• El objetivo es anticipar posibles situaciones que el futuro fisioterapeuta puede encontrarse, con el objetivo de actuar de la manera más aséptica, profesional y humana posible”, ha subrayado Mª José Segrera, fisioterapeuta en UCI y profesora de Fisioterapia de la CEU UCH

Estudiantes de 3º del Grado en Fisioterapia de la Universidad CEU Cardenal Herrera en Valencia están participando en sesiones prácticas para reforzar conocimientos y habilidades en la atención al paciente con COVID en una Unidad de Cuidados Intensivos.

Se trata de una práctica de Fisioterapia en el paciente crítico, en el marco de la asignatura Fisioterapia en Especialidades Clínicas II, donde se presentan las funciones del fisioterapeuta en una Unidad de Cuidados Intensivos, desde intervenciones en pacientes con patología cardiorrespiratoria, hasta evaluación de monitorización y dispositivos de ventilación mecánica. 

“En este contexto, las sesiones prácticas se han actualizado durante el vigente curso académico, incorporando el manejo del paciente con COVID”, han subrayado los profesores Mª José Segrera y Fran Ferrer, responsables de la asignatura.

En nuestro país, el fisioterapeuta no es una figura habitual en la UCI. Sin embargo, Mª José Segrera, fisioterapeuta en UCI y profesora de la CEU UCH, ha recordado que la labor de los fisioterapeutas en estas Unidades permite una recuperación más rápida de los pacientes respiratorios.

“El fisioterapeuta en la UCI tiene la doble función de lograr la recuperación pulmonar y funcional del paciente”

En las sesiones prácticas, los alumnos de la CEU UCH aprenden a poner y retirar un Equipo de Protección Individual (EPI) de la forma más aséptica, evitando cualquier tipo de contaminación propia o a terceros.

El objetivo es anticipar posibles situaciones que el futuro fisioterapeuta puede encontrarse una vez titulado, con el objetivo de actuar de la manera más aséptica, profesional y humana posible”

Fisioterapia respiratoria, un campo emergente en el mundo sanitario

El profesor Fran Ferrer ha recordado que la fisioterapia cardiorrespiratoria, pese a llevar aplicándose durante décadas y a la evidencia científica que la respalda, está poco desarrollada en España. “En la actual coyuntura, la labor de un fisioterapeuta en la UCI va mucho más allá de la necesaria realización de técnicas respiratorias, aumentos de capacidades pulmonares y drenaje de secreciones», ha subrayado.

«Es nuestra misión trabajar aspectos mucho más integrales del paciente, como la prevención de complicaciones adquiridas en la UCI, el aumento de las capacidades funcionales y, sobre todo, la calidad de vida relacionada con la salud»

«Nunca debemos olvidar el principio fundamental de cualquier sanitario, que en estas situaciones críticas cobra más importancia que nunca: la humanización de la atención al paciente”, ha destacado Ferrer.

La Universidad CEU Cardenal Herrera cuenta desde hace tres años con un Servicio de Fisioterapia Cardiorrespiratoria. Una iniciativa de la Facultad de Ciencias de la Salud que permite la evaluación y el tratamiento de pacientes cardiorrespiratorios, y está desarrollado por los profesores del Departamento de Fisioterapia y estudiantes de 4º del Grado en Fisioterapia de la Universidad.

La realidad en la UCI

Patricio Alba, alumno de 3º del Grado en Fisioterapia, ha valorado positivamente estas sesiones prácticas. “La profesora Segrera ha compartido su experiencia en la UCI, con los pacientes. Creo que las sensaciones que nos ha transmitido deberían tenerlas todos, para darse cuenta de la responsabilidad que tenemos. Experiencias duras pero que son la realidad. Vamos a ser fisioterapeutas en año y medio, y quién sabe si estaremos en la Unidad de Respiratorio o en UCI, ha subrayado.

Artículo anteriorNavarro de Luján, presidente de la Xarxa Vives d’Universitats
Artículo siguienteLunes, 23 de noviembre de 2020