• El experto en bioética y profesor del CEU Emilio García ha alertado de la proliferación de los “vulnerables estéticos”

Emilio García, profesor de bioética del CEU y experto en el estudio de la vulnerabilidad de los pacientes estéticos, ha alertado de las consecuencias que tiene para la salud pública el ideal de belleza que rige actualmente en la sociedad. “Aumentan las colas en ambulatorios y clínicas para tratar anorexias/bulimias, vigorexias, dismorfias, depresiones, alteraciones postoperatorias de cirugías estéticas… tristes desequilibrios fruto de la obsesión por una belleza virtual”, ha asegurado el ponente durante su intervención en el ciclo divulgativo del CEU de Castellón “Educar para la salud”.

“En los cerebros de mujeres y hombres, ha advertido el investigador del CEU, se impacta sistemáticamente la idea de que su valor esencial depende mucho de su capacidad de adelgazar y de embellecerse. Pero alcanzar cuerpos y torsos puros y lisos exige la dependencia de la depilación láser, las liposucciones y abdominoplastias, dietas extremas y gimnasios”, ha añadido.

“La mayor corrupción de la belleza consiste en generar mujeres y hombres frustrados y fracasados que han sido rechazados por no poseer un físico acorde con un ideal estético dominante e inalcanzable para la mayoría de la humanidad. El resultado de proponer modelos de belleza espectaculares -fantasmas- es inhumano, porque condena a la desesperación a muchos que los contemplan. Deberíamos frenar este falso mito de la belleza generador de un nuevo tipo de vulnerables: el vulnerable estético”, ha concluido el experto.