• El pasado 26 de septiembre, día de la firma del acuerdo de paz entre el gobierno colombiano y las FARC tras 52 años de conflicto, el Palacio de Colomina CEU acogió una mesa redonda para reflexionar sobre este acontecimiento histórico.

La jornada pedagógica sobre el acuerdo final para la terminación del conflicto en Colombia y la construcción de una paz estable y duradera, organizada por la Facultad de Derecho, Empresa y Ciencias Políticas del CEU y por el Consulado General de Colombia en Valencia, contó con la participación de Jairo Romero, ex integrante del M19 y posteriormente víctima de grupos paramilitares a raíz de su lucha por la igualdad de derechos y la integridad de las personas; Lucía González, miembro de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz; y la profesora de Derecho Internacional del CEU Ruth Abril. Los ponentes fueron presentados por el decano Joaquín Marco y por el cónsul de Colombia en Valencia, Felipe Carreño.

jornada-acuerdo-paz-colombia-ceu

A lo largo de la jornada, los intervinientes, cada uno desde su área, abordaron diferentes cuestiones relacionadas con el conflicto y con el proceso de paz que ha desembocado en el acuerdo que el pueblo colombiano decidirá si ratifica este domingo en plebiscito.

Un acuerdo que Lucía González calificó de «excepcional, complejo y completo», y que no solo pone fin al conflicto «sino que es un instrumento para construir equidad y profundizar en la democracia, una deuda que tenía nuestro país desde hace 30 años».

acuerdo-paz-colombia-jornada-ceu

La representante del Alto Comisionado destacó, además, que es la primera vez en la historia de Colombia en que las víctimas están en el centro de una negociación «y la primera vez que se hace memoria de la guerra«. «Es también el primer acuerdo que tiene una perspectiva de género y de etnia«, añadió. «Lo que queda es muy largo, porque hay que hacer una transformación cultural profunda por la exposición de los colombianos a tantos años de violencia», advirtió Lucía González. «Y este domingo, concluyó la experta, los colombianos tenemos un reto histórico, el más importante que vamos a vivir como generación».