Ángel Altuna, Irene Villa, Javier Mina y Joseba Arregui participan como ponentes

Irene Villa, durante su participación en el ciclo "La libertad soñada".

La Universidad CEU Cardenal Herrera ha celebrado en Elche una nueva edición del ciclo de conferencias que desde 2001 dedica anualmente al análisis de la lucha antiterrorista en España y la situación de las víctimas. Este año, bajo el título “La libertada soñada”, han participado en las sesiones cuatro ponentes: Ángel Altuna, psicólogo, miembro de COVITE e hijo de víctima de ETA; Irene Villa, periodista y psicóloga; Javier Mina, ensayista, columnista, miembro de ‘Basta Ya’ y guionista del documental ‘Joseba Pagazaurtundua’; y Joseba Arregui, ex consejero de Cultura del PNV y profesor universitario.
Entre las ponencias ha destacado el testimonio de Irene Villa, víctima, junto a su madre, de un atentado terrorista en 1991, cuando tenía 12 años. “Lucho por preservar la memoria, la dignidad y la justicia, lo defienda el partido que lo defienda”, ha asegurado Villa, que se mostró contraria a la negociación con ETA: “Creo en el derecho a la vida y en los derechos humanos, pero no en la negociación con los terroristas. Dar esperanza, voz y aliento a la banda terrorista no es la solución para acabar con el problema”.
Con respecto a su experiencia personal como víctima del terrorismo, Irene Villa señaló que la clave para poder sobrevivir es perdonar: “Mi madre me dijo que teníamos dos opciones: vivir siempre amargadas o superarlo pensando que ya nacimos así”. Según la periodista, “las víctimas hemos demostrado una libertad moral impresionante, y así tiene que seguir siendo”.
En el ciclo también se ha presentado el libro de Ángel Altuna, psicólogo, miembro del Colectivo de Víctimas del Terrorismo (COVITE) e hijo de Basilio Altuna, asesinado por ETA en 1980. Altuna es coautor de una guía titulada “Orientación Psicoeducativa para víctimas del terrorismo de 2ª y 3ª generación”, en la que se recogen las fases que atraviesa una persona que haya sufrido los efectos de la violencia terrorista. Su aportación a esta obra se ha realizado desde una triple perspectiva: la experiencia como hijo de víctima de ETA, su condición de psicólogo y su amplio conocimiento de la situación que viven muchas víctimas del terrorismo.