilidad de su exoneración acudiendo a un plan de pagos. La colisión con el criterio jurisprudencial seguido por la STS de 2 de julio de 2019, que sí lo admitió, ha motivado opiniones muy encontradas ante la legalidad de la opción, que se considera un exceso injustificado. Tendremos que esperar a que el Tribunal Supremo se pronuncie de nuevo, y mientras, aplicar el nuevo régimen legal.

Quizás, la perspectiva temporal de esta crisis, o mejor dicho, su percepción como temporal, anime a los empresarios a continuar con su actividad a pesar de todas las dificultades.

En estos tiempos tan convulsos, con tantas empresas afectadas por la pandemia, ¿cuáles son los riesgos a los que se enfrentan?

La paralización de la actividad ha sido mitigada con ayudas indirectas, de flexibilización de los pagos, y mediante los expedientes de regulación de empleo. Pero esta situación no puede mantenerse indefinidamente, y las empresas se verán abocadas al cierre o a su liquidación, concursal o societaria. Quizás, la perspectiva temporal de esta crisis, o mejor dicho, su percepción como temporal, anime a los empresarios a continuar con su actividad a pesar de todas las dificultades.

José Luis Fortea, durante una intervención en el Foro Germán Bernacer

Desde su posición privilegiada, en su condición de Especialista en materia mercantil por el Consejo General del Poder Judicial y magistrado en el juzgado de lo Mercantil número 3 de Alicante, ¿cuál cree que va a ser el panorama a corto y medio plazo de las empresas de la provincia de Alicante?

La paralización de la actividad ha afectado mucho al sector turístico –hostelero, de restauración, hostelero, transportes- y se necesita que la nueva temporada turística se torne en el principio de la solución. Otros sectores pueden verse más afectado, pero a corto y medio plazo, todas las empresas van a ver una merma de ingresos, con pérdida de liquidez y riesgo de insolvencia. Esperemos que esta crisis sea más sectorial que la precedente, y que nuestro sistema financiero sea capaz de absorber las tensiones de empresas y particulares. Es una incógnita prever una pronta salida de la crisis, pero no puede pensarse en que hablemos de un ciclo tan largo como la crisis financiera de mediados de la pasada década.

Usted es profesor de Contratos Mercantiles en los grados de Dirección de Empresas y de Marketing en el CEU de Elche. ¿Por qué es importante para los futuros profesionales conocer el Derecho de Empresa?

A mis alumnos les intento transmitir que el Derecho es un nuevo idioma que han de aprender. Todo progreso tecnológico, empresarial, y en definitiva, social, va acompañado de una regulación que lo sostiene. El empresario ha de conocer el entorno legal, pues su día a día es crear empresas, oportunidades de negocios, contratar, endeudarse, dar crédito. El Derecho mercantil es una rama del Derecho privado muy ágil y adaptativa, y acompaña al empresario desde el mismo momento en el que decide competir en el mercado, que, como sabemos, también está regulado.

En la actualidad no se concibe como exitosa ninguna empresa que no respete el medio ambiente, o que explote a sus trabajadores, o emplee a menores, o que ofrezca una imagen que no se ajuste a la realidad de su actuación en el mercado.

En la actualidad, una de las demandas que la sociedad hace a las empresas tiene que ver con la transparencia, en todos sus niveles, y su compromiso social. ¿Hasta qué punto cree que los estudiantes de Dirección de Empresas y de Marketing son conscientes de que el presente de las organizaciones pasa por estos requisitos?

Ciertamente, la transparencia, la responsabilidad social corporativa, y la ética empresarial, son principios que informan el Derecho mercantil y guían –o deberían hacerlo- el actuar de las empresas. En la actualidad no se concibe como exitosa ninguna empresa que no respete el medio ambiente, o que explote a sus trabajadores, o emplee a menores, o que ofrezca una imagen que no se ajuste a la realidad de su actuación en el mercado. Yo creo que los estudiantes tienen muy presente los buenos modelos de empresa puesto que sus dirigentes muestran ese compromiso para mantenerse en el mercado. No se construyen grandes empresas sin grandes personas y compromiso con tu entorno, con la sociedad. Y los grandes empresarios son conscientes de que hay que devolver a la sociedad el retorno de todas aquéllas condiciones que han hecho viable los proyectos empresariales. El ejemplo a dar es básico para ganarse la confianza del mercado.

Alumnos de Derecho asisten al Congreso Nacional de Derecho de Empresa

Una docena de estudiantes del grado de Derecho y del Máster Universitario de la Abogacía de la Universidad CEU Cardenal Herrera de Elche han asistido como oyentes al el I Congreso Nacional de Derecho de la Empresa, organizado por el Foro de Debate Económico Germán Bernácer, una de las instituciones de referencia en la provincia de Alicante por su contribución al progreso económico y social. En el evento, que reunió a más de 150 expertos del Derecho Mercantil, pudieron conocer las últimas novedades y su aplicación de la Ley Concursal y su incidencia en las empresas.

Para el director del CEU en Elche, Francisco Sánchez, ha sido esencial que “estemos en este encuentro porque nos importa la empresa, nos importa el derecho y nos importa el derecho de la empresa. Además, tenemos una obligación moral como universidad de estar en estos foros, en los que se debate por la supervivencia de las empresas”.

En esta línea, Samuel Agulló, de 4º de Derecho, la experiencia “fue tremendamente interesante para mí como estudiante lego en materias concursales tan complejas ver el concilio de sabios y eruditos discutir sobre distintas posiciones y opiniones sobre la nueva ley, fue un día muy divertido y obtuve mucho conocimiento que aún estoy asimilando”.

Por su parte, Beatriz Cerdá, también alumna de 4º de Derecho, considera que ha merecido la pena escuchar a “grandes profesionales manifestando sus opiniones, experiencias durante el poco tiempo que está vigente el texto refundido de la ley concursal y sus inquietudes a la hora de aplicar algunos preceptos”.

Artículo anteriorEstudiantes que se involucran en mejorar la sociedad en la era COVID
Artículo siguienteLunes, 26 de octubre de 2020