María Fernández Cardona es antigua alumna de Odontología de la Universidad CEU Cardenal Herrera, donde actualmente cursa el Máster de Ortodoncia y Ortopedia Dentofacial. Odontóloga de vocación, comparte con Actualidad CEU su experiencia universitaria y su compromiso con la profesión.

“Siempre me han gustado la salud y los niños. Quise ser odontóloga y especializarme en Ortodoncia para ayudar a los más pequeños a sentirse cómodos en la Clínica, con los tratamientos. Para mi es fundamental conectar con el paciente, que confíen en ti”

  • María, ¿cómo has vivido estos meses atrás de confinamiento?

Tuve la suerte de poder volver a casa junto a mi familia, soy de Ibiza y estudio aquí en Valencia desde hace 7 años. El estar todos juntos creo que ha sido clave para llevar de la mejor forma posible esta situación nueva e incierta que hemos vivido, y ha permitido que pudiéramos reunirnos de nuevo todos unos meses.

Los primeros días del confinamiento, como todos imagino, no fue fácil acostumbrarse a no poder salir de casa, a no ver a la familia, amigos, a no hacer nuestras rutinas y tareas cotidianas, pero la situación que hemos vivido lo requería.  Por suerte, enseguida continuamos con la formación online y eso ayudó a crear una nueva rutina dentro de casa, la cual se convirtió en estos meses en una universidad, un gimnasio e incluso la terraza de un bar.

  • Y ¿cómo ha sido la experiencia online?

Ortodoncia y Ortopedia Dentofacial es un posgrado de dedicación exclusiva. La mayoría de nuestra formación es práctica, estamos en la Clínica Odontológica con los pacientes, con lo que el confinamiento había impedido que continuáramos avanzando con los tratamientos. No obstante, todos los profesores han tenido una dedicación plena y han tenido que reinventar la forma de enseñarnos. Hemos tenido clases teóricas, sesiones para revisar casos clínicos, hemos realizado búsquedas bibliográficas y, también, hemos tenido tiempo para adelantar nuestros trabajos de investigación de cara a finalizar el posgrado.

En la Clínica Odontológica de la Universidad, siempre se han atendido las urgencias. Si eran pacientes de Ortodoncia, desde la dirección de clínica y recepción, se avisaba al alumno responsable del caso para que estuviéramos informados y supiéramos, en todo momento, el tratamiento que se realizaba al paciente.

  • Has estudiado Odontología en el CEU y también la especialización, ¿cómo valoras la formación que ofrece la Universidad?

«Desde que hice la entrevista para acceder al grado de Odontología sabía que quería formar parte de la Universidad y formarme en ella»

Lo que más destaco y valoro es la cercanía de todo el profesorado y personal de la Clínica que hace que te sientas a gusto y te sientas como en casa. Las instalaciones y medios que nos ofrecen también son estupendas y cada año hay cambios que hacen que podamos formarnos con la tecnología más novedosa y puntera.

  • ¿Es importante la especialización en Odontología?

Actualmente se trabaja de forma multidisciplinar con un equipo especializado en el que cada profesional se dedica a realizar aquello en lo que está formado y realmente conoce, sin olvidarse, claro está, de la base que nos une a todos. Para trabajar de forma correcta es imprescindible una buena comunicación, organización y un mismo fin, que es, la salud oral del paciente.

«Creo que un programa de especialización es fundamental para profundizar y mejorar la técnica, así como para aprender a trabajar en equipo»

  • Mirando al futuro, ¿cómo te ves en unos años? ¿qué te gustaría hacer?

Una vez termine mi formación, me gustaría volver a Ibiza con mi familia y empezar a trabajar y coger experiencia en la Ortodoncia. A ser posible, me gustaría continuar la relación con la Universidad, no descarto el poder hacer un Doctorado en un futuro e incluso dedicarme a la docencia junto con la actividad clínica.  Estoy muy agradecida y orgullosa de mis padres que me han dado la oportunidad de formarme en una profesión que realmente me apasiona y me han apoyado en todo momento a seguir formándome y crecer como persona y profesional. También a mi tía que ha sido, y es, un ejemplo de persona y profesional a la que aspiro llegar a ser. Sin ellos, se que nada de esto hubiera sido posible.

 

Muchas gracias María y mucha suerte!!