El Grupo de Investigación en Discapacidad y Comunicación (GIDYC) de la CEU UCH publica en la revista científica Studies in European Cinema su análisis sobre el filme XMILE, del director Miguel Ángel Font, pionero en incorporar los cinco sentidos a la proyección cinematográfica

Investigadores de la Universidad CEU Cardenal Herrera han publicado los resultados del estudio sobre el cortometraje multisensorial XMILE, obra del director valenciano Miguel Ángel Font, formado en Comunicación Audiovisual en la CEU UCH. Este corto fue pionero en la incorporación de los cinco sentidos a la proyección cinematográfica. La evaluación de la experiencia de los espectadores por parte del Grupo de Investigación en Discapacidad y Comunicación GIDYC de la CEU UCH, que lidera el profesor Josep Solves, ha permitido determinar en qué medida este tipo de cine favorece la accesibilidad de las personas con capacidades diferentes y, a su vez, mejora la experiencia sensorial de todos los espectadores que asisten a la proyección en las salas de cine.

El cortometraje XMILE, del director Miguel Ángel Font, incorporó de forma pionera los olores a la proyección y también una muestra de objetos y bebidas vinculados a la historia, además de mejorar los sistemas de audiodescripción al haberlos realizado desde la propia producción. Tal y como destaca su director, “XMILE ha sido el primer filme multisensorial que, además de verse y oírse, puede olerse, tocarse y probarse, gracias al compromiso con la accesibilidad de las más de 80 personas que integraron el equipo de este proyecto”. La innovadora propuesta de Font impulsó al GIDYC de la CEU UCH a estudiar los efectos en los espectadores de esta nueva experiencia cinematográfica, más allá de lo audiovisual, en un estudio sin apenas precedentes.

Metodología del estudio

Para evaluar el efecto de la proyección multisensorial de XMILE, especialmente la audiodescripción y el uso de los olores, los investigadores del GIDYC realizaron diversas rondas de cuestionarios entre los espectadores tras las proyecciones, con y sin los elementos multisensoriales que el filme incorpora, como los olores. Más de 240 personas, entre ellas algunas con discapacidades sensoriales como ceguera, sordera y sordoceguera, con la colaboración de sus guías-intérpretes, participaron en este estudio del GIDYC en las proyecciones de XMILE en los cines Kinépolis de Valencia y en otras salas, como el Teatro El Musical o la FNAC.

“Diseñamos los cuestionarios tras cada pase para poder evaluar cuál es el grado de percepción y disfrute del cine multisensorial entre las personas con y sin discapacidad”, destaca el profesor Josep Solves. La incorporación de olores a la proyección se ha evaluado mediante la escala EIC de empatía e identificación con los personajes. Se han medido también las dimensiones de resonancia personal y proximidad cultural en distintas preguntas del cuestionario, comparando los resultados de espectadores que han visto la proyección con olores con los de un grupo control, que vio XMILE sin este componente.

Mejor experiencia, más espectadores

Tras la evaluación de los cuestionarios y su análisis, los resultados de la investigación han sido publicados en la revista Studies in European Cinema, por los profesores de Periodismo y Comunicación Audiovisual de la CEU UCH Josep Solves y Begoña Siles, y Sebastián Sánchez Castillo, profesor de la Universitat de València (UV) y miembro del Grupo GIDYC. “La incorporación de nuevos sentidos al cine, como el olfato, no solo lo hace más inclusivo para personas con distintos tipos de discapacidad, sino que también mejora la experiencia de todos los espectadores, porque la vuelve multisensorial, más allá de lo estrictamente audiovisual. El cine accesible no es mejor solo para algunos, sino para todos”.

La investigación también apunta a la multisensorialidad del cine como una posible estrategia para aumentar espectadores: “El desafío del cine es volver a llenar las salas y la incorporación progresiva de experiencias nuevas en la proyección, como la de los olores, podría ser eficaz para incorporar al cine a los espectadores con discapacidad, incluso sordociegos totales, favoreciendo así su derecho a acceder a la cultura. Pero también puede contribuir, al mismo tiempo, a recuperar espectadores habituales, si atendemos a los resultados de satisfacción al analizar la experiencia pionera de XMILE”, destaca su director, Miguel Ángel Font.

Además del artículo en Studies in European Cinema, las conclusiones de esta investigación también se han incluido en uno de los capítulos del libro Nuevos retos de la discapacidad y la comunicación en la sociedad del conocimiento, editado por Tirant lo Blanch y coordinado por los profesores Solves y Sánchez Castillo.

Más información sobre el artículo “Step right up and take a whiff! Does incorporating scents in film projection increase viewer enjoyment?”, en Studies in European Cinema.

Artículo anteriorMartes, 31 de mayo de 2022
Artículo siguienteMiércoles, 1 de junio de 2022