Aún no se ha graduado, pero su experiencia humanitaria en Filipinas ha suscitado el interés de numerosos profesionales sanitarios. Marta de la Asunción, estudiante de sexto de Medicina, ha participado en las jornadas de Cooperación organizadas por el Colegio de Médicos de Valencia. Allí ha explicado el proyecto Medipinas: la misión humanitaria de Medicina del CEU.

¿Cómo surge la iniciativa de contar el proyecto Medipinas en estas jornadas?

El Colegio de Médicos organiza cada año unas jornadas de cooperación, donde viene gente de diversos ámbitos y pone en común numerosos proyectos solidarios.

Este año pensaron que estaría bien contar con el testimonio de gente joven que hablase de su vivencia en primera persona. Uno de los miembros del comité de cooperación sabía de mi viaje a Filipinas, y me ofreció formar parte de esta jornada.

La alumna de Medicina del CEU junto a responsables del Colegio de Médicos de Valencia

Tiene que imponer un poco dirigirte en público a profesionales…

He de reconocer que al principio estaba un poco nerviosa por la responsabilidad que tenía, pero conforme avanzaron las jornadas me sentía cada vez más cómoda, ya que también contaba con el apoyo de algunos de mis compañeros de Medipinas.

‘Medipinas fue la experiencia más gratificante de mi vida. Son muchas emociones juntas vividas muy intensamente que te hacen ver otra realidad de la que no eres consciente hasta que no la vives’

¿Crees que gustó el proyecto?, ¿satisfecha?

Sí. La valoración en global fue muy positiva, ya que dimos a conocer el proyecto de Medipinas ante profesionales de distintos campos. Intenté transmitir mis emociones y los objetivos de dicho proyecto. Y al final de la exposición se interesaron y me hicieron varias preguntas.

¿Qué te aportó escuchar otros proyectos solidarios y compartir experiencias similares a las vuestras?

Fue muy enriquecedor. Estas jornadas me han dado una visión más amplia de lo que es la cooperación. Considero que está muy bien fomentar estos encuentros para concienciar a la población de que existe otra realidad que no podemos olvidar.

La futura médica durante su exposición en la entidad colegial

Participaste en la tercera expedición de Medipinas. ¿Qué te aportó esta vivencia?

Sin duda diría que fue la experiencia más gratificante de mi vida, tanto a nivel profesional como personal. Son muchas emociones juntas vividas muy intensamente que te hacen reflexionar y poder ver otra realidad de la que no eres consciente hasta que no la vives. Se lo recomiendo a todo el mundo.

¿Volverás?

Este año no, ya que estoy en sexto y me quiero centrar en la preparación del MIR y en el Prácticum. Pero, sin duda, sí me gustaría volver en un futuro próximo.

‘Para ser un buen médico, el trato con las personas debe ser primordial, no vale solo con saber curar’

¿Crees que la experiencia Medipinas te ayudará a ser una médico mejor?

Sí, estoy segura de ello. Las misiones solidarias son proyectos muy humanos, en los que tienes que empatizar con la población local de una manera diferente.

En mi opinión para ser un buen médico, el trato con las personas debe ser primordial, no vale solo con saber curar.