• Escolares de entre 3 y 18 años del Aula de Fisioterapia del CEIP Duque de Alba participan en diferentes sesiones en el Laboratorio de Análisis del Movimiento de la Universidad CEU Cardenal Herrera, que permiten conocer su evolución y la efectividad de los tratamientos fisioterápicos
  • El CEIP Duque de Alba es un centro ordinario que atiende a la diversidad. Recientemente, ha sido distinguido por su programa de aprendizaje comprometido con la inclusión educativa

El Laboratorio de Análisis del Movimiento de la Universidad CEU Cardenal Herrera (LIAMCEU) colabora con el Aula de Fisioterapia del CEIP Duque de Alba (Almansa), en la atención a los niños y jóvenes con discapacidad. Estudiantes de la asignatura Análisis del Movimiento Humano junto con el profesor del Grado en Fisioterapia, Javier Martínez Gramage, realizan análisis biomecánico de la marcha a escolares de entre 3 y 18 años que acuden al Aula. Unas pruebas que permiten obtener una visión completa y actualizar, si procede, su tratamiento fisioterápico.

Son muchos los alumnos del Aula de Fisioterapia que han pasado por el Laboratorio de Análisis del Movimiento del CEU, donde se han realizado análisis de la marcha, análisis del equilibrio….Estas pruebas, nos ofrecen una visión real de la situación y evolución de los niños. Se tratan de pruebas muy específicas, y a través de esta colaboración con el Laboratorio del CEU accedemos a una tecnología que nos ofrece una visión muy clara de cuál es el tratamiento a seguir, una visión completa y actual de cómo está el niño” ha explicado Beatriz Ochoa, fisioterapeuta escolar del Aula de Fisioterapia del CEIP Duque de Alba.

 

Este Aula atiende a escolares de entre 3 y 18 años, derivados de 11 colegios e institutos, además de otros niños y jóvenes de Almansa. Se trata de escolares con diferentes discapacidades, principalmente escolares con parálisis cerebral, enfermedades raras…. Beatriz Ochoa ha señalado que a través de la colaboración con la CEU UCH muchos estudiantes obtienen un análisis completo del movimiento, “estas pruebas nos permiten ajustar el tratamiento, así como derivar a los escolares a otros centros especializados, según sus necesidades”.

 “Estamos muy satisfechos de esta colaboración, tanto nosotros desde el CEIP, como las familias de los niños que están participando en las sesiones con los fisioterapeutas de la Universidad CEU Cardenal Herrera

El equipo de Orientación del CEIP Duque de Alba, al que pertenece la fisioterapeuta escolar, trabaja en la atención a los escolares con necesidades educativas especiales. Entre sus principales tareas: asesorar al alumnado, tutores y familias en todo el proceso de aprendizaje; colaborar en la prevención y atención de dificultades de aprendizaje, asegurar la continuidad formativa a través de las diferentes etapas, participar en las actividades para la mejora de la convivencia en el centro y resolución pacífica de conflictos, realizar tareas de seguimiento, así como promover la cooperación entre escuela y familia.

Un centro comprometido con la integración

El CEIP Duque de Alba es un centro ordinario que atiende a la diversidad, y que se ha convertido en un referente por su compromiso con la integración. La labor de los profesores del CEIP ha sido recientemente reconocida por el Gobierno de Castilla La Mancha, por el proyecto de aprendizaje cooperativo (Cooperar para aprender / aprender para cooperar), una iniciativa para facilitar que todos los alumnos, con independencia de sus capacidades, puedan aprender juntos.

LIAMCEU

El Laboratorio de Investigación en Análisis de Movimiento (LIAMCEU) está integrado en la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad CEU Cardenal Herrera. El profesor del Grado en Fisioterapia Javier Martínez Gramage, responsable de este laboratorio, ha explicado que se trata de un proyecto innovador, que tiene un triple objetivo: docente, investigador y de servicio a la sociedad.

A través de las sesiones que se desarrollan en el laboratorio, podemos analizar el movimiento de forma eficiente y eficaz, y en este sentido, colaborar en materia de prevención de futuras secuelas músculo-esqueléticas, así como mejorar la calidad de vida de los niños y niñas con alteraciones en su neurodesarrollo, facilitando su integración y normalización” ha subrayado.