Esta es la “Historia de un disfraz”, ese que, según narra este cuento, nos ponemos (o nos poníamos) los “mayores” para afrontar nuestro día a día “el que nos ayudaba a sentirnos seguros, pero nos hacía olvidar lo importante”. Esta es, sobre todo, la historia de cómo nació un cuento sobre valores, sobre lo que de verdad importa, pensado para compartir en estos días de confinamiento. Una idea de la profesora de la Universidad CEU Cardenal Herrera Mª Dolores Guerrero pensada para ayudar a los más pequeños a comprender la situación que vivimos hoy y, a la vez, para invitar a todos a reflexionar sobre el valor real de las cosas y las personas.

https://www.wevideo.com/view/1669768044

“En esta historia, todos somos iguales y nos sentimos más iguales que nunca”

  • ¿Cómo surgió “Historia de un disfraz”?
  • Fue una idea surgida a partir del devenir de las noticias al inicio del periodo de confinamiento. Percibía que esta pandemia, estaba impactando de un modo muy nuclear tanto a mayores como a los pequeños, y se me ocurrió crear “un algo” como herramienta de “ventilación emocional” a través de la cual los pequeños pudieran expresar aquello que les acontecía por dentro al ver a sus papás preocupados y escuchar noticias alarmantes en los medios o en las conversaciones ordinarias…Quise hacer partícipe también a familiares y amigos y reflejar este sentir para poder ser compartido en familia.
  • Toda la familia habéis participado en este audiocuento
  • Sí, fue una idea que desde el inicio compartí con mis hijas, y ellas han colaborado ilusionadas eligiendo las imágenes, narrándolo y cantándolo. También he reflejado las ideas y los sentimientos de otras personas de nuestro entorno, niños, que a través de dibujos, palabras o vídeos nos hacían llegar su sentir. Rafa, mi marido también quiso colaborar con la guitarra. Ha sido una experiencia muy divertida y bonita.
  • Un audiocuento sobre valores y emociones que ya supera las 200 reproducciones, ¿este confinamiento nos ha hecho mirar más a nuestro interior?
  • Creo que esta situación nos ha permitido ver el valor que de verdad tienen las personas. Ha recolocado en su punto exacto la escala de valores de cada uno. Hay muchas personas que se pueden ver reflejadas con el disfraz del cuento y con esa idea de iniciar una nueva etapa sin disfraz. Para cada cual, el disfraz tiene un significado diferente.

  • Aunque eres profesora de Farmacología, no es la primera vez que trabajas en el desarrollo de habilidades emocionales, recuerdo recientemente un proyecto de innovación docente sobre Inteligencia emocional para mejorar la atención a los pacientes
  • Si, en el aula es importante trasladar la asignatura a un contenido experiencial. Hace que el aprendizaje sea perdurable. Creo que el aprendizaje emocional es el gran olvidado en la educación. Sin embargo, lo tengo muy presente en mi vida y en mi forma de ver el mundo.
  • ¿Qué lecciones te deja esta situación?
  • Dos fundamentales, la primera el agradecimiento a la oportunidad de estar vivos, de estar rodeada de quienes más quiero, agradecimiento con el ser humano que cada día se deja la piel por ayudar a otro… La segunda sería un fuerte sentimiento de solidaridad y conexión con la raza humana.
  • ¿Nos quitaremos el disfraz definitivamente o lo recuperaremos en unos meses?
  • Yo creo que cada crisis lleva una oportunidad encubierta, y esta es una oportunidad de aprendizaje sin igual que, aunque pareciera paradójico, la vida nos está brindando. Como siempre, depende de cada quien aprovechar esta oportunidad o dejarla pasar.

Gracias Mª Dolores y enhorabuena por la iniciativa!!