Aunque en los últimos años se ha producido un descenso en la prevalencia de la caries a nivel general, son muchos los niños y niñas que acuden a la Clínica Dental con esta patología. La Dra. Marta Ribelles, coordinadora del Máster en Odontopediatría Integral de la Universidad CEU Cardenal Herrera, señala que son la higiene y la dieta, dos de los factores fundamentales en la prevención de esta enfermedad.

Lavarse los dientes, al menos dos veces al día, por la mañana y por la noche, es clave en la prevención de la caries, aunque lo ideal sería hacerlo tras cada una de las comidas. “Antes de los seis meses, es importante limpiar las encías de los niños y niñas, utilizando una gasa húmeda o un dedal de silicona para bebés, que podemos adquirir en las farmacias”, ha subrayado la experta. Y, en este sentido, ha recomendado realizar una primera visita al odontopediatra, antes de cumplir el primer año.

A partir de los seis meses, es importante adquirir un cepillo de dientes adecuado a la edad del niño, así como utilizar pasta dental con una concentración de flúor de 1000 ppm, “una información que viene reflejada en la parte posterior de los envases”.

Respecto a la dieta, la coordinadora del Máster CEU en Odontopediatría Integral ha recordado la importancia de enseñar a los niños y niñas a comer alimentos frescos y evitar los productos azucarados, “especialmente en las meriendas, que es cuando existe una mayor predisposición a comprar golosinas, bollería industrial u otros alimentos preparados, y donde no suelen cepillarse los dientes”.

Para la experta, la mejor forma de acompañar a nuestros hijos e hijas en la prevención de la caries es “servir de ejemplo, tanto en el seguimiento de una correcta higiene dental como en la apuesta por una dieta saludable”.