• Estoy muy contenta con el CEU y con todas las personas que nos atienden en la Clínica Odontológica, Dolores, vecina de Burjassot y paciente de la Clínica de la CEU UCH desde hace más de una década 

La Clínica Odontológica de la Universidad CEU Cardenal Herrera ha reabierto sus puertas manteniendo los estándares de seguridad y calidad habituales, a los que se ha sumado un protocolo específico frente al COVID que ha sido auditado por Audelco y ha permitido obtener la calificación de Espacio Protegido.

El nuevo modelo de Universidad que la CEU UCH ha definido para el curso 2020-21, incluye entre sus ejes estratégicos la seguridad para estudiantes, profesionales y visitantes. Tanto en el campus de Valencia, como en Elche y Castellón, la Universidad ha acometido nuevas inversiones para garantizar la seguridad y la protección de la salud. Tras la auditoría llevada a cabo por Audelco en las últimas semanas, se han superado todos los requisitos y se han acreditado los procedimientos para convertir los espacios CEU en “Espacio COVID Protegido”. 

“Acompañamos a nuestros pacientes desde antes de llegar a la Clínica”

Todo el personal de la Clínica Odontológica, odontólogos, higienistas y recepcionistas cuentan con los equipos de Protección Individual correspondientes. Además, siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias y del Colegio de Odontólogos, la Clínica ha establecido nuevas medidas de bioseguridad tales como la organización de los espacios, reducción del número de sillones de atención y el número de citas, nuevos protocolos de relación entre pacientes y profesionales, entre otras.

“Los pacientes acceden después de un triaje previo por teléfono. Una vez en Clínica se controla el acceso con la toma de temperatura, desinfección de manos y calzado. En el sillón se colocan las gafas y los baberos de protección. Todo un protocolo de seguridad frente al COVID, que se suma a las medidas de higiene y desinfección habituales en la Clínica, con el que queremos seguir transmitiendo confianza a nuestros pacientes”, ha subrayado Cristina Águeda Tomé, directora de la Clínica Odontológica de la CEU UCH.

Dolores, vecina de Burjassot y paciente de la Clínica de la CEU UCH desde hace más de una década, ha recuperado su tratamiento en la Universidad en estos días.

“Para mi es una atención maravillosa, estoy muy contenta con el CEU y con todas las personas que nos atienden en la Clínica”

“Hay que normalizar. Acompañamos a nuestros pacientes desde antes de llegar a la Clínica, les explicamos cómo va a ser la acogida, y los pacientes más jóvenes se lo toman como un juego. Siempre les digo, aunque me veas así, te estoy sonriendo, ha destacado la directora de la Clínica Universitaria.

Una relación de confianza

En los meses de confinamiento, desde que se decretara el estado de alarma, la coordinadora clínica y los profesionales de la Clínica universitaria han atendido las urgencias, como es preceptivo en una actividad sanitaria.

“Hemos mantenido contacto telefónico con los pacientes que siguen tratamientos y con los que tenían cita solicitada, para preocuparnos por su salud y mantenerles informados”

La cercanía con el paciente es una seña de identidad de la Clínica Universitaria, por eso además en ese tiempo se ha mantenido relación con los pacientes, “hemos querido acompañar a los pacientes que, por circunstancias personales, se han sentido más aislados. Hemos intentado acompañar a nuestros pacientes, como lo hacemos siempre, pero en estos tiempos también a través del teléfono».

«Trabajamos con personas, y es importante, a pesar de las circunstancias, seguir cuidándoles, transmitir confianza”