Luis Cayo Pérez Bueno se ha reunido con los investigadores de la CEU UCH que integran el Instituto ODISEAS de Observación de la Discapacidad y la Enfermedad para la Accesibilidad Social, desde diversos ámbitos académicos

Josep Solves, director del Instituto ODISEAS de la CEU UCH, y Luis Cayo Pérez Bueno, presidente del CERMI, en la sede del Palacio de Colomina-CEU.
Josep Solves, director del Instituto ODISEAS de la CEU UCH, y Luis Cayo Pérez Bueno, presidente del CERMI, en la sede del Palacio de Colomina-CEU.

Casi cuatro millones de españoles, cerca del 10% de la población, sufre algún tipo de discapacidad en España, según cifras del último estudio oficial publicado en 2008. El presidente del Comité Español de Representantes de personas con discapacidad (CERMI), Luis Cayo Pérez Bueno, ha destacado la necesidad de actualizar estos estudios en su encuentro con los profesores investigadores de la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia que integran el Instituto ODISEAS, de Observación de la Discapacidad y la Enfermedad para la Accesibilidad Social. El objetivo de su reunión, celebrada con motivo del Día Internacional y Europeo de las Personas con Discapacidad, ha sido conocer las líneas prioritarias de investigación en torno a la discapacidad que el CERMI requiere, para desarrollarlas desde la CEU UCH de forma coordinada entre distintas disciplinas, como la educativa, la jurídica, la económica, la sanitaria o la mediática.

“Desde el CERMI podemos facilitar a los investigadores en ámbitos relacionados con la discapacidad el mejor contacto con la población objeto de estudio, prescribir los temas más necesarios que hay que investigar o favorecer la creación de equipos”, destaca Luis Cayo Pérez Bueno. “A veces nos proponen investigar temas que no son prioritarios o que ya están estudiados. Por eso, pedimos la creación de un repositorio de investigación en materia de discapacidad al Ministerio de Ciencia, Investigación y Universidades”.

Educación inclusiva y apoyo jurídico

En el encuentro con los expertos del Instituto ODISEAS de la CEU UCH, el presidente del CERMI ha reclamado el diseño de recursos pedagógicos para que el derecho a la educación inclusiva, reconocido en la Convención de Derechos de las Personas con Discapacidad de 2006, ratificado por España en 2008, sea un derecho efectivo. “La educación especial es contraria a los derechos humanos, solo vale la educación inclusiva; el debate jurídico está zanjado en este sentido. Pero necesitamos dotar a los profesores de ‘mochilas’ de soluciones, a la carta e individualizadas si es necesario, y de recursos para que este derecho fundamental sea efectivo en los centros educativos”, ha destacado.

Desde el punto de vista jurídico, Luis Cayo Pérez Bueno ha señalado: “Las personas con discapacidad tenemos derechos fundamentales reconocidos que no podemos ejercer por falta de accesibilidad, por barreras físicas y de comunicación. Somos un movimiento de Derechos Humanos que chocan con sistemas preexistentes que no quieren cambiar. El reconocimiento de derechos requiere aún de apoyo jurídico para que se hagan efectivos”, ha destacado en la CEU UCH. Por eso, ha animado también al ámbito universitario a orientar a los estudiantes al ejercicio profesional en las organizaciones sociales y del tercer sector que trabajan en este ámbito.

En cuanto a la visibilización de las personas con discapacidad, el presidente del CERMI ha señalado en su encuentro con los investigadores de la CEU UCH: “El discurso de la sensibilización me hiere, porque no se trata de caerle bien a nadie para que se fijen en nosotros, se trata de hacer efectivos nuestros derechos. Estar en la agenda política no debería ser una cuestión de sensibilidad”. Para Luis Cayo Pérez Bueno, “la discapacidad es todavía una condena y no un rasgo de una parte importante de la población. Que las personas con discapacidad estemos en la escuela y en el medio social es la mejor forma para que no hagan falta campañas de visibilización”. En este sentido, el acceso a las relaciones sociales, a través del ocio, el deporte o la cultura accesibles, es necesario para combatir el aislamiento y la soledad no deseada, que es una de las principales demandas de las personas con discapacidad y centra el Manifiesto del CERMI con motivo del Día Internacional de este año 2019.

Enfoque multidisciplinar y aplicado

Según destaca el director del Instituto ODISEAS de la CEU UCH, el profesor Josep Solves, organizador del encuentro con el presidente del CERMI, “en la reunión con Luis Cayo Pérez Bueno hemos podido identificar áreas prioritarias de investigación para orientar nuestro trabajo académico, desde una perspectiva multidisciplinar y también lo más cercana posible a las personas y las realidades concretas en el ámbito de la discapacidad en nuestro entorno. Ya lo hicimos así hace un año en la reunión con el secretario general del Consejo General de la ONCE, Rafael de Lorenzo, y queremos seguir en contacto con las principales organizaciones que representan a las personas con discapacidad en España para que sean ellas quienes orienten nuestro trabajo”.

Entre los investigadores participantes, se han sumado a este encuentro los profesores de la CEU UCH Ana Pérez, de Ciencias de la Educación; Javier Martínez Gramage, director del LIAMCEU de Fisioterapia; Katia Esteve, de Ciencias Políticas; María Miranda, del Dpto. en Farmacia, Beatriz Perelló, de la OTRI, y Lina Prats, responsable de la Unidad de Atención a Personas con Discapacidad. También asistieron al encuentro con el presidente del CERMI representantes de diversas organizaciones del ámbito de la discapacidad, como la ONCE-CV, ALCE Valencia, Elphis Granada, la Asociacion Phelan-McDermid y CERMI-CV.

Los investigadores del Instituto ODISEAS de la CEU UCH, con el presidente del CERMI, Luis Cayo Pérez Bueno, en su encuentro con motivo del Día Internacional de las Personas con Discapacidad.
Los investigadores del Instituto ODISEAS de la CEU UCH, con el presidente del CERMI, Luis Cayo Pérez Bueno, en su encuentro con motivo del Día Internacional de las Personas con Discapacidad.