antigua-alumna-veterinaria-ceu

  • Trabaja en CEVA como técnico especialista en Avicultura, una empresa dedicada a la salud animal donde tratan de encontrar “mejores soluciones, tanto para las enfermedades ya existentes como a las emergentes, que a su vez mejoran la salud animal y la productividad 
  • Colvee trabaja en este sector desde que finalizó el Grado en Veterinaria, en este camino ha tenido mucho que ver su participación, desde el segundo curso, en el grupo de investigación “Department of Production and Animal Health General Veterinary Health and the Sciencie and Technology of Food Product”.

 Cada vez más son los alumnos que deciden tomar caminos “diferentes” a los establecidos en primera instancia por sus carreras. Tomar una vía alternativa a las clásicas salidas profesionales que, en principio, una especialidad universitaria ofrece. Este es el caso de María Aurora Colvee, una estudiante del Grado en Veterinaria de la Universidad CEU Cardenal Herrera que decidió durante sus estudios en la Universidad y a través de las distintas actividades que se ofrecen, probar suerte en otro ámbito de la salud animal.

“Desde segundo de carrera estuve colaborando con el grupo de investigación “Department of Production and Animal Health General Veterinary Health and the Sciencie and Technology of Food Product”, en concreto en el grupo de microbiología, con el que me fui acercando al mundo del laboratorio al mismo tiempo que al mundo de la avicultura, asistiendo a congresos del sector y presentado trabajos del grupo de investigación. Todo el esfuerzo realizado con el grupo, nos sirvió para dar un perfil concreto a la hora de la entrevista”, así lo ha explicado María Aurora Colvee, que ahora trabaja en CEVA como técnico especialista en Avicultura.

Para la antigua alumna de la CEU-UCH, se trata de un trabajo “donde tienes tus responsabilidades y eres autónoma. Es cuando llega la hora de la verdad y para lo que te has estado preparando durante esos cinco años de carrera”. Durante ese periodo académico la veterinaria aprendió muchas cosas, de ellas la más importante, ha recalcado, “es ser veterinaria”, pero también “el esfuerzo que hacen los profesores, que te insisten en que no pares de hacer otras cosas a parte de la carrera. Las cosas más importantes diría yo que son los idiomas, el hecho de no haber parado de hacer actividades extracurriculares como prácticas y colaboraciones, y asistir a congresos y simposios del sector que te interesa”.

La veterinaria es una profesión maravillosa y hay que saber disfrutar de ella”

Colvee ha asegurado que en la Veterinaria cada vez hay más retos, pues “no solo un veterinario sabe de enfermedades, sino que hay que aprender a orientar nuestra profesión al cliente. Además, se abren cada vez más nuevos caminos como son la gestión y administración, pero no dejando de ser veterinarios”.

La veterinaria es una profesión maravillosa y hay que saber disfrutar de ella y sacarle el máximo partido, por lo que animo a los estudiantes a que no tengan miedo y que apuesten por algo y lo persigan ya que el esfuerzo siempre merece la pena