Cristina Velilla: del CEU a una de las “Big Four”

12221

Estudia 4º del doble grado en Dirección de Empresas y Marketing y es la delegada de la Universidad y de la titulación de ADE. Dos retos enriquecedores, sin duda, para despedirse de su etapa en el CEU. Pero lo mejor está por venir: en cuanto se gradúe, se incorpora a la plantilla de Deloitte. Se llama Cristina Velilla. Y en esta entrevista comparte, entre muchas otras cosas, cómo lo ha conseguido.

Empezarás a trabajar en Deloitte cuando acabes tu doble grado este curso. Cuéntanos cómo lo has logrado.

Yo estaba interesada en hacer prácticas en una de las Big Four y vi que Deloitte ofrecía la posibilidad de participar en Deloitte Summer Experience, para disfrutar de una semana aprendiendo con ellos en Madrid, así que me presenté.

Fui una de las 100 estudiantes españolas seleccionadas, de entre los 16.000 que presentaron su curriculum. Allí nos daban clases de auditoría, riesgos, sistemas financieros… lo que más nos interesaba a cada uno, y luego teníamos que resolver casos prácticos en grupo.

Mientras recibíamos las clases, había 2 o 3 personas de Recursos Humanos que nos iban evaluando. En septiembre recibí un correo de Deloitte diciéndome que hiciera una entrevista. La superé y ahora tengo la oportunidad de incorporarme en cuanto acabe mis estudios.

La alumna del CEU con otros seleccionados en Deloitte Summer Experience

¿Qué crees que ha pesado para tu selección?

Supongo que tanto el expediente académico como las experiencias profesionales que he tenido durante los años académicos. Creo que valoraron mis prácticas, tanto nacionales como internacionales.

Creo que este trabajo va a suponer un gran enriquecimiento personal y profesional, pues Deloitte es una de las empresas más valoradas en el mundo de la auditoría

¿Unas prácticas gestionadas por el CEU?

Sí. Prácticas internacionales en Inglaterra y prácticas nacionales en departamentos financieros en empresas como BBVA. Además, el año pasado participé en un concurso internacional de marketing“Markstrat”, organizado por varias universidades, en el que tuve la posibilidad de representar al CEU, siempre contando con el apoyo de mis profesores.

¿Qué crees que te va a aportar este trabajo? 

Creo que va a suponer un gran enriquecimiento personal y profesional, pues es una de las empresas más valoradas en el mundo de la auditoría.

Para seleccionarme creo que pesó mi expediente y las prácticas que hice, a través del CEU, en Inglaterra y en departamentos financieros en empresas como BBVA

¿Cuáles son tus retos futuros? 

A largo plazo quiero trabajar en un puesto donde me guste lo que hago y pueda desarrollar mis habilidades.

Disfrutando de un verano diferente en Deloitte

¿Y en el presente, en tu faceta de delegada?

Intento transmitir todas las sugerencias de mis compañeros para lograr mejoras. Soy consciente de que esta tarea no siempre es fácil, ya que se tiene que llegar a un consenso entre los estudiantes y la universidad y, a veces, te encuentras con intereses enfrentados. No obstante, intento siempre tender puentes para que se pueda llegar a un acuerdo final.

Para mí el CEU ha sido como mi segunda casa, donde mis compañeros han pasado a formar parte de mi vida y he encontrado siempre apoyo por parte de mis profesores

Además, hay que atender a la dimensión internacional del CEU, que cada vez cuenta con un mayor número de estudiantes de otros países. En este sentido, desde la delegación se trabaja conjuntamente con Campus Life, para que estos alumnos se sientan igualmente integrados.

La delegada, junto a otros representantes estudiantiles y la rectora del CEU

¿Algún consejo para alumnos preuniversitarios o de primeros cursos?

Si tuviese que dar un consejo a aquellos estudiantes que están pensando elegir entre un grado o un doble grado, yo les animaría a qué se decantasen por la segunda opción. Soy consciente de que requiere un mayor esfuerzo, pero a la larga los estudiantes que cuenten con una doble titulación tienen más posibilidades laborales y un mejor futuro profesional.

Y para aquellos que estén en cursos inferiores: que no pierdan el entusiasmo y las ilusiones de alcanzar sus sueños. Que al final todos los esfuerzos se ven recompensados.

En tu caso, se cumple esta máxima, desde luego. Hablemos del CEU. ¿Qué valoras más de esta universidad?

Sobre todo el contacto cercano que se tiene con los profesores, que aportan su experiencia profesional y siempre están dispuestos a escuchar y solucionar cualquier duda que tengas.

Para mí el CEU ha sido como mi segunda casa, donde mis compañeros han pasado a formar parte de mi vida y he encontrado siempre apoyo tanto académico como profesional por parte de mis profesores.

Como delegada, intento atender a la dimensión internacional del CEU, que cada vez cuenta con un mayor número de estudiantes de otros países, trabajando conjuntamente con Campus Life

Pues a disfrutar y seguir aprendiendo en este último tramo universitario y en tu inminente trabajo en Deloitte. Muchas gracias.

A vosotros.