• Estudiantes de Magisterio reciben talleres especializados de reanimación cardiopulmonar y de actuación ante atragantamientos por miembros de la Escuela de Salud CEU
Estudiantes de Magisterio recibiendo formación para actuar ante un atragantamiento, una pérdida de conciencia o una parada cardiorespiratoria de un escolar

“Los alumnos de Magisterio pasan mucho tiempo con los niños en diversas situaciones, muchas de ellas con un potencial riesgo de lesiones. Por eso, los cinco primeros minutos después de un accidente, atragantamiento o traumatismo son de vital importancia. Y ellos van a ser los que tengan que atender, en primer lugar, a los alumnos afectados”.  Para conseguir que los futuros maestros sepan actuar ante un atragantamiento, una pérdida de conciencia o una parada cardiorespiratoria de un escolar, integrantes de la Escuela de Salud CEU, dirigidos por la profesora Begoña García Pastor, han impartido diversos talleres especializados a alumnos del doble grado de Educación Infantil y Primaria.

Actuar con buenas destrezas ante un atragantamiento o una pérdida de conciencia o una parada cardiorespiratoria es vital para que se pueda resolver el problema con el menor de los impactos sobre la calidad de vida posterior del niño

Esta iniciativa, promovida por los profesores, Manuel Tirado y Pedro Miralles, pretende capacitar a los alumnos de Magisterio en habilidades básicas para poder actuar ante una emergencia en el aula. “Actuar con buenas destrezas ante un atragantamiento o una pérdida de conciencia o una parada cardiorespiratoria es vital para que se pueda resolver el problema con el menor de los impactos sobre la calidad de vida posterior del niño. Así, el equipo de futuros docentes, podrán actuar de forma adecuada, mientras esperan la llegada de los equipos de emergencia sanitaria”, asegura Marina Leal, coordinadora de la Escuela de Salud CEU en Elche.

Durante el taller se simulan situaciones de riesgo en las aulas de Infantil y Primaria

Para Manuel Tirado, que ha integrado esta formación en su asignatura «Infancia, Salud y Alimentación», pone en valor estos conocimientos para los futuros profesionales de la Educación, ya que “de su rápida y correcta actuación va a depender que un alumno consiga aguantar la llegada de una ambulancia en las mejores condiciones. Es por eso que, después de tantas ediciones, seguimos entendiendo la necesidad de formar a los docentes en este aspecto”.